Document - Iraq: Further information: Four men executed in Iraq, two remain at risk

URGENT ACTION

Más información sobre AU: 259/12 Índice MDE 14/005/2013 Irak Fecha: 3 de abril de 2013

ACCIÓN URGENTE

ejecutados cuatro hombres en irak y en situación de riesgo aún otros dos

Ayer fueron ejecutados cuatro hombres en Irak. Otros dos, uno de ellos saudí, podrían ser ejecutados en cualquier momento.

El 2 de abril fueron ejecutados cuatro iraquíes: Manaf ‘Abdulrahim ‘Abdulhamid ‘Issa al-Rawi, Mohammad Nouri Matar Yassin, Ibrahim ‘Abdulqader ‘Ali ‘Antik y Mohammad Jaber Tawfiq ‘Obaid. Otros dos hombres, ‘Safa Ahmad ‘Abul’aziz ‘Abdullah y el saudí Abdullah ‘Azzam Saleh Musfer al-Qahtani, podrían ser ejecutados en cualquier momento. Todos fueron condenados a muerte por el Tribunal Penal Central el 16 de marzo de 2011 en Bagdad. Las condenas se confirmaron y se enviaron a la Presidencia iraquí para que las ratificara.

Los seis estaban acusados de participar en el atraco a mano armada a un comercio de Bagdad en 2009, en el que resultaron muertos los dos propietarios. Los seis “confesaron” al principio ser miembros de Al Qaeda y haber llevado a cabo el atraco para recaudar fondos para la organización. Posteriormente se retractaron de sus “confesiones”, asegurando que las habían hecho tras ser sometidos a tortura y otros malos tratos. El 26 de febrero de 2013, Abdullah ‘Azzam Saleh Musfer al-Qahtani informó a uno de sus abogados de que había sido torturado en prisión preventiva. Dijo que, entre otras cosas, le habían propinado fuertes palizas, tirado de los genitales, quemado con cigarrillos y sometido a asfixia con una bolsa de plástico. En la sentencia, el tribunal admitió las “confesiones” de los acusados como prueba, pese a sus denuncias de tortura y coacción en prisión preventiva. Antes de que Abdullah ‘Azzam Saleh Musfer al-Qahtani fuera declarado culpable y violando su derecho y el de los demás acusados a un juicio justo, la cadena de televisión Al Fayha emitió una entrevista con él en la que “confesó” estar afiliado a un grupo armado y haber cometido otros delitos.

Escriban inmediatamente, en inglés, en árabe o en su propio idioma:

Pidiendo a las autoridades iraquíes que no lleven a cabo las ejecuciones de ‘Abdullah ‘Azzam Saleh Musfer al-Qahtani y Safa Ahmad ‘Abul’aziz ‘Abdullah y que anulen sus condenas.

Expresando preocupación por la posibilidad de que ninguno de los dos haya sido sometido a un juicio con garantías, conforme a las normas internacionales.

Instando a las autoridades a que declaren una suspensión oficial de las ejecuciones con miras a abolir la pena capital y conmuten sin demora todas las condenas de muerte.

Insistiendo en que, aunque es cierto que los gobiernos tienen la obligación de someter a las disposiciones de la justicia a los responsables de delitos graves, la pena de muerte viola el derecho a la vida.

ENVÍEN LLAMAMIENTOS ANTES DEL 15 DE MAYO DE 2013 A LA REPRESENTACIÓN DIPLOMÁTICA DE IRAK EN SU PAÍS, DIRIGIDOS A:

Primer ministro y ministro en funciones de Defensa y del Interior

His Excellency Nuri Kamil al-Maliki, Prime Minister

Convention Centre (Qasr al-Ma’aridh)

Baghdad, �Irak

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Ministro de Derechos Humanos

Minister of Human Rights

His Excellency Mohammad Shayaa

al-Sudani

Convention Centre (Qasr al-Ma’aridh)

Baghdad,

Irak

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Copia a:

Ministro de Justicia

Minister of Justice

Hassan al-Shammari

Convention Centre (Qasr al-Ma’aridh)

Baghdad, �Irak

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia�

Inserten a continuación las direcciones diplomáticas locales:

Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e. Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada. Esta es la primera actualización de AU 259/12. Más información en: http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE14/013/2012

ACCIÓN URGENTE

ejecutados cuatro hombres en irak y en situación de riesgo aún otros dos

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Mientras el gobierno sigue luchando contra el alto índice de violencia de los grupos armados, Irak es uno de los principales verdugos del mundo. Desde que se restableció la pena de muerte en agosto de 2004 han sido ejecutadas al menos 447 personas. En la actualidad hay centenares de presos condenados a muerte.

Muchas, si no la mayoría, de las personas condenadas a muerte han sido declaradas culpables de delitos violentos en aplicación de la Ley Antiterrorista de 2005, entre ellos atentados con explosivos y otros ataques cometidos por motivos políticos o sectarios y en los que murieron y resultaron heridos numerosos civiles. No obstante muchas han sido condenadas y, en algunos casos, ejecutadas tras juicios que, debido a la falta de garantías, menoscababan la justicia en vez de hacerla valer.

La aplicación de la pena de muerte en Irak viene de largo. Se hizo amplio uso de ella durante el gobierno de Sadam Husein como instrumento de represión política. Durante un breve periodo, desde el derrocamiento de Sadam Husein entre marzo y abril de 2003 hasta que la Autoridad Provisional de la Coalición dirigida por Estados Unidos entregó de nuevo el poder a un gobierno iraquí provisional, su uso quedó suspendido. En ese momento se estaban tomando ya medidas para llevar a Sadam Husein y sus allegados ante la justicia por delitos cometidos durante su gobierno. Antes de que se estableciera un tribunal especial, el Alto Tribunal Penal Iraquí, para juzgarlos, el gobierno provisional de Irak había restablecido ya la pena de muerte, y el nuevo tribunal recibió atribuciones para imponerla.

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todas las circunstancias por considerarla una violación de dos derechos humanos fundamentales, articulados en la Declaración Universal de Derechos Humanos: el derecho a la vida (artículo 3) y el derecho a no sufrir tortura ni otros tratos o penas graves, inhumanos o degradantes (artículo 5). La organización considera la pena de muerte una violación del derecho a la vida y la forma más extrema de pena cruel, inhumana y degradante. Su carácter irrevocable, sumado al hecho de que pueda aplicarse a una persona inocente dada la falibilidad de todo sistema de justicia penal, hace que sea una pena especialmente atroz, mientras que la afirmación de que sirve para disuadir de cometer delitos no está corroborada por ninguna investigación ni examen científicos.

En Irak se ha hecho creciente uso de la pena de muerte en los últimos años en circunstancias que son motivo de mayor preocupación aún, como señaló la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para el Iraq (UNAMI) en mayo de 2012, cuando expresó serias reservas sobre la integridad del sistema de justicia penal iraquí por cuestiones como ausencia del debido proceso, sentencias condenatorias basadas en confesiones forzadas, debilidad del poder judicial, corrupción y procedimientos judiciales que incumplían las normas internacionales. La UNAMI explicó que en ningún caso puede revertirse un fallo judicial injusto cuando se aplica la pena de muerte.

Nombre: Manaf ‘Abdulrahim ‘Abdulhamid ‘Issa al-Rawi, Mohammad Nouri Matar Yassin, Ibrahim ‘Abdulqader ‘Ali ‘Antik, Mohammad Jaber Tawfiq ‘Obaid, ‘Abdullah ‘Azzam Saleh Musfer al-Qahtani y Safa Ahmad ‘Abul’aziz ‘Abdullah

Sexo: hombres

Más información sobre la AU: 259/12: Índice: MDE 14/005/2013 Fecha de emisión: 3 de abril de 2013

image1.png image2.png

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE