Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

15 March 2012

Hay que detener los barcos de la vergüenza que transportan armas de Estados Unidos a Egipto

Un barco cargado de armas y explosivos se dirige de Estados Unidos a Egipto. No debe permitírsele entregar su cargamento, ya que existe un riesgo sustancial de que esas armas sean utilizadas por las fuerzas de seguridad egipcias para cometer violaciones de derechos humanos. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional este jueves.

La organización lleva siguiendo la ruta del barco –el MV Schippersgracht, con bandera neerlandesa– los dos últimos meses. En la actualidad se encuentra en el mar Mediterráneo, y está previsto que llegue a Egipto a principios de la semana que viene.

El buque había llegado anteriormente a la Terminal Oceánica Militar estadounidense de Sunny Point (MOTSU), en Southport, Carolina del Norte, Estados Unidos, el 24 de febrero de 2012.

La MOTSU es el puerto de municiones más grande de Estados Unidos, y es el principal punto de envío de municiones del Departamento de Defensa en la costa atlántica.

El 3 de marzo de 2012, el barco partió de Sunny Point, puerto exclusivamente militar, con un cargamento de productos peligrosos que abarca cartuchos para armas, espoletas y otras municiones. La capacidad de carga del buque es de 21.000 toneladas y 1.100 contenedores de 60 metros. El capitán informó de que su siguiente destino era Port Said, en Egipto.

“A este barco de la vergüenza no debe permitírsele descargar su peligroso cargamento en Egipto, y existe un riesgo considerable de que eso sea lo que planea hacer”, ha manifestado Brian Wood, director de control de armas de Amnistía Internacional. “Existe un claro patrón de que las armas transportadas en barcos anteriores han sido utilizadas recientemente por las fuerzas de seguridad egipcias para cometer graves violaciones de derechos humanos, pero aún así Estados Unidos sigue enviando imprudentemente un flujo constante de armas a Egipto.”

En una fecha tan reciente como el mes pasado, las Fuerzas de Seguridad Central de Egipto (la policía antidisturbios) utilizaron fuerza excesiva, incluidas escopetas y munición real, para dispersar las protestas. Causaron la muerte de al menos 16 personas e hirieron a centenares más.

A lo largo del último año, las fuerzas de seguridad egipcias, incluido el ejército, han hecho uso de fuerza excesiva, incluida fuerza letal, contra los manifestantes. Más de un centenar de personas han muerto y miles más han resultado heridas en los últimos cinco meses a manos de las fuerzas de seguridad.

La empresa neerlandesa Spliethoff's Bevrachtingskantoor BV, contratista del Mando de Transporte Marítimo Militar estadounidense y que gestiona el Schippersgracht, no quiso hacer comentarios sobre el último cargamento cuando Amnistía Internacional se puso en contacto con ella.

Este último cargamento ha venido precedido de una serie de envíos de cantidades considerables de armas de Estados Unidos a Egipto.

Entre el 11 de diciembre de 2011 y el 5 de febrero de 2012, la Oficina Egipcia de Compras (Egyptian Procurement Office, EPO) de la Autoridad de Armamento del Ministerio de Defensa envió un total de 349 toneladas de material militar y de uso dual por un valor de al menos 35 millones de dólares estadounidenses en siete cargueros con bandera estadounidense, gestionados por American President Lines Maritime Ltd.

Entre el material de esos siete cargueros había repuestos militares y componentes de equipos electrónicos, vehículos tácticos y de apoyo, vehículos cisterna, vehículos blindados y tanques, y recambios para helicópteros AH-64 Apache, H-3 y SH-2G(E).

El uso que las fuerzas de seguridad egipcias hacen de la munición es un claro ejemplo de la urgente necesidad de establecer y aplicar un Tratado sobre el Comercio de Armas global y efectivo, que en julio entra en su etapa final de negociaciones cruciales.

Amnistía Internacional pide que las municiones se incluyan entre las armas convencionales que deben ser reguladas por el tratado, algo a lo que Estados Unidos se opone.

“Por desgracia, la violenta represión de manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad es uno de los muchos ejemplos de por qué el mundo necesita un Tratado sobre el Comercio de Armas blindado. Como el mayor exportador de armas del mundo, Estados Unidos en particular debe acompañar su retórica sobre derechos humanos con acciones reales que estén a la altura de su discurso, cosa que hasta el momento no ha hecho”, ha manifestado Brian Wood.

Amnistía Internacional, en colaboración con Transarms y con International Peace and Information Service (IPIS), ha documentado una serie de “barcos de la vergüenza” que han transportado armas desde los grandes suministradores irresponsables de armas, entre ellos China, Rusia y Estados Unidos, hasta países en los que existe un riesgo sustancial de que sean utilizadas para cometer violaciones graves de derechos humanos.

Amnistía Internacional llevó a cabo la investigación sobre los envíos recientes de Estados Unidos a Egipto conjuntamente con Transarms e IPSIS.


Información complementaria sobre el viaje del MV Schippersgracht

El carguero de bandera neerlandesa MV Schippersgracht llegó a Baltimore, Maryland, Estados Unidos, el 25 de enero de 2012 desde Eemshaven, Groningen, Países Bajos.

El buque partió de Baltimore el 26 de enero de 2012 y llegó a Jacksonville, Florida, el 28 de enero de 2012. Salió de Jacksonville casi un mes después, el 23 de febrero de 2012, y navegó con rumbo norte hasta el puerto de la Terminal Oceánica Militar de Sunny Point (MOTSU), en Southport, Carolina del Norte, donde llegó el 24 de febrero de 2012.

El Departamento de Comercio de Carolina del Norte describe la MOTSU como “el puerto de municiones más grande de la nación […] y es el principal punto de envío de municiones del Departamento de Defensa en la costa atlántica. Proporciona transbordos mundiales de municiones, explosivos y otras cargas peligrosas del Departamento de Defensa”, además de ser un núcleo logístico para transportes intermodales de cargamentos militares por tren, camión y barco.

El 3 de marzo de 2012,el barco partió de Sunny Point con un cargamento que incluía materiales peligrosos catalogados por la OMI como Clase C, equivalente a la División 1.4 de materiales peligrosos establecida por la ONU, que abarca cartuchos para armas, espoletas y detonadores y otras municiones.

El Schippersgracht no aparecía en el listado de movimientos comerciales de los puertos de la costa este de Estados Unidos, y el último puerto en el que recaló en Estados Unidos fue Sunny Point, lo que indica que el cargamento era únicamente militar.

La Organización Marítima Internacional y la categoría 1.4 de materiales peligrosos establecida por la ONU abarcan cartuchos para armas, espoletas y otras municiones.

AI Index: PRE01/138/2012
Region
Country
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress