Annual Report 2013
The state of the world's human rights

3 December 2012

Veintiocho años después, las mujeres de Bhopal siguen esperando justicia

Veintiocho años después, las mujeres de Bhopal siguen esperando justicia
See video
Veintiocho años es demasiado tiempo para esperar a que se haga justicia. El gobierno indio y Dow deben indemnizar debidamente y de una vez a las víctimas, y las autoridades indias deben también exigir que los responsables de este desastre rindan cuentas.
Source: 
Madhu Malhotra, directora adjunta del Programa sobre Género, Sexualidad e Identidad de Amnistía Internacional
Date: 
Mon, 03/12/2012

Decenas de miles de víctimas del peor desastre industrial de la India —la catastrófica fuga de gas de la fábrica de Union Carbide de Bhopal— siguen esperando a que se haga justicia, y el sufrimiento de las mujeres es desproporcionado, ha declarado Amnistía Internacional.

La fuga de gas, que se produjo hoy hace exactamente 28 años, causó la muerte de entre 7.000 y 10.000 hombres, mujeres y niños sólo en los tres primeros días.

Se cree que otras 15.000 personas murieron en los años siguientes, mientras decenas de miles más viven con graves problemas de salud. Dow Chemical Company (Dow) compró Union Carbide en 2001.

“Veintiocho años es demasiado tiempo para esperar a que se haga justicia. El gobierno indio y Dow deben indemnizar debidamente y de una vez a las víctimas, y las autoridades indias deben también exigir que los responsables de este desastre rindan cuentas”, manifestó Madhu Malhotra, directora adjunta del Programa sobre Género, Sexualidad e Identidad de Amnistía Internacional.

Desde la fuga de gas, el sufrimiento de las mujeres de Bhopal es desproporcionado. Muchas padecen graves repercusiones en su salud, incluidos trastornos ginecológicos y reproductivos. A medida que los hombres afectados por el desastre enfermaban y no podían seguir trabajando, muchas mujeres también tuvieron que continuar asumiendo el papel de sostén de la familia al mismo tiempo que cuidaban de sus familiares enfermos.

“La noche que ocurrió el desastre del gas, mi cuñada embarazada se puso de pronto de parto. La llevamos al hospital y en cuanto le pusieron una inyección, dio su último suspiro”, dice Rampyari Bai, una de las sobrevivientes de la fuga y activista en Bhopal.

Pero las mujeres también están en primera línea de la lucha por la justicia.

Los grupos de activistas locales exigen que el gobierno indemnice adecuadamente a las víctimas y proporcione atención médica a quienes siguen sufriendo.

“Estamos luchando por la cuestión de la responsabilidad civil de Union Carbide, sea en Estados Unidos o en la India. Es porque aquí la gente cree que no sólo es importante obtener una indemnización, sino que también es importante obtener justicia”, afirma Rachna Dhingra, del Grupo de Información y Acción de Bhopal.

Aún no se ha realizado una investigación exhaustiva sobre los efectos del desastre en la salud y la vida de las personas.

Según los activistas, todavía hay cerca de 150.000 personas que padecen enfermedades crónicas de los pulmones o el hígado.

El esqueleto de la antigua fábrica de Union Carbide sigue abandonado en el centro de Bhopal, con más de 350 toneladas de residuos tóxicos sin tratar en el interior.

Unas 40.000 personas viven aún cerca de la fábrica, expuestas a los residuos tóxicos durante años.

“Hoy, 28 años después del desastre, la situación de las víctimas es en muchos aspectos peor que la mañana del desastre. Las personas que tienen más dificultades son sobre todo las pobres y principalmente mujeres”, dice Hazra Bi, de la ONG local Colectivo de Mujeres Afectadas por el Gas de Union Carbide.

Amnistía Internacional insta al gobierno de la India y a Dow a que limpien inmediatamente el lugar donde se produjo la fuga de gas.

En 1989, el Tribunal Supremo de la India anunció un acuerdo entre el gobierno indio y Union Carbide, sin consultar con los supervivientes. Se pidió que Union Carbide pagara 470 millones de dólares en concepto de indemnización, pero ni siquiera esta cantidad insuficiente se ha repartido en su totalidad entre las víctimas.

Dow niega sistemáticamente toda responsabilidad respecto de las deudas de Union Carbide en Bhopal.

En agosto de 2012, el Tribunal Supremo de la India resolvió que debían conferirse más facultades al comité que supervisa la rehabilitación de las víctimas de la fuga de gas. Los activistas confían en que esta decisión se traduzca en una mejor atención médica para los afectados.

“La decisión fue positiva y debe ponerse en práctica urgentemente. La única forma de poner punto final a la herencia de Dow y Union Carbide es trabajar con las comunidades afectadas y el gobierno de la India para abordar de forma exhaustiva y efectiva el impacto del desastre en los derechos humanos”, concluyó Madhu Malhotra, de Amnistía Internacional.

Issue

Activists 
Business And Human Rights 
Women 

Country

India 

Region

Asia And The Pacific 

Follow #bhopal @amnestyonline on twitter

News

18 September 2014

Nigeria’s police and military routinely torture women, men, and children – some as young as 12 – using a wide range of methods including beatings, shootings and rape... Read more »

04 September 2014

For years Amnesty International has been investigating and recording evidence of torture in Mexico. Here're some of the most shocking facts. 

Read more »
18 September 2014

The conviction of four peaceful protesters by a Thai military court today is an affront to justice and another sign of repression under military rule. 

Read more »
15 September 2014

European leaders must do more to provide safe and legal ways for refugees and migrants to access international protection in the European Union.

Read more »
18 September 2014

A controversial new cybercrimes law that criminalizes the spreading of “false news” on the internet poses a serious threat to freedom of expression in Qatar.

Read more »