Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

7 June 2012

Cirujano libio acusado de negligencia bajo cargos falsos

Las autoridades libias deben revisar los cargos formulados contra un neurocirujano acusado de negligencia por la muerte de un combatiente contra Gadafi, ha declarado hoy Amnistía Internacional antes de las protestas previstas en apoyo del médico detenido.

Hisham Anour Ben Khayal niega rotundamente la acusación de haber negado deliberadamente tratamiento médico a Fathi Mohamed Abou Shanaf, fallecido el 26 de mayo de 2011 por una herida de bala en la cabeza.

Hisham Anour Ben Khayal fue secuestrado en Trípoli, la capital, el 1 de abril por un grupo de milicianos en el que había siete familiares de Fathi Mohamed Abou Shanaf. El médico está siendo juzgado en la ciudad natal del combatiente fallecido, Al Zawiya, donde hay una oleada de opinión pública contra él.

Está prevista la celebración de protestas el viernes en la ciudad de Derna, en solidaridad con Hisham Anour Ben Khayal, que denuncia que los milicianos le torturaron en detención.

“Lo que estamos presenciando aquí es un acto de venganza, no de justicia. Es muy peligroso que los familiares del fallecido sean quienes deciden la suerte del presunto perpetrador”, ha afirmado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Las autoridades libias deben garantizar que Hisham Anour Ben Khayal recibe un trato justo y que se lleva a cabo una revisión médica independiente de la causa de la muerte de Fathi Mohamed Abou Shanaf y del tratamiento que recibió en el hospital.”
“Además, todas las denuncias de tortura de Hisham Anour Ben Khayal deben ser debidamente investigadas y remediadas.”

Fathi Mohamed Abou Shanaf murió tras ser trasladado al Hospital de Sbia, donde Hisham Anour Ben Khayal es jefe del servicio de neurocirugía, unos 35 días después de resultar herido.

Hisham Anour Ben Khayal declaró ante el tribunal que ni siquiera era el médico que se encargó del caso, y que se hicieron dos operaciones en el Hospital Sbia para tratar de salvar al paciente.

Sin embargo, la milicia que lleva el nombre del combatiente muerto acusa al médico —que había tratado al coronel Gadafi y a quien algunos consideran enemigo de la “Revolución del 17 de Febrero” libia— de negligencia médica.

Tras ser capturado en su consulta en Trípoli,  Hisham Anour Ben Khayal estuvo recluido en la base de la milicia, en la ciudad de Al Zawiya, a unos 40 kilómetros de la capital, donde permaneció en régimen de incomunicación y le golpearon con látigos y palos.

Su hermano, Ashraf Anour Ben Khayal, consiguió localizarle por fin el 3 de abril y acudió a la base de la milicia para verle, pero según informes también fue detenido y torturado.

Dos días después, la milicia entregó al hermano, Ashraf Anour Ben Khayal, a la policía judicial y a la Fiscalía, que le pusieron en libertad.

Hisham Anour Ben Khayal fue trasladado posteriormente a la vecina prisión de Jedayem, acusado de infringir leyes sobre la conducta médica.

Pese a las sólidas pruebas fotográficas que las respaldan, sus denuncias de tortura aún no se han investigado, y no se le ha practicado ningún reconocimiento médico.

El caso de Hisham Anour Ben Khayal fue trasladado a un tribunal penal el 28 de mayo, basándose en que la muerte de Fathi Mohamed Abou Shanaf podía haber sido consecuencia de un asesinato, tal como se define en el Código Penal, y no de una negligencia.

En una reunión mantenida con Amnistía Internacional esta semana, la Fiscalía de Libia calificó de “ilegal” la decisión de trasladar el caso a un tribunal penal.

El abogado defensor de Hisham Anoura Ben Khayal, que ha recurrido contra esa decisión, también ha cuestionado la decisión de que el caso sea juzgado por un tribunal de Al Zawiya, pues el presunto delito se cometió en Trípoli.

A Amnistía Internacional le preocupa que un juicio en Al Zawiya, con muchos simpatizantes del fallecido en la sala y en sus alrededores, pueda intimidar a los jueces y posibles testigos y poner en peligro la imparcialidad del procedimiento.

“Este juicio es una prueba para que el poder judicial libio demuestre que es capaz de servir a la justicia y de permanecer independiente e imparcial ante la presión pública o la intimidación”, afirmó Hassiba Hadj Sahraoui.

Amnistía Internacional visitó la prisión de Jedayem el martes y solicitó entrevistarse con Hisham Anour Ben Khayal, pero el director del centro no autorizó una reunión privada, pese a que la organización había obtenido un permiso escrito del director de la Policía Judicial para visitar prisiones.

Información complementaria

El caso contra Hisham Anour Ben Khayal se inició después de que un grupo de médicos firmase una queja en la que alegaban que el neurocirujano era leal a Gadafi y había realizado actos contra la “Revolución del 17 de Febrero”.

Su hermano dijo que Hisham Anour Ben Khayal había tratado al coronel Gadafi, indicando que no estaba en condiciones de negarse a hacerlo. Un colega de Hisham Anour Ben Khayal, Mohamed Al Ziyadi, que estaba de guardia cuando ingresó el paciente, está acusado de cargos similares.

AI Index: PRE01/276/2012
Region Middle East And North Africa
Country Libya
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress