Annual Report 2013
The state of the world's human rights

28 July 2009

Kenia debe proporcionar cobijo a 3.000 personas desalojadas a la fuerza de sus hogares en invierno

Kenia debe proporcionar cobijo a 3.000 personas desalojadas a la fuerza de sus hogares en invierno

Tres mil personas se encuentran ahora expuestas en Nairobi al frío y la lluvia del invierno keniano, tras ser desalojadas forzosamente de sus casas la semana pasada.

El 28 de julio, Amnistía Internacional afirmó que el gobierno de Kenia debía proporcionar cobijo de emergencia y otra ayuda humanitaria a todas las personas desalojadas.

La policía dijo a los residentes del poblado de Githogoro, en Nairobi, que tenían 72 horas para desmantelar sus casas antes de que los buldózeres, alineados al borde del asentamiento, avanzaran. Los desalojos parecen formar parte de los planes del gobierno de Kenia para construir una nueva carretera, la Circunvalación Norte.

“Es una vergüenza que miles de hombres, mujeres, niños y niñas hayan sido desalojados sin aviso ni consulta adecuados y durante la peor estación climatológica de Kenia”, ha manifestado Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional. “Muchas familias llevaban casi 50 años viviendo en el asentamiento, y ahora no tienen más opción que dormir entre los escombros de sus casas.”
 
Los retretes comunitarios también fueron destruidos, según los informes, como parte del desalojo forzoso, lo que aumenta el riesgo de propagación de enfermedades entre los residentes que aún permanecen allí y que carecen de acceso adecuado a agua no contaminada y otros servicios esenciales.

“Las autoridades de Kenia tienen el deber de cuidar de su ciudadanía, y deben garantizar que las víctimas de estos desalojos forzosos tienen acceso a cobijo, agua no contaminada y otros servicios esenciales”, ha manifestado Irene Khan. “El gobierno de Kenia está incumpliendo su promesa de cumplir las normas internacionales de derechos humanos relativas a los desalojos forzosos. Hasta que la cumpla, debe ponerse fin de inmediato a todos los desalojos de este tipo.”

Desde el establecimiento de los primeros asentamientos informales de Kenia, en el país se han llevado a cabo periódicamente desalojos forzosos en gran escala que contravienen las normas internacionales de derechos humanos. En un informe publicado en junio de 2009, Amnistía Internacional registró que hasta 127.000 personas en Nairobi corrían peligro inminente de que sus hogares improvisados y sus negocios informales fueran demolidos a causa de un plan encabezado por el gobierno para limpiar la cuenca del río.

Mediante su campaña Exige Dignidad, lanzada en mayo de 2009, Amnistía Internacional pide a los gobiernos de todo el mundo que tomen todas las medidas necesarias, incluida la adopción de leyes y políticas que cumplan el derecho internacional de los derechos humanos, para prohibir y prevenir los desalojos forzosos.

Issue

Armed Groups 
Demand Dignity 
Economic, Social and Cultural Rights 
Poverty 
Refugees, Displaced People And Migrants 

Country

Kenya 

Region

Africa 

Campaigns

Demand Dignity 

@amnestyonline on twitter

News

24 November 2014

A Belgian mining company, Groupe Forrest International, has consistently lied about the bulldozing of hundreds of homes in the Democratic Republic of the Congo and... Read more »

26 November 2014

In 2010, Rogelio Amaya was violently arrested by Mexican police officers and tortured into confessing to a crime. His story exposed the shocking use of torture that pervades... Read more »

23 November 2014

The Philippine authorities are running out of time to ensure that their response to the Maguindanao massacre does not become a mockery of justice, Amnesty International... Read more »

24 November 2014

Allegations that the UK government sanctioned the use of torture and ill-treatment in Northern Ireland in the 1970s should be re-examined by the European Court of Human... Read more »

25 November 2014

The UAE authorities have again shown their intolerance for dissent by handing down a three-year prison sentence and hefty fine today to a 25-year-old man whose only “offence”... Read more »