Actualización global

Principales acontecimientos ocurridos en 2013 en materia de derechos humanos

Desde que el Informe 2013 de Amnistía Internacional entró en proceso de publicación el 31 de diciembre de 2012, algunos momentos cruciales en materia de derechos humanos han acaparado los titulares de todo el mundo. Aquí se ofrecen resumidos. 

Enero

Las fuerzas francesas y malienses lanzaron una contraofensiva contra grupos islamistas armados en Malí. Las violaciones de derechos humanos cometidas tanto por las fuerzas armadas malienses como por grupos armados de oposición aumentaron considerablemente tras la intervención armada internacional. 

En Egipto, tras el aniversario del levantamiento de 2011, estallaron disturbios cuando los partidarios de la oposición se enfrentaron a las fuerzas de seguridad y partidarios de la Hermandad Musulmana. La violencia sexual y la discriminación contra las mujeres volvieron a saltar a la atención pública tras una serie de atroces ataques sexuales perpetrados contra mujeres durante las protestas de enero en la plaza de Tahrir. 

Se ha acusado al presidente Morsi de retomar las tácticas de la era de Mubarak para reprimir la libertad de expresión. Se ha interrogado a periodistas, blogueros y reporteros de medios de comunicación audiovisuales por criticar a las autoridades, y se ha detenido a activistas de oposición por cargos falsos o de motivación política. El Parlamento egipcio está impulsando nuevas leyes para restringir la libertad de reunión y asociación, con estrictas normas nuevas para las organizaciones de derechos humanos. 

A medida que, en China, una nueva generación de dirigentes ha ido ocupando el poder, se han propuesto reformas a los sistemas de detención administrativa –incluida la reeducación por el trabajo, utilizada para detener a personas sin cargos ni juicio durante periodos de hasta cuatro años– que no cumplen las normas internacionales requeridas. Cientos de miles de personas permanecen recluidas en ese tipo de centros.

Febrero

El 12 de febrero, un tribunal de Milán condenó a dos ex altos cargos de los servicios secretos de Italia a 10 y 9 años de prisión, respectivamente, por el “secuestro” del ciudadano egipcio Abu Omar. Un total de 26 ciudadanos estadounidenses y 3 italianos han sido condenados por su papel en la entrega de Abu Omar.

Marzo

El 1 de marzo, el ex “presidente vitalicio” de Haití, Jean-Claude Duvalier, compareció ante el tribunal por cargos relativos a abusos contra los derechos humanos. Su juicio brinda un atisbo de esperanza a las víctimas y las familias de las personas que sufrieron ejecución extrajudicial, desaparición forzada y tortura durante sus años en el poder.

Una década después de la invasión encabezada por Estados Unidos, Irak sigue inmerso en una situación de abusos contra los derechos humanos. Bajo el disfraz de la “ley antiterrorista”, muchas personas siguen siendo sometidas a detención sin cargos, reclusión arbitraria, tortura y otros malos tratos. Cientos de personas, muchas de ellas civiles, siguen muriendo cada mes en bombardeos y otros ataques lanzados por grupos armados. En abril se registró la cifra más alta de muertes violentas desde mediados de 2008, en una situación de crecientes enfrentamientos violentos entre grupos armados árabes suníes y las fuerzas de seguridad.

Las elecciones presidenciales de Kenia transcurrieron sin que se produjeran graves violaciones de derechos humanos. Amnistía Internacional instó al presidente recién elegido, Uhuru Kenyatta, a cooperar con la investigación emprendida por la Corte Penal Internacional (CPI) sobre la violencia generalizada que tuvo lugar tras las controvertidas elecciones de 2007. 

En el este de la República Democrática del Congo continúan los combates, con niveles cada vez más altos de violencia sexual y desplazamiento. El líder rebelde del M23, Bosco Ntaganda, se entregó a la embajada de Estados Unidos en la capital de Ruanda, Kigali, el 18 de marzo. Fue trasladado a La Haya para ser juzgado ante la CPI por cometer crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. 

En Myanmar, continuó la violencia comunitaria entre musulmanes y budistas. El 20 de marzo, al menos 20 personas murieron en la división de Mandalay, en el centro del país, en unos sucesos que pusieron de manifiesto que las tensiones vividas el año pasado con el estallido de la violencia en el estado de Rajine se habían extendido.

El 21 de marzo, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU votó a favor de establecer una comisión de investigación sobre las violaciones de derechos humanos graves, sistemáticas y generalizadas cometidas en Corea del Norte

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU también aprobó una resolución que destacaba las violaciones de derechos humanos cometidas tanto en el pasado como en la época actual en Sri Lanka, pero no pidió explícitamente una investigación internacional sobre los crímenes de guerra presuntamente cometidos durante los años de conflicto tanto por el gobierno como por el grupo armado de oposición Tigres de Liberación de Eelam Tamil.

La brutal violación de una joven a manos de un grupo de hombres ocurrida en Delhi en diciembre de 2012 desató un debate nacional sobre la violencia contra las mujeres en India. El 22 de marzo, el Parlamento introdujo un nuevo conjunto de leyes para frenar la violencia contra las mujeres, pero ese conjunto incluía disposiciones alarmantes, como la petición de la pena de muerte para ciertos actos extremos de violencia.

Abril

Los gobiernos reunidos en la ONU acordaron un Tratado sobre el Comercio de Armas histórico, que sitúa en su núcleo los derechos humanos. El tratado prohíbe a los Estados transferir armas convencionales a países en los que sepan que esas armas se utilizarán para cometer o facilitar actos de genocidio, crímenes contra la humanidad o crímenes de guerra. Unos días antes, Irán, Corea del Norte y Siria –tres países que cometen abusos contra los derechos humanos y que están sometidos a algún tipo de embargo de la ONU– hicieron un cínico intento de bloquearlo. 

Los bombardeos indiscriminados lanzados en Kordofán del Sur por las fuerzas armadas de Sudán agravaron una situación humanitaria ya de por sí precaria, y obligaron a unas 100.000 personas, según estimaciones, a huir.  

En Venezuela, tras la muerte del presidente Hugo Chávez, las elecciones presidenciales se vieron enturbiadas por la violencia y la intimidación.

Decenas de detenidos iniciaron una huelga de hambre en la base naval de Estados Unidos en la bahía de Guantánamo. El presidente Obama reiteró su promesa de cerrar el centro de detención. Cinco años después de su promesa inicial, 166 hombres permanecen allí recluidos. 

La violencia contra las mujeres sigue siendo endémica en Afganistán. El 22 de abril, un padre mató a tiros a su hija ante una multitud de 300 personas, tras acusarla de haberse fugado con su primo. 

Rusia amplió las restricciones a las organizaciones no gubernamentales independientes y, a finales de abril, un tribunal de Moscú multó a la Asociación de Defensa de los Derechos de los Votantes Golos (Voz) con 300.000 rublos (casi 10.000 dólares estadounidenses) por violar presuntamente una nueva ley represiva sobre “agentes extranjeros”. Se trataba de los primeros cargos que se formulaban tras una oleada de inspecciones emprendida en las últimas semanas y dirigida contra más de 200 organizaciones en todo el país, incluidas las oficinas en Moscú de Amnistía Internacional y Human Rights Watch.

Mayo

Con el comienzo de la estación de lluvias en Sudán, los bombardeos indiscriminados lanzados por las Fuerzas Armadas de Sudán durante los periodos clave de plantación y recolección han puesto a la población civil de Kordofán del Sur y Nilo Azul en una situación extremadamente precaria. Es probable que la mayoría de las personas internamente desplazadas sufran una crisis alimentaria en las próximas semanas. La ONU prevé que el número de refugiados del remoto campamento de Yida, en Sudán del Sur, supere los 100.000 este mes. 

La condena en Guatemala del ex presidente del país, el general Efraín Ríos Montt, por genocidio y crímenes contra la humanidad durante el tiempo que ocupó su cargo, en 1982-1983, supuso un hito histórico en la larga lucha de la nación por la justicia.

La campaña previa a las elecciones generales celebradas el 11 de mayo en Pakistán se vio enturbiada por una oleada de ataques contra personas que participaban en la campaña y partidos principalmente laicos  perpetrados por grupos integristas como los talibanes. Al menos 140 personas murieron y decenas más resultaron heridas.

La crisis en Siria se intensifica. Las fuerzas y milicias leales al gobierno siguen lanzando ataques indiscriminados y deliberados contra civiles, especialmente contra los que viven en las zonas controladas por grupos armados de oposición. La detención arbitraria, la desaparición forzada y la tortura y otros malos tratos siguen siendo prácticas muy extendidas en las prisiones y centros de detención. Algunos grupos de oposición siguen reteniendo a rehenes y llevando a cabo ejecuciones sumarias –también de civiles– por razones de nacionalidad, opinión política o identidad sectaria. Más de 1,4 millones de refugiados han huido del país, y unos 4 millones de personas se han desplazado internamente. Hasta el momento, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha actuado respecto a las peticiones para que se remita la situación de Siria a la CPI.

Cómo puedes ayudar

AmnestyOnline

Ir al apartado de países

Amnistía Internacional en las redes sociales