Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

7 May 2013

Guinea Ecuatorial: Preocupación por los derechos humanos con motivo de las elecciones

Las graves violaciones de derechos humanos y la negación de libertades fundamentales en Guinea Ecuatorial están empañando el periodo de campaña previo a las elecciones legislativas del 26 de mayo de 2013; así lo afirman Amnistía Internacional, EG Justice y Human Rights Watch en una declaración que han hecho pública hoy.

Las organizaciones han expresado su preocupación por diversos episodios de detenciones basadas en motivos políticos que se han practicado en los últimos meses. También mencionan hostigamiento constante a la oposición política del país, informes sobre intimidación de votantes y negación de la libertad de expresión y otros derechos en el periodo anterior a las elecciones. Human Rights Watch y EG Justice han expresado asimismo su preocupación por unos procesos electorales viciados y la imposición de condiciones restrictivas a los observadores internacionales.

“El presidente Obiang suele decir que los africanos deben reclamar su derecho a hacer oír su voz en los asuntos globales, pero niega ese derecho a la población guineoecuatoriana –ha afirmado Tutu Alicante, director ejecutivo de EG Justice, organización que aboga por los derechos humanos y el Estado de derecho en Guinea Ecuatorial–. La triste realidad es que los guineoecuatorianos no conocen unas elecciones libres y justas.”

Las tres organizaciones de derechos humanos han documentado violaciones de derechos humanos sistemáticas –incluso en periodos electorales– por las que no se han rendido cuentas de ninguna clase. En el periodo previo a las elecciones del 26 de mayo, existen motivos de preocupación importantes. Las autoridades guineoecuatorianas deben garantizar el derecho de la ciudadanía del país a expresar libremente su opinión y sus preferencias en las urnas, afirman.

La población de Guinea Ecuatorial acudirá a las urnas el 26 de mayo para elegir la composición del nuevo Parlamento así como los cargos de los ayuntamientos de todo el país. Además, los votantes elegirán por primera vez a los 55 miembros del nuevo Senado, establecido de conformidad con la Constitución revisada que se promulgó en febrero de 2012. Los 15 senadores restantes serán nombrados directamente por el presidente, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, en el poder desde 1979.

El gobierno y el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), liderado por Obiang, tienen antecedentes de represión de opositores políticos antes de la celebración de elecciones, a menudo alegando “motivos de seguridad” y presuntos intentos golpistas.

Según fuentes que han hablado con Amnistía Internacional, un ciudadano guineoecuatoriano que a principios de 2013 había regresado al país de su exilio en Suecia llevaba recluido sin cargos en una cárcel de Malabo desde el 12 de marzo, fecha en que fue detenido sin orden judicial en relación con una presunta conspiración contra el Estado.  Él niega la acusación. Otra persona que está recluida sin cargos desde octubre de 2012 también ha sido acusada de conspirar para desestabilizar el país, y su abogado asegura que ha sido torturada.

“Las autoridades deben poner fin a la detención arbitraria y la tortura, y garantizar el procesamiento de los autores de estos abusos –ha afirmado Netsanet Belay, director del Programa de Amnistía Internacional para África–. La atmósfera de impunidad e intimidación debe disiparse y la gente debe poder expresar libremente su opinión y participar en la creación de su propio gobierno sin temor a sufrir represalias.”

El presidente Obiang fue reelegido en 2009 tras un periodo de campaña electoral en el que los candidatos de la oposición sufrieron acoso, intimidación, desigualdad de acceso a los medios de comunicación y otras restricciones. La observación internacional de las elecciones fue débil y la oposición política denunció fraude sistemático en el proceso de votación.

Las elecciones legislativas y municipales del 26 de mayo serán los primeros comicios celebrados en Guinea Ecuatorial desde el referéndum de noviembre de 2011 sobre la reforma constitucional, aprobada por el 97,7 por ciento de los votos.  Las denuncias de fraude en el voto, acoso a los simpatizantes de la oposición e intimidación de los votantes empañaron el resultado del referéndum.

El gobierno calificó de reforma trascendental la Constitución revisada, pero los cambios reforzaban considerablemente los poderes ya excesivos de Obiang. Por ejemplo, el presidente Obiang presidirá el Consejo Supremo del Poder Judicial –el órgano que controla a los jueces– y además nombrará o dará su aprobación a los directores de las instituciones “independientes” teóricamente responsables de mejorar la rendición de cuentas del gobierno. También ha declarado que los nuevos límites impuestos al mandato presidencial no se aplicarán con carácter retroactivo.

El partido gobernante, PDGE, ejerce en la práctica el monopolio del poder, la financiación y el acceso a los medios de comunicación nacionales, mientras que sus adversarios políticos se enfrentan a duras restricciones. Se presiona a los miembros de la oposición por varios medios, como la detención arbitraria y el acoso.
 
Sólo dos partidos políticos van a presentar candidatos a las elecciones de manera independiente. Los otros 10 partidos políticos oficialmente reconocidos han formado una alianza con el PDGE. Está previsto que el periodo electoral arranque el 10 de mayo.

En 2011, el presidente Obiang firmó la Carta Africana de la Democracia, las Elecciones y la Gobernanza en representación de Guinea Ecuatorial, con el compromiso de respetar y defender la finalidad y los objetivos de la Carta, entre ellos promover la cultura y la práctica democráticas, así como crear gobernanza y fortalecerla.

“El presidente Obiang pretende envolverse en el manto de la democracia, pero para eso hace falta mucho más que la celebración de unas elecciones férreamente controladas cuyos resultados son de prever –ha afirmado Daniel Bekele, director para África de Human Rights Watch–. Debe renunciar a los instrumentos de represión y permitir que la población participe plenamente en la vida pública.”

 

AI Index: PRE01/221/2013
Region Africa
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress