Taiwán

Human Rights in Taiwán

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Taiwan is now live »

Jefe del Estado Ma Ying-jeou (sustituyó a Chen Shui-bian en mayo)
Jefe del gobierno Liu Chao-shiuan (sustituyó a Chang Chun-hsiung en mayo)
Pena de muerte retencionista

Al menos ocho personas fueron condenadas a muerte, pero no se llevaron a cabo ejecuciones. Continuaron utilizándose leyes restrictivas para limitar la libertad de expresión y reunión. La Ley de Prevención de la Violencia contra las Mujeres en el Ámbito Familiar, revisada recientemente, no se aplicó de forma efectiva.

"Grupos de mujeres continuaban criticando a los jueces por su falta de concienciación sobre la igualdad de género."

Pena de muerte

Se impusieron al menos ocho penas de muerte, y al finalizar el año había unas 82 personas en espera de ejecución. No se habían llevado a cabo ejecuciones desde el 26 de diciembre de 2005.

En junio, en respuesta a una campaña en favor de la abolición, el presidente destacó la importancia del consenso de la opinión pública y citó un estudio que mostraba un alto índice de apoyo a la pena de muerte. El 9 de agosto, la nueva ministra de Justicia anunció su intención de dar pasos hacia la abolición. Al día siguiente, algunos legisladores del partido gobernante afirmaron que se oponían a la abolición de la pena de muerte porque tenía carácter disuasorio.

Libertad de expresión y reunión

En noviembre, la policía impidió que manifestantes que portaban las banderas taiwanesa o tibetana, o que mostraban consignas contrarias a China, accediesen a zonas por las que iba a pasar una delegación cuasioficial china.

Tras la visita de la delegación, los estudiantes organizaron un mes de sentadas en todo el país en las que exigían la modificación de la Ley de Reuniones y Manifestaciones, que la policía había utilizado para negar la libertad de reunión. En diciembre, el gobierno propuso eliminar el requisito de obtener la aprobación policial previa para celebrar manifestaciones, pero mantuvo la exigencia de notificarlas con antelación a la policía, así como las competencias policiales para cambiar las ya previstas por razones de seguridad nacional e interés público.

Violencia contra mujeres y niñas

La Ley de Prevención de la Violencia contra las Mujeres en el Ámbito Familiar, que se había reforzado, no ofreció protección adecuada a las víctimas debido a su deficiente aplicación. En junio, un juez del Tribunal Superior reveló que podrían tardarse días en dictar una orden urgente de protección, frente al plazo máximo de cuatro horas establecido por ley. Grupos de mujeres continuaban criticando a los jueces por su falta de concienciación sobre la igualdad de género.

Continuaban entrando en Taiwán mujeres objeto de trata. En noviembre, el Consejo de Ministros aprobó un anteproyecto de Ley contra la Trata de Seres Humanos.

En noviembre, la asamblea legislativa aprobó una resolución en la que pedía al gobierno de Japón que se disculpase y ofreciese una reparación a las supervivientes del sistema de esclavitud sexual puesto en marcha por las fuerzas armadas japonesas durante la Segunda Guerra Mundial.

Personas refugiadas y solicitantes de asilo

Organizaciones de derechos humanos continuaron haciendo campaña para que se promulgase legislación que ofreciese protección a las personas refugiadas; la asamblea legislativa estaba revisando un anteproyecto de ley sobre este tema.

Informes de Amnistía Internacional

Taiwán: La policía debe evitar el uso excesivo de la fuerza en las próximas protestas (en inglés, 3 diciembre 2008)