25 noviembre 2009
Invertir el rumbo de la lucha contra el VIH en Sudáfrica

En Sudáfrica, la epidemia del VIH afecta y se transmite a las mujeres de forma desproporcionada. Según estadísticas oficiales, alrededor de 5,2 millones de personas viven con el VIH en el país. Los índices de contagio entre mujeres de 15 a 35 años es de dos a cuatro veces mayor que entre los hombres del mismo grupo de edad, y una media del 30 por ciento de las mujeres que acuden a clínicas de atención prenatal están infectadas por el VIH.

Como ha observado recientemente el vicepresidente sudafricano, Kgalema Motlanthe, estas marcadas diferencias de género en los índices de prevalencia del VIH están relacionadas con el desempoderamiento de las mujeres, que es uno de los “motores principales de la epidemia”. Con frecuencia, las mujeres no pueden insistir en el uso del preservativo para protegerse del riesgo de que el hombre con el que conviven les transmita el VIH, pues dependen económica o socialmente de éste o se exponen a sufrir violencia.

La pobreza también afecta desproporcionadamente a las mujeres: más de dos quintas partes viven con menos de 500 rands al mes (67 dólares estadounidenses), una proporción mayor que la de los hombres, según una encuesta demográfica de 2008. El gobierno ha ampliado el acceso a servicios integrales de atención del VIH, incluida la provisión de tratamiento antirretroviral contra el sida, pero estos servicios siguen estando disponibles mayoritariamente en hospitales. Para las mujeres que viven en comunidades rurales pobres, los costes de transporte a estos centros a menudo alejados son muy elevados con respecto a sus ingresos. Por tanto, les resulta muy difícil llegar a ellos para comenzar o mantener un tratamiento diario bajo supervisión médica.

Por otra parte, los medios de transporte rurales son a menudo poco fiables. P., que dirige una organización encargada de prestar servicios a mujeres de varias comunidades rurales que viven con el VIH, manifestó su preocupación a Amnistía Internacional. “Si vives en una comunidad rural pobre donde no hay un sistema de transporte de autobús, tienes que subir al único vehículo que circula por esa zona”, explicó. “Si lo pierdes, ya no hay nada, no hay más transporte ese día.”

Las barreras y los retrasos en el acceso a tratamiento adecuado pueden socavar gravemente la salud de una persona que vive con el VIH o que corre el riesgo de estar infectada.

Desde 2007, Sudáfrica aplica una estrategia para combatir la epidemia que goza de un amplio consenso. En una alocución dirigida al Parlamento en octubre de 2009, el presidente Jacob Zuma anunció que el Día Mundial de Lucha contra el Sida “debe ser el día en que empecemos a invertir el rumbo de la lucha contra el sida”. Observó que todavía no se estaba “ganando la batalla" contra el VIH y el sida, y pidió a todas las instancias del gobierno que colaborasen en la aplicación de la estrategia.

Este compromiso renovado de combatir el VIH y el sida, que además es uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, constituye un avance positivo. Sin embargo, como parte del nuevo impulso del gobierno deberán abordarse las necesidades específicas de las mujeres, incluidas las que viven en comunidades rurales y pobres. Para mejorar la disponibilidad de los servicios de salud es fundamental que exista un transporte accesible, asequible y fiable. El gobierno debe dar más importancia a este aspecto, pues se trata de un elemento crucial de la respuesta al VIH y al sida.

 

¡Actúa! Escribe al ministro de Transporte de Sudáfrica para pedirle que mejore el acceso, especialmente de las mujeres, a los servicios de atención del VIH, creando sistemas de transporte más regulares y asequibles en las zonas rurales.

 Lee el Memorándum (en inglés) enviado por Amnistía Internacional al gobierno sudafricano, agosto de 2009 (AFR 53/008/2009).

   

Pie de foto: Una joven y su tía se dirigen a una parada de autobús para ir al hospital en la provincia de KwaZulu Natal.
Copyright: Chris de Bode/PANOS

109
acciones emprendidas

Actúa

Campaign has expiredThis appeal for action is now closed.
663,061
acciones emprendidas
por personas como tú