Annual Report 2013
The state of the world's human rights

20 March 2009

El sistema de reclusión chino, objeto de presiones tras la muerte de reclusos

El sistema de reclusión chino, objeto de presiones tras la muerte de reclusos
Tras la muerte de un mínimo de seis reclusos en lo que va de año, el sistema de reclusión chino está siendo objeto de crecientes presiones para que se proceda a su reforma.

Las autoridades judiciales que asistieron a la reciente reunión de la Asamblea Nacional Popular, la asamblea legislativa china, que finalizó el 13 de marzo, se comprometieron a realizar visitas de inspección a los centros de reclusión con mayor frecuencia, para evitar que los internos sufriesen torturas a manos de agentes de policía o acoso por parte de otros reclusos.

“En China continúan siendo habituales la tortura y otros malos tratos debido a que el acceso de las personas detenidas a sus abogados y familiares es limitado y a que la fiscalía suele aceptar confesiones como un tipo de prueba”, ha afirmado Roseann Rife, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía.
 
“Amnistía Internacional acoge con satisfacción los compromisos de aumentar la supervisión de los centros de detención en China. Sin embargo, las autoridades deben revisar el Código de Procedimiento Penal para que se prohíba expresamente la utilización de confesiones obtenidas mediante tortura o malos tratos como pruebas ante tribunales.”

El sistema de reclusión chino se convirtió en el centro de atención cuando, el 12 de febrero, un joven recluso murió en la provincia suroccidental china de Yunnan a causa de graves lesiones cerebrales.

En un primer momento, la policía del centro de detención de la comarca de Jinning afirmó que Li Qiaoming había resultado herido por accidente al tener los ojos vendados y chocar con una pared mientras jugaba al escondite con otros internos.

Los medios de comunicación chinos informaron ampliamente sobre el caso y, en una iniciativa que recibió numerosos elogios, las autoridades respondieron a las peticiones de que se iniciase una investigación. Las nuevas averiguaciones mostraron que Li había muerto como consecuencia de la paliza que le habían propinado tres internos pendencieros.

Tras los reiterados informes sobre las torturas y el acoso que sufren los reclusos, se está pidiendo que instituciones judiciales o independientes sustituyan a la policía en la gestión de los centros de detención.

“La responsabilidad de eliminar el acoso en las cárceles recae en el departamento que gestiona los centros. La supervisión de la fiscalía es importante, pero no debe ser la única responsable de la seguridad de los internos”, ha afirmado Tong Jianming, portavoz de la Fiscalía Suprema Popular.

“Los centros de detención no deben estar gestionados por departamentos de seguridad pública [policía], porque practican detenciones y a veces torturan a las personas acusadas para obligarlas a confesar”, ha manifestado Duan Zhengkun, ex viceministro de Justicia.

Tras la muerte de Li Qiaoming, tres altos cargos responsables de las prisiones de Jinning fueron destituidos y dos guardas fueron acusados de negligencia en el cumplimiento del deber. También fue destituido un funcionario del módulo en el que se encontraba Li, y, según la fiscalía provincial, es probable que los tres internos que golpearon a Li sean acusados de agresión con resultado de muerte.

En una fecha más reciente, el 12 de marzo, Hu Fenqiang, detenido en Xiangtan, provincia de Hunan, fue declarado muerto tras perder el conocimiento en un centro de detención. Los agentes de policía que participaron en el interrogatorio de Hu han sido apartados del servicio mientras se lleva a cabo la investigación.

El estudiante de 19 años Xu Gengrong murió el 8 de marzo, cuando llevaba siete días recluido en la comarca de Danfeng, provincia de Shaanxi. Los resultados de la autopsia mostraron que Xu, recluido como sospechoso de asesinar a una estudiante, había muerto de hambre y sufrido varias heridas.

El caso de Xu provocó airadas protestas en Danfeng, tras ver sus amigos y familiares el cadáver y acusar a la policía de tortura. Según dijeron, tenía contusiones en los brazos, las manos y las piernas, además de sangre en los orificios nasales.

Wu Ming, compañero de clase de Xu que permaneció detenido durante dos días, manifestó que la policía los consideró sospechosos desde el primer momento. “Me mantuvieron despierto, me golpearon hasta que me sangró la nariz y se me durmieron los brazos por llevar un montón de ladrillos a la espalda”, declaró a medios de comunicación locales.

En Changsha, provincia de Hunan, los adolescentes Xiao Haixing y Qiu Xiaolong, internos en un centro de rehabilitación de menores, murieron en un hospital los días 3 y 6 de marzo respectivamente tras recibir tratamiento de urgencia. Las autoridades han atribuido las muertes a razones médicas, pero sus familias se han negado a aceptar las explicaciones oficiales afirmando que las autoridades están intentando ocultar los verdaderos motivos de sus muertes.

Luo Jingbo, trabajador agrícola de 58 años, murió el 4 de marzo a consecuencia de los golpes recibidos en un centro de detención de la isla meridional de Hainan. Según información aparecida en medios de comunicación, fue atacado por internos tras negarse a obedecer su orden de bañarse. Según funcionarios del centro de detención, Luo se golpeó la cabeza contra una pared y cayó al suelo.

Yang Caicong, policía que estaba de servicio, se enteró de lo ocurrido a través de un dispositivo de vigilancia, pero no tomó medidas inmediatas para poner fin al ataque. Fue detenido el 13 de marzo por negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones.

“El aumento de los informes de muertes bajo custodia refleja que en el sistema de detención chino existe un grave problema que debe abordarse mediante una minuciosa revisión general. Además, las autoridades chinas deben llevar a cabo investigaciones independientes sobre todas las muertes bajo custodia y procesar a los responsables”, ha manifestado Roseann Rife.

Country

China 

Region

Asia And The Pacific 

Issue

Sexual Orientation and Gender Identity 
Torture And Ill-treatment 

@amnestyonline on twitter

News

16 October 2014

Repressive and discriminatory legislation enacted over the last 18 months in Uganda has led to increasing state repression, violence and homophobic and gender-based... Read more »

17 October 2014

Prisoner of conscience and torture victim Ángel Amílcar Colón Quevedo has been released from prison after five years in pre-trial detention, in a move that is welcome but... Read more »

17 October 2014

Italy’s proposal to end its Mare Nostrum search and rescue operation in the Mediterranean Sea would put the lives of thousands of migrants and refugees attempting to... Read more »

17 October 2014

Testimonies gathered by Amnesty International indicate that Egyptian security forces used excessive force to crack down on recent student demonstrations at Alexandria... Read more »