Document - Bahrain: Boy arrested, threatened, risks torture: Salman Mahdi Salman

URGENT ACTION

AU: 233/13 Índice: MDE 11/035/2013 Bahréin Fecha 22 de agosto de 2013

ACCIÓN URGENTE NIÑO DETENIDO, AMENAZADO Y EXPUESTO A SUFRIR TORTURA Salman Mahdi Salman, niño bahreiní de 13 años, está detenido, y la fiscalía renovó el 21 de agosto su orden de detención por siete días. Se encuentra recluido en un centro de detención de menores, pero está expuesto a sufrir tortura u otros malos tratos. Salman Mahdi Salman, de 13 años, fue detenido el 11 de agosto, alrededor de las cinco de la tarde, cerca de un centro comercial de la calle de Al Budaiya’, en el oeste de la capital bahreiní, Manama. Según un testigo presencial, caminaba solo cuando fue rodeado por miembros de las fuerzas de seguridad que se lo llevaron detenido. No había ninguna manifestación en la calle en ese momento. Lo llevaron a la comisaría de policía de Al- Budaiya’ y lo dejaron en libertad el 12 de agosto a la una de la madrugada. La policía se puso ese día en contacto con su familia para decirles que lo volvieran a llevar a la comisaría para interrogarlo otra vez, pero ellos no lo hicieron. Entonces, la policía contactó con un tío de Salman y lo amenazó con irrumpir en su casa y detener al niño si no obedecían. La familia entregó a Salman Mahdi Salman a la policía al día siguiente. La Fiscalía de Menores ordenó su detención durante siete días, mientras se realizaba una investigación, y el 21 de agosto prorrogó la orden de detención siete días más.

Salman Mahdi Salman se halla recluido en un centro de detención menores, donde su familia fue a verlo el 18 de agosto. Les dijo que tras su detención y durante su interrogatorio lo habían abofeteado para obligarlo a confesar que iba enmascarado cuando lo detuvieron y llevaba un cóctel molotov y un encendedor.

Escriban inmediatamente en árabe, en inglés o en su propio idioma: ν Instando a las autoridades bahreiníes a que garanticen que Salman Mahdi Salman recibe un trato acorde con las normas internacionales de justicia de menores. ν Instándolas a que revelen el motivo de su detención y lo dejen en libertad de inmediato si no está acusado de ningún delito común reconocible internacionalmente. ν Instándolas a que lo protejan contra la tortura y otros malos tratos.

ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS ANTES DEL 3 DE OCTUBRE DE 2013 A: Rey King Shaikh Hamad bin ‘Issa Al Khalifa Office of His Majesty the King P.O. Box 555 Rifa’a Palace, al-Manama, Bahréin Fax: +973 1766 4587 Tratamiento: Your Majesty / Majestad

Ministro del Interior Minister of Interior Shaikh Rashid bin ‘Abdullah Al Khalifa Ministry of Interior P.O. Box 13, al-Manama, Bahréin Fax: +973 1723 2661 Twitter: @moi_Bahrain Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Copia a: Ministro de Justicia y Asuntos Islámicos Minister of Justice and Islamic Affairs Shaikh Khalid bin Ali Al Khalifa Ministry of Justice and Islamic Affairs P. O. Box 450, al-Manama, Bahréin Fax: +973 1753 1284 Correo-e: minister@justice.gov.bh Twitter: @Khaled_Bin_Ali Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Envíen también copia a la representación diplomática acreditada en su país. Inserten a continuación las correspondientes direcciones: Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e. Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada.

ACCIÓN URGENTE NIÑO DETENIDO, AMENAZADO Y EXPUESTO A SUFRIR TORTURA

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA Las autoridades bahreiníes han expresado públicamente su intención de introducir reformas y aprender las lecciones de lo sucedido en febrero y marzo de 2011, cuando reprimieron las manifestaciones contra el gobierno. En noviembre de 2011, la Comisión Independiente de Investigación de Bahréin presentó un informe en el que se determinaba que las autoridades habían cometido graves violaciones de derechos humanos con impunidad. Aunque las autoridades afirman lo contrario, todavía se cometen abusos contra quienes se oponen al gobierno de la familia Al Jalifa.

En respuesta al reciente aumento de la violencia y adelantándose a grandes manifestaciones convocadas por la oposición, el 28 de julio el Parlamento bahreiní celebró una sesión extraordinaria en la que presentó al rey de Bahréin, Shaij Hamad Bin Issa Al Jalifa, 22 recomendaciones, en virtud de las cuales se endurecían las penas previstas en la legislación antiterrorista de 2006. El monarca acogió con beneplácito las recomendaciones al día siguiente y ordenó a su primer ministro que se ocupara de que el gobierno las aplicara con urgencia. El artículo 38 de la Constitución de Bahréin confiere al rey atribuciones para dictar decretos con carácter de ley cuando el Parlamento esté en receso. En estas circunstancias, el gobierno prepara los proyectos de reforma y el rey los ratifica.

El rey dictó dos decretos de emergencia el 6 de agosto. Uno reforma la Ley de Concentraciones y Manifestaciones de 1973 para prohibir las manifestaciones, sentadas, marchas y concentraciones públicas en la capital, Manama. También se ha reformado la legislación de 1976 sobre menores, que ahora estipula que si una persona menor de 16 años participa en una manifestación, concentración pública o sentada, el Ministerio del Interior hará una advertencia por escrito a sus padres o a ella. Si seis meses después de la advertencia, se descubre a esa persona en otra manifestación, su padre o ella pueden ser condenados a prisión, al pago de una multa o ambas cosas. Amnistía Internacional teme, como ocurrió el 14 de agosto, que estas medidas draconianas se utilicen para reprimir las protestas contra el gobierno. El artículo 15 de la Convención de los Derechos del Niño, en la que Bahréin es Estado Parte, dispone: “1. Los Estados Partes reconocen los derechos del niño a la libertad de asociación y a la libertad de celebrar reuniones pacíficas. 2. No se impondrán restricciones al ejercicio de estos derechos distintas de las establecidas de conformidad con la ley y que sean necesarias en una sociedad democrática, en interés de la seguridad nacional o pública, el orden público, la protección de la salud y la moral públicas o la protección de los derechos y libertades de los demás”.

El artículo 37 de la Convención establece que los Estados Partes garantizarán lo siguiente: “b) Ningún niño sea privado de su libertad ilegal o arbitrariamente. La detención, el encarcelamiento o la prisión de un niño se llevará a cabo de conformidad con la ley y se utilizará tan sólo como medida de último recurso y durante el período más breve que proceda […] d) Todo niño privado de su libertad tendrá derecho a un pronto acceso a la asistencia jurídica y otra asistencia adecuada, así como derecho a impugnar la legalidad de la privación de su libertad ante un tribunal u otra autoridad competente, independiente e imparcial y a una pronta decisión sobre dicha acción”. El artículo 40 dispone: “2. […] los Estados Partes garantizarán, en particular: a) Que no se alegue que ningún niño ha infringido las leyes penales, ni se acuse o declare culpable a ningún niño de haber infringido esas leyes, por actos u omisiones que no estaban prohibidos por las leyes nacionales o internacionales en el momento en que se cometieron; b) […] ii) Que será informado sin demora y directamente o, cuando sea procedente, por intermedio de sus padres o sus representantes legales, de los cargos que pesan contra él y que dispondrá de asistencia jurídica u otra asistencia apropiada en la preparación y presentación de su defensa […] iv) Que no será obligado a prestar testimonio o a declararse culpable, que podrá interrogar o hacer que se interrogue a testigos de cargo y obtener la participación y el interrogatorio de testigos de descargo en condiciones de igualdad”.

Nombre: Salman Mahdi Salman Sexo: hombre

AU: 233/13 Índice: MDE 11/035/2013 Fecha de emisión: 22 de agosto de 2013

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE