Asentamientos precarios e informales

La cifra de violaciones de derechos humanos que sufren las personas que viven en asentamientos precarios es tremenda: a más de mil millones de personas se les niega automáticamente el acceso a una vivienda adecuada, agua apta para el consumo, un sistema de saneamiento y alcantarillado, electricidad, salud y educación. Se enfrentan a la amenaza constante de la violencia y los desalojos forzosos. Entérate de cuáles son sus derechos y cómo pueden hacerse valer por cauces legales para romper el ciclo de pobreza.
Luego, actúa: exige dignidad.

Contexto

Más de 1.000 millones de personas de todos los continentes viven en asentamientos precarios. Estas comunidades, lugares donde sus habitantes viven, trabajan y crían a sus hijos, comparten características como viviendas inadecuadas, falta de servicios básicos, hacinamiento y elevados índices de inseguridad y violencia.

Conoce tus derechos

Determinados derechos nos protegen en cuanto a dónde y cómo vivimos.
“TODA PERSONA TIENE DERECHO A UN NIVEL DE VIDA ADECUADO QUE LE ASEGURE, ASÍ COMO A SU FAMILIA, LA SALUD Y EL BIENESTAR, Y EN ESPECIAL LA ALIMENTACIÓN, EL VESTIDO, LA VIVIENDA, LA ASISTENCIA MÉDICA Y LOS SERVICIOS SOCIALES NECESARIOS […].”
Declaración Universal de Derechos Humanos, artículo 25

Objetivos de Desarrollo del Milenio

Los ODM irrumpieron en la escena mundial hace 10 años prometiendo a algunas de las comunidades más empobrecidas y excluidas del mundo un nuevo amanecer en un nuevo milenio. Desde entonces se ha avanzado un poco, pero ha quedado dolorosamente claro que este avance ha sido dispar y que, sin esfuerzos redoblados, no se alcanzarán las metas fijadas para 2015.

Asentamientos precarios

Se que con mi opinión, materialmente no se logrará que todas las personas que viven en una condición impresionante y dramática de asentamiento y niveles precarios de vivienda, tengan una vida llevadera y con todas las garantías que respeten sus derechos humanos. Pero aun así, la opinión es importante para mejorar y ayudar en una lucha para mejorar la vida de los más necesitados y oprimidos. De hecho he sido testigo de todas las penurias que personas en esta condición tienen que sufrir para subsistir y sobrevivir a la carga diaria de la vida. En mi opinión es urgente que se presione a los gobiernos para que sientan algo de responsabilidad y cargo de conciencia por todo lo que sucede alrededor de sus palacios de gobiernos, y que es algo desagradable saber que muchos diplomáticos, gobernantes y políticos se enriquecen y tienen su universo paralelo. Sin darse cuenta o sin querer darse cuenta de la espantosa situación de sus hermanos de especie. Pues todos somos personas, seres humanos. Habitamos en un mismo planeta y respiramos el mismo aire, por eso no es justo que haya gente que tenga que soportar estas condiciones tan adversas y difíciles.

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO