Estados Unidos: Violaciones de derechos humanos en nombre de la lucha contra el terrorismo

Campo Rayos X, base naval de Guantánamo, Cuba.

Campo Rayos X, base naval de Guantánamo, Cuba.

© Departamento de Defensa de Estados Unidos [2002]


En la denominada “guerra contra el terror” posterior a los atentados del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos violó el derecho internacional humanitario y de los derechos humanos en numerosas ocasiones, a veces en connivencia con otros Estados.

Durante el gobierno del presidente George W. Bush, Estados Unidos facilitó y perpetró detenciones arbitrarias; desapariciones forzadas y otras detenciones en centros secretos; “entregas extraordinarias” (transferencia de presos entre países sin el debido proceso) a diversos lugares, incluidos algunos en donde los presos sufrieron tortura; violaciones del derecho a un juicio justo; y tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Cientos de personas estuvieron recluidas sin cargos ni juicio durante largos periodos y en diversos centros de todo el mundo, como Guantánamo, en Cuba, y Bagram, en Afganistán. La CIA, en connivencia con otros Estados, también recluyó a personas en prisiones secretas fuera de Estados Unidos.
Las personas recluidas por fuerzas estadounidenses en estos centros fueron sometidas a técnicas que violaban la prohibición de la tortura y otros malos tratos.

Nadie ha rendido cuentas por las violaciones de derechos humanos

Cuando asumió el poder en 2009, el presidente Barack Obama prometió cambios en las prácticas de detención e interrogatorio utilizadas por Estados Unidos y aseguró que no se recurriría a la tortura ni a otros métodos de interrogatorio ilegales en ninguna circunstancia.

Aunque esas promesas fueron bien recibidas, el gobierno de Obama apenas ha dado señales de que tenga previsto abordar las violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado.  Por lo que se sabe, ninguna de las personas que autorizó o cometió violaciones de derechos humanos como parte del programa de detención secreta de la CIA ha rendido cuentas por ello.

Continúan las detenciones en Guantánamo

En enero de 2009, el presidente Obama se comprometió a cerrar el centro de detención de Guantánamo en el plazo de un año. Han pasado más de dos años, el centro de detención sigue abierto, y más de 170 hombres continúan recluidos en él. Muchos de ellos llevan más de nueve años recluidos sin cargos ni juicio.

Hasta el momento, solo uno de los detenidos ha sido juzgado ante un tribunal militar estadounidense, y el gobierno ha anunciado su intención de juzgar a otras personas recluidas en Guantánamo ante comisiones militares que no cumplen las normas internacionales sobre juicios justos.

La gran mayoría de los detenidos en Guantánamo han quedado en libertad sin cargos, pero no se tiene constancia de que ninguno haya recibido una indemnización de las autoridades estadounidenses por los abusos sufridos.

Amnistía Internacional hace campaña para que:

•    se investiguen de forma exhaustiva, imparcial e independiente todas las denuncias de desaparición forzada, tortura y otros malos tratos, y otras violaciones de derechos humanos; las personas que autorizaron o cometieron estos actos deben rendir cuentas en, entre otros, juicios penales en los lugares en donde se cometieron los delitos;
•    se ponga fin al uso de la detención indefinida sin cargos ni juicio como forma de eludir el sistema ordinario de justicia penal; a menos que se les acuse de un delito común reconocible, los detenidos en Guantánamo y en otros centros de la CIA queden en libertad de inmediato;
•    se ponga fin al uso del sistema de comisiones militares; los procesamientos en estos casos se lleven a cabo ante tribunales civiles federales, en procesos que cumplan las normas internacionales sobre juicios justos y sin recurrir a la pena de muerte.


Más información:

USA: Digging a deeper hole. Administration and Congress entrenching human rights failure on Guantánamo detentions AMR 51/016/2011, marzo de 2011

USA: “Torture, war crimes, accountability: Visit to Switzerland of former US President George W. Bush and Swiss obligations under international law: Amnesty International's memorandum to the Swiss authorities” AMR 51/009/2011, febrero de 2011

EE.UU: Mirar para otro lado, el gobierno aparta la mirada mientras los jueces dictan resoluciones sobre la tortura y otros abusos AMR 51/005/2011, febrero de 2011

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO