Document - Egypt: Grant Alexandria activist a fair trial

AMNISTÍA INTERNACIONAL

AMNISTÍA INTERNACIONAL

DECLARACIÓN PÚBLICA

Índice AI: MDE 12/012/2013

25 de febrero de 2013

Egipto: El activista de Alejandría debe ser sometido a un juicio justo

Con antelación al juicio que se celebrará el martes contra el conocido activista de Alejandría Hassan Mostafa, Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades egipcias que se respeten todas las garantías de un juicio justo en su causa. A la organización le preocupa asimismo que los cargos presentados contra Hassan Mostafa pudieran ser falsos y estar basados en su activismo de oposición.

Si se encarcela a Hassan Mostafa exclusivamente por ejercer de manera pacífica su derecho a la libertad de expresión u otros derechos, Amnistía Internacional lo considerará preso de conciencia y pedirá su liberación inmediata e incondicional.

Hassan Mostafa está acusado de insultos y agresiones a un fiscal (en aplicación de los artículos 136, 137bis y 242 del Código Penal), acusaciones que él niega rotundamente. Los hechos tuvieron lugar presuntamente la mañana del 21 de enero de 2013 en el interior de la Fiscalía de Manshiya. Hassan Mostafa había acudido allí con un grupo de abogados y activistas de Alejandría para preguntar por la suerte y el paradero de decenas de manifestantes y transeúntes –entre los que había menores de edad– detenidos la víspera durante los disturbios registrados al término del juicio de los agentes de policía acusados de matar a manifestantes durante la “Revolución del 25 de Enero”. Según Mahi Nour, otro activista de Alejandría que estuvo presente en la escena, Hassan se enzarzó en una fuerte discusión con un fiscal, pero no lo abofeteó ni lo agredió de otra manera.

Hassan Mostafa fue detenido alrededor de una hora después en el interior del Centro Judicial de Alejandría, edificio adyacente a la Fiscalía de Manshiya, en un pasillo a la entrada de la Fiscalía General de Alejandría. Según los otros dos activistas presentes en la sede judicial en aquel momento, un grupo de policías antidisturbios los golpearon con palos y porras cuando intentaron evitar que Hassan Mostafa fuera detenido.

Miembros de la Fiscalía de Manshiya llevaron a cabo investigaciones y presentaron cargos contra Hassan Mostafa. Uno de los abogados de Hassan contó a Amnistía Internacional que la Fiscalía no había citado a testigos de la defensa para interrogarlos pero sí había citado a testigos de la acusación, y que la petición por escrito de oír sus testimonios presentada por la defensa no aparecía en el sumario de la causa.

Amnistía Internacional considera que se habría demostrado mayor observancia del curso de la justicia si los encargados de las investigaciones y la recopilación de pruebas sobre el presunto delito cometido por Hassan Mostafa no hubieran sido miembros de la Fiscalía de Manshiya, dado que el demandante es compañero suyo, lo que plantea dudas en cuanto a su imparcialidad.

Hassan Mostafa está recluido actualmente en la prisión de Borg al Arab. El 14 de febrero se declaró en huelga de hambre por segunda vez en protesta por su reclusión prolongada, y a los cinco días la suspendió. Ya había estado en huelga de hambre poco después de su arresto, durante ocho días, para protestar por las presuntas palizas que había recibido en prisión y su posterior reclusión en régimen de aislamiento. Las denuncias de que fue golpeado en la cárcel deben ser objeto de una investigación exhaustiva, imparcial e independiente con vistas al procesamiento de los responsables.

Hassan Mostafa desempeña desde hace varios años un activo papel en el movimiento de oposición. Fue detenido en abril de 2010 durante una manifestación convocada para exigir el fin de la legislación de excepción. Amnistía Internacional teme que los cargos que pesan sobre él tengan relación con su activismo de oposición y sus iniciativas para pedir a la Fiscalía de Manshiya que revele la suerte y el paradero de las personas detenidas en relación con los disturbios de semanas recientes.

Deben respetarse plenamente las garantías de un juicio justo en la causa de Hassan Mostafa. Por ejemplo, el Tribunal de Faltas de Manshiya debe llamar a declarar a Mahi Nour y otros testigos de la defensa de conformidad con lo dispuesto en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el que Egipto es Estado Parte. El artículo 14 del Pacto establece, en su párrafo 3.e, el derecho del acusado “a interrogar o hacer interrogar a los testigos de cargo y a obtener la comparecencia de los testigos de descargo y que éstos sean interrogados en las mismas condiciones que los testigos de cargo”.

Desde que la agitación política sacudió Egipto tras el segundo aniversario de la “Revolución del 25 de Enero”, Amnistía Internacional ha reunido testimonios de manifestantes y transeúntes –incluidos menores de edad– que han sufrido detención arbitraria, reclusión y palizas a manos de las fuerzas de seguridad en las ciudades de Alejandría, El Cairo, Tanta y Asuán, entre otros lugares.

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE