Document - Ireland: Amnesty International to submit report to government on abortion laws

AMNESTY INTERNATIONAL

AMNISTÍA INTERNACIONAL �NOTA PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Índice AI: EUR 29/005/2012

7 de diciembre de 2012

�Irlanda: Amnistía Internacional presentará un informe al gobierno sobre la legislación sobre el aborto

Amnistía Internacional ha expresado su satisfacción por el anuncio hecho hoy, 7 de diciembre de 2012, de que la Comisión de Derechos Humanos de Irlanda revisará la legislación y las prácticas sobre la cuestión del acceso al aborto. La organización ha confirmado que presentará un sus recomendaciones a esta revisión y directamente al gobierno irlandés. ��Amnistía Internacional ha pedido que el gobierno tome de inmediato medidas a corto plazo. ��“Damos la bienvenida a esta intervención de la Comisión de Derechos Humanos de Irlanda y al carácter consultivo que ha adoptado”, ha declarado Marianne Mollmann, asesora general de política en el Secretariado Internacional de Amnistía Internacional. ��“Mientras el gobierno delibera sobre las medidas legislativas y normativas en respuesta a la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso A, B y C, está obligado, en virtud del derecho internacional de los derechos humanos, a tomar inmediatamente todas las medidas necesarias para garantizar el acceso de las mujeres a un aborto legal.” ��Amnistía Internacional ha subrayado que cualquier medida legislativa que no ratifique el caso X o que trate de restringir el aborto legal constituiría un paso atrás en materia de derechos humanos. ��“Las normas de derechos humanos también son muy claras respecto a la cuestión de la despenalización”, ha señalado Colm O’Gorman, director ejecutivo de Amnistía Internacional Irlanda. ��“Los Estados deben anular cualquier ley que permita encarcelar o aplicar cualquier otra sanción penal a las mujeres que intentan abortar o se someten a un aborto. Tampoco deben imponerse sanciones penales a quienes proporcionan información sobre el aborto o lo practican.” ��En respuesta al Informe del Grupo de Expertos creado por el gobierno para obtener asesoramiento sobre la aplicación de la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso A, B y C, la organización ha señalado que varias de las opciones indicadas pueden ser medidas positivas que el gobierno podría tomar para cumplir con su obligación de garantizar el respeto, la realización y la protección de los derechos humanos de las mujeres. ��La organización ha señalado en particular el análisis del Grupo de Expertos de que, en la legislación vigente, para que el aborto sea legal no es necesario que la vida de la mujer corra peligro inminente e inevitable, y se ha mostrado satisfecha de que el informe reconozca que “debe alcanzarse el equilibrio entre garantizar el acceso de la paciente al tratamiento médico legal y al mismo reconocer la objeción de conciencia individual, en la medida de lo posible." ��Sin embargo, la organización se ha mostrado especialmente preocupada por la opinión del informe de que los médicos son los únicos indicados para tomar una decisión sobre la interrupción del embarazo en los casos en que se considera que la vida de la mujer corre peligro. �“El derecho internacional de los derechos humanos afirma claramente que el individuo es el que tiene la última palabra en lo que se refiere a la atención a su salud. Sólo hay estrictas limitaciones a este principio en los casos en que la persona padece algún tipo de incapacidad temporal o permanente para tomar decisiones por sí misma y cuando es preciso realizar una intervención para evitar un peligro inminente para su salud o su vida. Sin embargo, poner en manos de terceros la decisión sobre la atención a la salud no sería compatible con las obligaciones de derechos humanos de Irlanda”, ha declarado Mollmann. ��FIN�Más información:��Noeleen Hartigan, Amnistía Internacional Irlanda 00 353 87 61 67 689 �Josefina Salomon, Secretariado Internacional de Amnistía Internacional +44 20 7413 5566 o correo-e: press@amnesty.org �Marianne Mollmann, Amnistía Internacional , 00 1 347 244 0090 ��Nota para periodistas ��La membresía de Amnistía Internacional aprobó en 2007 una política sobre ciertos aspectos de la cuestión del aborto como parte de su política sobre derechos sexuales y reproductivos. Esta política se basó en el uso creciente de la violación y el embarazo forzado en situaciones de conflicto en todo el mundo y la relación documentada entre el aborto ilegal y la mortalidad materna. ��La política se ajusta al actual derecho internacional de los derechos humanos. ��Amnistía Internacional considera que los Estados deben: �

Garantizar que las mujeres y los hombres disponen de información completa sobre salud sexual y reproductiva;

Proporcionar servicios de aborto legales, seguros y accesibles en casos de violación, agresión sexual, incesto y peligro para la vida de la madre o grave riesgo para su salud;

Derogar las leyes que permiten el encarcelamiento o la aplicación de otras sanciones penales a las mujeres que han intentado abortar o se han sometido a un aborto y las leyes que tratan de criminalizar los actos de los médicos que proporcionan información o servicios de aborto y actúan dentro de unas limitaciones médicas razonables;

Proporcionar acceso a servicios médicos de calidad para el tratamiento de las complicaciones que surjan como consecuencia de cualquier aborto, sea legal o ilegal. �

Detalles sobre la Comisión de Derechos Humanos de Irlanda: review. � ��Documento público

****************************************

Para más información pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Londres, Reino Unido, llamando al +44 20 7413 5566, o por correo electrónico en press@amnesty.org�twitter: @amnestypress �Secretariado Internacional, Amnistía Internacional, 1 Easton St., London WC1X 0DW, REINO UNIDO�

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE