Document - Colombia: Threats force human rights NGO to close

URGENT ACTION

AU: 140/13 Índice: AMR 23/024/2013 Colombia Fecha: 30 de mayo de 2013

ACCIÓN URGENTE

Las amenazas obligan a una ONG de derechos humanos a cerrar

Una destacada organización de derechos humanos de Colombia se ha visto obligada a cerrar tras recibir amenazas de un ataque inminente.

La organización de derechos humanos Grupo Interdisciplinario por los Derechos Humanos (GIDH) anunció el 24 de mayo, en un comunicado de prensa, el cierre indefinido de sus oficinas, situadas en la ciudad de Medellín, departamento de Antioquia, debido al temor ante un ataque previsto y a las amenazas contra ellos y contra las personas con las que trabajan. Los miembros del GIDH han recibido amenazas en persona y por teléfono en los últimos meses. El GIDH cree que las amenazas son debidas a su trabajo para llevar ante la justicia a los responsables de una serie de masacres perpetradas por paramilitares en connivencia con las fuerzas de seguridad en el municipio de Ituango, departamento de Antioquia, en la década de 1990.

El GIDH había informado al gobierno y a la Fiscalía General sobre las amenazas en noviembre de 2012. Las autoridades acordaron designar dos investigadores judiciales y un fiscal especial, de fuera de la región, para que investigaran las amenazas. También acordaron que se celebrarían reuniones en el municipio de Ituango, durante las cuales admitirían que no habían cumplido la sentencia dictada en 2006 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos que declaraba al Estado responsable de las masacres de Ituango. Las autoridades no han cumplido ninguno de esos dos acuerdos.

Escriban inmediatamente, en español o en su propio idioma:

expresando preocupación por la seguridad de los miembros de la organización de derechos humanos Grupo Interdisciplinario por los Derechos Humanos (GIDH) y por la de las personas con las que trabajan;

pidiendo a las autoridades que apliquen los acuerdos alcanzados con el GIDH en noviembre de 2012, que incluían una investigación exhaustiva e imparcial sobre un ataque previsto contra el GIDH y sobre las amenazas e intimidación sufridas por la organización, y que apliquen también la sentencia de 2006 de la Corte Interamericana;

instándolas a brindar protección efectiva a quienes la soliciten, de estricta conformidad con los deseos de los afectados;

recordándoles que deben cumplir con su obligación de garantizar que los defensores y defensoras de los derechos humanos pueden llevar a cabo su trabajo sin temor, tal y como establece la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos adoptada por la ONU en 1998.

ENVÍEN LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 11 DE JULIO DE 2013, A:

Presidente Juan Manuel Santos

Presidente de la República, Palacio de Nariño, Carrera 8 No.7-26

Bogotá, Colombia

Fax: +57 1 596 0631

Tratamiento: Excmo. Sr. Presidente Santos

Eduardo Montealegre

Fiscal General de la Nación

Fiscalía General de la Nación

Diagonal 22B No. 52-01 (Ciudad Salitre)

Bloque C Piso 4

Bogotá, Colombia

Fax: +57 1 570 2000 (cuando escuchen una voz grabada, marquen la extensión 2023)

Tratamiento: Estimado Sr. Fiscal General

Y copia a:

María Ángela Holguín �Ministra de Relaciones Exteriores

Ministerio de Relaciones Exteriores�Palacio San Carlos�Calle 10 No. 5-51�Bogotá, Colombia

Fax: +57 1 381 4742

Envíen también copia a la representación diplomática de Colombia acreditada en su país. Incluyan las direcciones de las sedes diplomáticas locales a continuación:

Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número fax Correo-e. Dirección correo-e. Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha antes indicada.

ACCIÓN URGENTE

Las amenazas obligan a una ONG de derechos humanos a cerrar

información ADICIONAL

El GIDH es una ONG de derechos humanos con sede en Medellín, departamento de Antioquia. Fue creada en el año 2000 por un grupo de defensores y defensoras de los derechos humanos que habían trabajado activamente en la seccional de Antioquia del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos – “Héctor Abad Gómez” (CPDH).

El presidente de la seccional de Antioquia del CPDH “Héctor Abad Gómez”, Jesús María Valle Jaramillo, fue asesinado a tiros en su oficina de Medellín el 27 de febrero de 1998. Anteriormente había recibido numerosas amenazas de muerte a causa de su trabajo de derechos humanos. Había condenado una serie de masacres cometidas por grupos paramilitares en el departamento de Antioquia en los meses previos, entre ellas un ataque paramilitar contra su localidad de residencia, Ituango, en el que murieron al menos 17 personas. También había denunciado públicamente que los grupos paramilitares responsables de violaciones generalizadas de derechos humanos habían actuado junto con las fuerzas armadas colombianas. Tres presidentes anteriores del CPDH, entre ellos el Dr. Héctor Abad Gómez, habían sido asesinados en 1987 y 1988.

El GIDH representa ante el sistema interamericano a víctimas de varias masacres, entre ellas víctimas de las masacres de “La Granja” y “El Aro”, conocidas como las masacres de Ituango. La Corte Interamericana, en una sentencia de julio de 2006, declaró al Estado colombiano responsable de estas masacres. Las autoridades no han cumplido la sentencia de la Corte, según el GIDH.

Durante el largo conflicto armado de Colombia, los defensores y defensoras de los derechos humanos y los sindicalistas han sido especialmente vulnerables a las amenazas y los homicidios. La mayoría de estos ataques se atribuyen a grupos paramilitares. Los grupos guerrilleros también atacan a defensores y defensoras de los derechos humanos, a sindicalistas y a otros activistas sociales a los que consideran una amenaza para sus intereses.

Nombres: Miembros del GIDH

Sexo: Hombres y mujeres

AU: 140/13 Índice: AMR 23/024/2013 Fecha de emisión: 30 de mayo de 2013

image1.jpg image2.jpg

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE