Grecia

Human Rights in República Helénica

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Greece is now live »

Jefe del Estado Karolos Papoulias
Jefe del gobierno Kostas Karamanlis
Pena de muerte abolicionista para todos los delitos
Población 11,2 millones
Esperanza de vida 78,9 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 8/8 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 96 por ciento

La muerte de un joven de 15 años, en diciembre, por disparos de la policía desató en todo el país una oleada de protestas, en ocasiones violentas, en las que la policía, según los informes, hizo uso de fuerza excesiva contra los manifestantes. A pesar de la nueva legislación sobre el procedimiento de asilo y las condiciones de recepción de las personas migrantes, el trato que recibían los migrantes irregulares y los solicitantes de asilo seguía violando las normas internacionales. Miles de presos se pusieron en huelga de hambre para protestar por el trato que recibían en prisión. Un objetor de conciencia recibió una condena de prisión.

Homicidio de Alexis Gregoropoulos: uso de fuerza excesiva

El 6 de diciembre, un disparo de un agente de la unidad de «guardias especiales» causó la muerte de Alexis Gregoropoulos, de 15 años de edad, en el centro de Atenas. Las versiones de los hechos que condujeron a la muerte del joven eran contradictorias. Según la policía, dos agentes que viajaban en un vehículo fueron atacados por un grupo de entre 20 y 30 jóvenes. En un segundo encuentro, uno de los agentes lanzó una granada de fogueo, mientras el otro realizó dos disparos al aire y uno al suelo. Una de las balas rebotó e hirió de muerte a Alexis Gregoropoulos. Según los testimonios de transeúntes, en torno a las nueve de la noche dos policías en un vehículo se acercaron a Alexis Gregoropoulos y a su grupo de amigos y los insultaron. Cuando los agentes se marchaban, uno de los jóvenes arrojó una botella contra el vehículo policial. Los policías aparcaron el vehículo, regresaron a pie y volvieron a insultar a los jóvenes. Durante la disputa, uno de los agentes realizó tres disparos, uno de los cuales mató a Alexis Gregoropoulos. Al cabo de unos días, los dos agentes fueron suspendidos. El que realizó el disparo fue acusado de uso ilegal de armas de fuego y homicidio intencionado, mientras que el segundo se enfrentaba a cargos de complicidad.

"...uno de los guardias hizo tragar crema de protección solar a un hombre; a otro lo agarraron del pelo y le golpearon la cabeza contra un lateral del barco."

El homicidio desencadenó una oleada de protestas contra el gobierno en todo el país, que al concluir el año no se había apaciguado. Según los informes, la policía hizo uso de fuerza excesiva y de violencia punitiva contra manifestantes pacíficos, en lugar de dirigirse a los alborotadores que se dedicaban a destruir bienes. Entre las personas golpeadas por la policía se encontraban dos miembros de Amnistía Internacional. La policía también llevó a cabo numerosas detenciones arbitrarias.

Personas refugiadas y solicitantes de asilo

En julio se anunciaron dos decretos presidenciales en relación con los procedimientos y criterios para la determinación de la condición de refugiado. Ninguno de ellos abordaba plenamente los motivos de preocupación planteados por organizaciones de derechos humanos y de otro tipo. El decreto presidencial 90/2008 sólo asignaba asistencia letrada gratuita en la fase de apelación, una vez que la demanda de asilo había sido rechazada. El proceso de revisión de las solicitudes de asilo rechazadas no era independiente, ya que el Comité de Apelaciones seguía conservando el estatus de órgano asesor del ministro del Interior. Los abogados tenían un acceso limitado a los expedientes de los casos y a los clientes que se encontraban bajo custodia. Las solicitudes de asilo debían presentarse en persona, lo que ponía a algunos solicitantes en peligro de ser detenidos. Las solicitudes debían presentarse inmediatamente después de entrar en el país, sin que existieran disposiciones específicas que garantizasen el acceso al procedimiento a las personas detenidas a su llegada. Los solicitantes de asilo podían permanecer detenidos hasta 60 días. El decreto presidencial 96/2008 establecía los criterios para tener derecho a protección específica para refugiados y a protección por razones humanitarias. Los motivos de exclusión en relación con la protección humanitaria subsidiaria incluían delitos menores punibles con tres meses de prisión.

En abril, la oficina local del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) afirmó que el acceso de los menores de edad a la protección para los refugiados era arbitrario y que la información que se facilitaba sobre el procedimiento de solicitud de asilo era inadecuada. También concluyó que la edad rara vez se tenía en cuenta al decidir la prioridad de las solicitudes. En su informe, el ACNUR pidió el fin de la detención administrativa de personas menores de edad.

  • En octubre, según informes, 160 migrantes menores de edad no acompañados –entre los que posiblemente había solicitantes de asilo– se encontraban retenidos en el centro de detención de Pagani, en la isla de Lesbos, en condiciones inhumanas, degradantes e insalubres. Los detenidos dormían en el suelo, permanentemente inundado debido a los desperfectos en la fontanería, y rara vez se les permitía salir al exterior para hacer ejercicio. El centro, construido para 300 personas, albergaba a 830, incluidas madres con bebés y al menos una mujer embarazada. El acceso a abogados y ONG era limitado.

Tortura y otros malos tratos

A lo largo del año se recibieron informes de malos tratos policiales a detenidos, especialmente a migrantes y miembros de grupos marginados.

  • Según informes, el 7 de julio varias personas migrantes que llegaron a la isla de Samos fueron detenidas y sufrieron malos tratos a manos de agentes de la guardia costera. Los migrantes afirmaron haber recibido bofetadas, puñetazos y patadas en el barco de la guardia costera. Al parecer, uno de los guardias hizo tragar crema de protección solar a un hombre; a otro lo agarraron del pelo y le golpearon la cabeza contra un lateral del barco. Según informes, a un tercero le rompieron el tímpano de una bofetada. Al concluir el año aún no había concluido la investigación sobre las denuncias. Tampoco había finalizado la investigación ordenada en octubre de 2007 sobre malos tratos a migrantes en la isla de Quíos.
  • El 26 de octubre, unos agentes de policía atacaron frente a la Dirección de Extranjería a un nutrido grupo de solicitantes de asilo que esperaban para presentar sus solicitudes; en el ataque mataron a un hombre y causaron heridas a varios otros, según informó el Grupo de Abogados por los Derechos de las Personas Refugiadas y Migrantes, con base en Atenas. Según informes, la Dirección de Extranjería no aceptaba nuevas solicitudes desde hacía dos meses.
  • Un romaní arrestado el 19 de junio afirmó que, después de detenerlo, lo habían golpeado durante varias horas en la comisaría de Aharnon.
  • El 16 de octubre, el Consejo Disciplinario de Apelaciones de la policía impuso sendas multas y la suspensión en sus funciones durante un periodo de hasta seis meses a tres agentes implicados en la paliza recibida por un estudiante chipriota, Avgoustinos Demetriou, el 17 de noviembre de 2006 en Tesalónica. Avgoustinos Demetriou resultó herido de gravedad. Otros cuatro agentes que estuvieron presentes durante el incidente pero que no tomaron parte en la paliza fueron absueltos.

En febrero se publicó el informe del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT) sobre la visita que este organismo había realizado al país en 2007. El informe señalaba que Grecia había violado gravemente los artículos 3 y 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, sobre la prohibición de la tortura y el respeto a la vida privada y familiar. El CPT informó de condiciones inhumanas y degradantes en algunas bases de la guardia de fronteras y numerosas denuncias de malos tratos. También observó que no se respetaba en la práctica el derecho de los migrantes detenidos a tener acceso a un abogado y a informar a sus familias de su detención, mientras que el acceso a asistencia médica era limitado. El CPT realizó una segunda visita ad hoc a Grecia del 23 al 29 de septiembre.

Trata de personas

El 23 de mayo, el Tribunal de Apelaciones de Atenas redujo de 19 a 7 años de prisión la condena de un hombre acusado inicialmente de trata por introducir personas ilegalmente en el país, después de anular las condenas por trata de personas y chantaje. Éste fue uno de los primeros casos a los que se aplicó la nueva ley sobre trata de personas. Los observadores presentes en el juicio expresaron su preocupación por la indulgencia del tribunal ante los comentarios racistas y vejatorios del abogado defensor, y porque los traductores no habían traducido con exactitud las declaraciones de las víctimas, incluidos los testimonios sobre las torturas sufridas a manos de sus traficantes.

A lo largo del año se intensificó la campaña para proteger los derechos de las víctimas de trata, con actos como la captación de apoyos ante el gobierno para que ratificase el Convenio del Consejo de Europa sobre la Lucha contra la Trata de Seres Humanos y reformase la legislación vigente de modo que no se criminalizase a las víctimas.

Derechos de los trabajadores

  • El 23 de diciembre, la secretaria general de la Unión de Limpiadoras y Trabajadoras Domésticas de Ática, Konstantina Kouneva, ciudadana búlgara, fue atacada en Atenas con ácido sulfúrico por personas desconocidas. Sufrió lesiones múltiples y de gravedad, y al concluir el año seguía hospitalizada en una unidad de cuidados intensivos. Al parecer, la investigación policial fue inefectiva, y se centró en la vida privada de Konstantina Kouneva, sin tener en cuenta su actividad sindical.

Condiciones de reclusión

En octubre y noviembre, presos de todo el país llevaron a cabo protestas contra las condiciones penitenciarias, unas condiciones que incluían hacinamiento, instalaciones sanitarias deficientes, malos tratos, investigaciones inefectivas de muertes bajo custodia, medidas disciplinarias punitivas y restricciones del derecho a la libertad de expresión y comunicación. El 3 de noviembre los internos comenzaron huelgas de hambre en prisiones de todo el país. Una semana después, la organización Iniciativa por los Derechos de los Presos informó de que 3.311 presos se encontraban en huelga de hambre y varios miles más habían rechazado algunas comidas. Entre los huelguistas había 17 presos recluidos en la localidad de Trikala que se habían cosido los labios, así como menores de edad recluidos en centros de detención de menores. La organización Iniciativa por los Derechos de los Presos afirmó que se habían denunciado actos de intimidación contra los presos en huelga de hambre por parte de guardias de prisiones.

Objeción de conciencia al servicio militar

  • El 20 de mayo, el Tribunal Naval del Pireo condenó in absentia al objetor de conciencia Lazaros Petromelidis a tres años de cárcel por dos cargos de insubordinación. Éste era el decimoquinto juicio que se celebraba contra él por los mismos cargos. Se emitió una orden de detención, con lo que Lazaros Petromelidis corría el riesgo de ser encarcelado por sus convicciones.

Libertad de expresión

En marzo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló que Grecia había violado el artículo 11 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, sobre la libertad de reunión y asociación, en dos casos, Emin and Others v. Greece y Tourkiki Enosi Xanthis and Others v. Greece, relacionados con dos asociaciones fundadas por miembros de una comunidad minoritaria. La Asociación Cultural de Mujeres Turcas de la Región de Rodopi no había sido autorizada a inscribirse legalmente porque su nombre incluía la palabra «Turcas». La Asociación Turca de Xanthi había sido disuelta en 1986 por el mismo motivo. En Alexandridis v. Greece e I Avgi Publishing and Press Agency S.A. & Karis v. Greece, el Tribunal Europeo falló en febrero y junio respectivamente que se habían violado los derechos a la libertad de pensamiento, conciencia y religión (artículo 9) y a la libertad de expresión (artículo 10).

Derechos de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero

El 3 de junio, el alcalde de la isla de Tilos celebró los primeros matrimonios entre personas del mismo sexo. El ministro de Justicia los declaró inválidos y el gobierno presentó una moción para que fuesen anulados, lo que desató protestas en septiembre.

Informes de Amnistía Internacional

Grecia: Lazaros Petromelidis, condenado de forma reiterada por sus convicciones (20 junio 2008)
Grecia: Falla el sistema de rendición de cuentas policial (9 diciembre 2008)
La policía griega utiliza violencia punitiva contra manifestantes pacíficos (11 diciembre 2008)