Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

7 April 2011

Se pide a Serbia que detenga los desalojos forzosos de romaníes

Las autoridades actúan como si tuviéramos la culpa de vivir en los asentamientos, como si nosotros hubiéramos elegido vivir ahí. ¿Qué otra opción teníamos? Cuando eres romaní no tienes mucho donde elegir.

Declaraciones de una mujer romaní a Amnistía Internacional, agosto de 2010

Las autoridades serbias deben poner fin a una serie de desalojos forzosos de romaníes efectuados en la capital, Belgrado, y proporcionar una vivienda adecuada a las personas desalojadas, ha dicho Amnistía Internacional en vísperas del Día Internacional del Pueblo Gitano.

Un nuevo informe, titulado Home is more than a roof over your head: Roma denied adequate housing in Serbia (Un hogar es más que un techo. Se niega a los romaníes una vivienda adecuada en Serbia), documenta una serie de desalojos forzosos de romaníes que han ido en aumento desde abril de 2009 y a consecuencia de los cuales algunas familias han terminado viviendo en contenedores metálicos en asentamientos aislados, mientras que otras han vuelto a vivir en la pobreza en el sur de Serbia, a menudo en viviendas inadecuadas.

“En vez de poner fin a los desalojos forzosos, las autoridades de Belgrado cada vez practican más desalojos, expulsando a las comunidades romaníes de sus hogares y obligándolas a residir en viviendas inadecuadas”, ha dicho Sian Jones, investigadora de Serbia de Amnistía Internacional.

“Las autoridades deben detener esta práctica para cumplir con sus obligaciones internacionales, lo cual supone garantizar a los romaníes el derecho a una vivienda con saneamiento, cerca de instalaciones públicas y oportunidades de empleo y en la que puedan vivir sin temor a sufrir nuevos desalojos forzosos.”

Desde abril de 2009 ha habido al menos siete desalojos forzosos de asentamientos informales.

A finales de marzo de 2010, unas 20 o 25 familias fueron desalojadas de un asentamiento informal situado en la zona de Èukarica de la capital.
Al mes siguiente, otras 38 familias romaníes fueron desalojadas de un asentamiento informal de la misma zona, y después enviadas de regreso al sur de Serbia.
Los romaníes que viven en otro lugar de Èukarica siguen en peligro de ser desalojados a la fuerza. En octubre y diciembre de 2010, otras 62 personas fueron desalojadas de distintos lugares de Novi Beograd (Nuevo Belgrado).
El “reasentamiento” previsto para comienzos de 2011 de los residentes de Belvil en Novi Beograd fue suspendido temporalmente tras la presión de varias organizaciones.

Muchos de los desalojos forzosos forman parte de un plan de la Asamblea Municipal de Belgrado de 2009 que preveía grandes proyectos de infraestructura financiados por préstamos del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo y del Banco Europeo de Inversiones.

Está previsto que estos planes afecten a los residentes de al menos 50 de los 100 asentamientos romaníes existentes en el municipio de Belgrado.

Aproximadamente un tercio de la población romaní de Belgrado, a la que se le niega el derecho a una vivienda adecuada, no tiene otro remedio que vivir en asentamientos informales, donde carecen de agua corriente, saneamiento y otros servicios básicos.

Al no poderse empadronar en Belgrado, a menudo no tienen acceso al empleo, la seguridad social, la atención de la salud y la educación.

El número de romaníes que vive en asentamientos informales en Serbia es desproporcionadamente alto, ya que es prácticamente la única población que ocupa este tipo de asentamientos.

Dentro de estas comunidades hay muchos grupos vulnerables, como los romaníes que huyeron de la guerra de 1999 en Kosovo. Otros romaníes que han buscado trabajo o protección internacional en países del oeste de Europa y ahora son devueltos a Serbia también acaban viviendo en estos asentamientos informales.

“Las autoridades serbias deben garantizar que las comunidades romaníes son consultadas sobre las propuestas o posibles opciones de reasentamiento, y que se les da la oportunidad de proponer alternativas si así lo desean”, ha declarado Sian Jones.

“Las autoridades también deben identificar viviendas sociales y otras opciones de vivienda en lugares no separados en función de la etnia para garantizar que las familias romaníes tienen la oportunidad de residir fuera de asentamientos donde viven exclusivamente romaníes”.

En su informe, Amnistía Internacional hace una serie de recomendaciones a las autoridades serbias para evitar en el futuro desalojos que vulneran las normas internacionales y asegurar el derecho a una vivienda adecuada para los romaníes:

  • Detener todos los desalojos forzosos y garantizar que los proyectos de infraestructura no conllevan más desalojos forzosos;
  •  Garantizar que el desalojo del asentamiento de Belvil y cualquier otro que se lleve a cabo en Belgrado se efectúa con arreglo a las normas internacionales, como disponen los Principios Básicos y Directrices de la ONU sobre los Desalojos y el Desplazamiento Generados por el Desarrollo;
  •  Garantizar el acceso de los romaníes a remedios legales eficaces, como indemnizaciones y alojamientos alternativos adecuados;
  •  Establecer un marco jurídico que prohíba los desalojos forzosos y garantizar que cualquier otro reasentamiento que realice el ayuntamiento de Belgrado no constituye desalojo forzoso.

Información complementaria
Está documentado que los romaníes viven en Serbia desde al menos el siglo XIV. Según cálculos oficiales, su número oscila entre 250.000 y 500.000 personas. La mayoría de los romaníes son víctimas de discriminación generalizada y sistemática en Serbia.

Este informe se basa en investigaciones llevadas a cabo por Amnistía Internacional en Serbia entre 2010 y 2011, incluidas entrevistas con la población romaní afectada por los desalojos forzosos de Belgrado; organizaciones no gubernamentales (ONG) serbias, tanto romaníes como no romaníes, y activistas en favor de la protección de los derechos de los romaníes; autoridades gubernamentales y municipales, ONG internacionales y otros.

Nota para los periodistas
Las fotos del informe están en: https://adam.amnesty.org/asset-bank/action/search?attribute_603=Serbia+forced+evictions+PR+2011

Véanse también:
Serbia: Briefing to the UN Committee on the Elimination of Racial Discrimination, 78th session February 2011
Desalojo forzoso de familias romaníes en Belgrado
No más desalojos forzosos de romaníes en Serbia
Serbia: Not welcome anywhere: Stop the forced return of Roma to Kosovo
Serbia must end forced evictions of Roma

AI Index: PRE01/191/2011
Region Europe And Central Asia
Country Serbia
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress