09 abril 2009
Acabar con el racismo institucional en el sistema de justicia penal austriaco

Las investigaciones de Amnistía Internacional han revelado que el racismo institucional en la policía y los órganos judiciales austriacos impide que se preste un servicio de la misma calidad a todas las personas.

Los extranjeros y los austriacos que no son de raza blanca corren mayor riesgo de ser considerados presuntos delincuentes y tienen menos probabilidades de que se respeten sus derechos cuando lo denuncian. También corren mayor riesgo de ser maltratados por la policía y tienen menos probabilidades de obtener reparación.

Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades austriacas que redoblen sus esfuerzos para eliminar el racismo en la policía y garantizar que todas las denuncias de actos racistas cometidos por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley se investigan debidamente y se castigan de forma adecuada.

359
acciones emprendidas

Actúa

Campaign has expiredThis appeal for action is now closed.
663,153
acciones emprendidas
por personas como tú