Guinea Ecuatorial

Human Rights in República de Guinea Ecuatorial

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Equatorial Guinea is now live »

Jefe del Estado
Teodoro Obiang Nguema Mbasogo
Jefe del gobierno
Teodoro Obiang Nguema Mbasogo (sustituyó a Ignacio Milán Tang en mayo)

Información general

En febrero se promulgó la Constitución reformada, aprobada en referéndum en noviembre de 2011. De acuerdo con la nueva Constitución, y en espera de las elecciones previstas para principios de 2013, en mayo se nombró un gobierno provisional del que formaban parte 12 miembros de la familia del presidente Obiang Nguema. Aunque no estaba previsto en la Constitución, el presidente nombró segundo vicepresidente a su hijo mayor, Teodoro (“Teodorín”) Nguema Obiang.

En marzo, jueces de instrucción de Francia solicitaron una orden internacional de detención de “Teodorín” Nguema Obiang en el contexto de una investigación sobre malversación de fondos públicos y blanqueo de dinero. En agosto, la policía francesa confiscó su residencia en París aduciendo que se había comprado con dinero en efectivo procedente de malversación en Guinea Ecuatorial. En septiembre, el gobierno de Guinea Ecuatorial solicitó a la Corte Internacional de Justicia que ordenase a Francia desistir de una investigación sobre el presidente del país y su hijo, cancelar la orden de detención contra el hijo y devolver los bienes confiscados. En octubre, el Juzgado de Instrucción de Malabo dictó una orden de detención contra el director de la sección francesa de la ONG Transparencia Internacional, al que acusó de injurias, calumnias y extorsión al Estado de Guinea Ecuatorial, y de acumular riqueza ilegalmente.

Arriba

Defensores y defensoras de los derechos humanos

Defensores y defensoras de los derechos humanos sufrieron hostigamiento y detención a causa de su labor, así como de sus actividades políticas pacíficas.

  • El defensor de los derechos humanos Wenceslao Mansogo Alo, doctor en medicina y miembro destacado del partido político opositor Convergencia para la Democracia Social (CPDS), fue detenido sin orden judicial en la comisaría central de policía de Bata, en la región continental, el 9 de febrero. Wenceslao Mansogo había prestado declaración voluntariamente en relación con la muerte de una mujer, ocurrida durante una operación quirúrgica en su clínica privada el 1 de febrero. La familia de la fallecida lo había acusado de mutilar el cuerpo, aunque dos informes de autopsias confirmaron que el cuerpo estaba intacto y que la mujer había muerto de un ataque cardiaco. El ministro de Sanidad y Bienestar Social afirmó que la causa del ataque cardiaco había sido la mala administración de la anestesia. Pese a la falta de pruebas, y sin acusarlo ni presentar cargos en su contra, el juez de instrucción ordenó la reclusión de Wenceslao Mansogo. Varios tribunales desestimaron los recursos presentados por sus abogados contra su detención y reclusión. En mayo fue declarado culpable de negligencia profesional y condenado a tres años de prisión y al pago de una indemnización. En junio quedó en libertad al beneficiarse de un indulto presidencial. En noviembre se celebró ante la Corte Suprema la vista del recurso contra la declaración de culpabilidad y la condena, pero al terminar el año no se había emitido la sentencia.
Arriba

Detención y reclusión arbitrarias

Hubo detenciones y reclusiones arbitrarias de presuntos opositores, por motivos como no asistir en agosto a las celebraciones del aniversario de la toma del poder por el presidente Obiang. La mayoría de los detenidos quedaron en libertad sin cargos al cabo de unos días o semanas. Varios fueron torturados o sometidos a otros malos tratos.

  • Florentino Manguire Eneme, ex socio en los negocios del hijo mayor del presidente Obiang, “Teodorín” Nguema Obiang, fue detenido el 11 de agosto en la comisaría central de policía de Bata, a la que había acudido tras recibir una citación por teléfono. Lo acusaron de proporcionar a terceras partes documentos relacionados con los negocios de “Teodorín” Nguema. Dos días después lo trasladaron a Malabo y lo recluyeron en la comisaría central de policía hasta que quedó en libertad sin cargos el 23 de agosto.
  • El 17 de octubre, a las 11 de la noche, la policía detuvo sin orden judicial a Agustín Esono Nsogo en su domicilio de Bata. Estuvo recluido en régimen de incomunicación en la prisión de Black Beach durante al menos una semana, y fue torturado en tres ocasiones, al parecer para obligarlo a confesar una conspiración para desestabilizar el país. Su reclusión no se legalizó hasta un mes después de la detención, rebasando sobradamente el periodo de 72 horas prescrito por la legislación nacional. Al terminar el año no había sido acusado formalmente de ningún delito.

Unas 10 personas, entre las que había familiares y amigos de Agustín Esono Nsogo, fueron detenidas posteriormente en Bata. Al menos 3 de ellas fueron trasladadas a la prisión de Black Beach, en Malabo, y quedaron en libertad sin cargos el 30 de octubre, junto con el abogado de Agustín Esono Nsogo, Fabián Nsue, detenido sin orden judicial el 22 de octubre en la prisión de Black Beach, a la que había acudido para ver a un cliente detenido una semana antes.

Arriba

Desapariciones forzadas

Antonio Lebán, miembro de las Fuerzas Especiales del Ejército, fue detenido en Bata poco después del 17 de octubre y no se volvió a saber de él. Al parecer, su detención estaba relacionada con la de Agustín Esono Nsogo.

Arriba

Ejecuciones extrajudiciales

Se recibieron noticias sobre ejecuciones extrajudiciales perpetradas por soldados y policías.

  • Blas Engó murió por disparos efectuados por un soldado, según trascendió, a bocajarro, en el exterior de la Cárcel Pública de Bata cuando intentaba fugarse junto con otros 46 reclusos durante la noche del 14 de mayo.
  • En mayo, un oficial del ejército mató de un disparo a Oumar Koné, ciudadano maliense, en Bata por negarse a pagar un soborno en un control de carretera rutinario.
Arriba

Libertad de expresión: periodistas

La prensa continuaba bajo el control del Estado y no se permitían las críticas. A mediados de octubre se interrumpió –para a continuación suspenderse por tiempo indefinido– la emisión de un programa en la radio nacional mientras se difundía una entrevista con una mujer que representaba a 18 familias desalojadas por la fuerza de sus viviendas en Bata. La mujer había criticado al presidente de la Corte Suprema de Justicia por su presunta implicación personal en el conflicto.

Arriba

Presos de conciencia

Un preso de conciencia y otros 20 posibles presos de conciencia fueron excarcelados en virtud de un indulto presidencial en junio.

Arriba