09 January 2012
Han pasado 10 años. Pongamos fin a las detenciones de Guantánamo

Atardecer en la base naval de la bahía de Guantánamo, Cuba, 11 de enero 2002. © US DoD

El 11 de enero de 2002, en las semanas posteriores a los ataques del 11 de septiembre, los primeros detenidos fueron trasladados a la base naval estadounidense en la bahía de Guantánamo, Cuba. Desde entonces, el centro de detención que allí se encuentra ha sido noticia de primera plana por los espeluznantes motivos de preocupación que suscita en la esfera de los derechos humanos, entre ellos la detención arbitraria, la detención secreta, la tortura y otros malos tratos, las entregas extraordinarias y los juicios injustos.

Han pasado 10 años y aún hay más de 150 personas detenidas en Guantánamo. La mayor parte se encuentra en detención indefinida sin cargos ni juicio. Aquellos contra quienes sí se han presentado cargos se enfrentan a juicios injustos ante una comisión militar y algunos pueden ser condenados a pena de muerte si son declarados culpables. El gobierno dice que incluso aquellos a quienes no se halle culpables pueden regresar a una situación de detención indefinida. Básicamente, no ha habido ningún tipo de rendición de cuentas ni reparación por las violaciones de derechos humanos infligidas a esos y otros detenidos.

Los motivos de preocupación de derechos humanos en Guantánamo siguen siendo una historia sin final. ¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que el gobierno de Estados Unidos cierre la última página del libro de Guantánamo y cumpla sus obligaciones de derechos humanos?

Firma nuestra petición. Se la entregaremos al presidente Obama antes de su discurso sobre el Estado de la Unión en 2012.


Pedimos al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que aborde la cuestión de las detenciones en Guantánamo en tanto que asunto de derechos humanos que requiere que se le preste una atención urgente. 

•  Si no son acusados y procesados con las debidas garantías, los detenidos de Guantánamo deben ser puestos en libertad en países que respeten sus derechos humanos, entre ellos Estados Unidos si fuera la única opción posible. 

•  Deben dejar de utilizarse las comisiones militares estadounidenses, que no se ajustan a las normas internacionales sobre garantías procesales, y debe abandonarse toda pretensión de imponer la pena capital.

•  Los funcionarios estadounidenses, tanto los actuales como los ex funcionarios, que hayan cometido de violaciones de derechos humanos deben rendir cuentas ante los tribunales de justicia, incluso por delitos tipificados en el derecho internacional como la tortura y la desaparición forzada. Debe proporcionarse a las víctimas de violaciones de derechos humanos acceso real a un recurso efectivo.

•  Estados Unidos debe reconocer la aplicabilidad del derecho internacional de derechos humanos y respetarlo plenamente cuando lleve a cabo operaciones de lucha contra el terrorismo, entre ellas las detenciones de Guantánamo y los centros de detención de Bagram (Afganistán) y de otros lugares.

8131
Actions taken

Take Action

Campaign has expired
663,222
Total Actions taken
by people like you