La pena de muerte en 2011


Una abrumadora mayoría de países no aplicó la pena de muerte en 2011. Sólo 21 de los 198 países llevaron a cabo ejecuciones, una disminución de más de un tercio en el último decenio.

Se conmutaron o indultaron condenas a muerte en 33 países, en comparación con los 19 de 2010.

Sin embargo, un grupo de países, cada vez más aislado, llevó a cabo ejecuciones a un ritmo alarmante en 2011. China continuó condenando a muerte a decenas de personas, y en Oriente Medio se registró un marcado incremento del número de personas ejecutadas en Irán, Irak y Arabia Saudí. Entre los Estados que año tras año han figurado sistemáticamente en el grupo de los principales ejecutores también se encuentran Arabia Saudí, Corea del Norte, Estados Unidos, Somalia y Yemen.

En 2011 se registraron avances incluso en los países que siguieron aplicando la pena de muerte. En Estados Unidos, Illinois se convirtió en el 16º estado en abolir la pena capital. China eliminó la pena capital para 13 delitos, a la vez que añadió al menos dos nuevos delitos punibles con la muerte. En la Autoridad Palestina, Líbano y Túnez se registraron descensos en el uso de la pena de muerte.

Al menos 18.750 personas seguían condenadas a muerte al concluir el año, y no menos de 680 fueron ejecutadas en todo el mundo en 2011, sin contar con China.

Lee el informe

Consulta también:
Los 5 principales ejecutores de 2011
Disminuye el apoyo a la pena de muerte
Víctimas y supervivientes de delitos
¿Por qué lo ocultan?