29 junio 2012
Hay que poner fin a los abusos cometidos por el ejército en Egipto

Manifestantes en la Pza. Tahrir de El Cairo levantan en alto una silueta del mariscal de campo Mohamed Hussein Tantawi, presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, Egipto, 18 de noviembre de 2011. © Mohamed Ali Eddin/Demotix

 

En diciembre, soldados egipcios propinaron tal paliza a la manifestante Azza Hilal Ahmad Suleiman, que le fracturaron el cráneo. A día de hoy lucha por que se haga justicia. Dijo a Amnistía Internacional: “El ejército debe rendir cuentas de sus actos”.

El camino hacia la justicia de Azza Hilal Ahmad Suleiman, como el de miles de otras personas que han sufrido abusos a manos del ejército, no será fácil. En junio, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que gobierna Egipto, disolvió el Parlamento y modificó la Constitución con el objeto de otorgar al ejército nuevas atribuciones para detener y recluir a la población civil, y de impedir que sus fuerzas estén sometidas a la supervisión civil. En general se considera que estas atribuciones constituyen una medida para evitar que se investigue y procese a las tropas por la comisión de abusos contra los derechos humanos. El ejército ha declarado que ejercerá el “autocontrol”, pero ha advertido que el ejército y las fuerzas de seguridad están preparados para volver a emplear la fuerza para responder a “situaciones de disturbios”.

El ejército egipcio es responsable de practicar detenciones arbitrarias, infligir torturas y celebrar miles de juicios injustos de civiles ante tribunales militares. Desde octubre de 2011, efectivos del ejército han matado además a más de 100 manifestantes. El ejército no ha hecho rendir cuentas de estos actos ni a un solo miembro de sus fuerzas.

El ejército egipcio no debe encargarse de la función policial en protestas pacíficas, y no debe estar facultado para detener, recluir e investigar a la población civil. En cambio, debe someterse a sus fuerzas a una investigación independiente por los abusos cometidos, de manera que personas como Azza Hilal Ahmad Suleiman consigan finalmente verdad, justicia y reparación.

Es hora de que el ejército egipcio traspase de una vez por todas sus competencias a la policía.

708
acciones emprendidas

Actúa

Campaign has expiredGracias por todo su apoyo, la acción ahora esta cerrada.
663,107
acciones emprendidas
por personas como tú