La pena de muerte en 2012

Aunque en 2012 continuó una fuerte tendencia mundial a la abolición, fue decepcionante ver cómo se reanudaban las ejecuciones en varios países, principalmente en Gambia, India, Japón y Pakistán.

En Gambia, tras un lapso de 30 años sin aplicar la pena de muerte, nueve personas fueron ejecutadas en un solo día en agosto. El 21 de noviembre, India llevó a cabo su primera ejecución desde 2004 con el ahorcamiento de Ajmal Kasab, único superviviente entre los autores de unos atentados. Japón también reanudó las ejecuciones cuando llevaba 20 meses sin aplicar la pena capital.

Pero, en general, en 2012 la pena de muerte siguió circunscrita a un grupo aislado de países. El número total de ejecuciones confirmadas –682– prácticamente no varió respecto a 2011. Esta cifra no incluye las miles de ejecuciones realizadas en China, donde sigue siendo imposible obtener información precisa sobre la pena de muerte.

En 2012 se documentaron ejecuciones en 21 países, en comparación con los 28 de un decenio antes. Una vez más, los Estados que llevaron a cabo mayor número de ejecuciones en el mundo fueron Arabia Saudí, China, Estados Unidos, Irak e Irán.

Medidas positivas
También hubo algunos avances en 2012. Varios países que otros años habían aplicado asiduamente la pena de muerte, como Vietnam, no llevaron a cabo ninguna ejecución en 2012.

En julio, Singapur suspendió todas las ejecuciones en espera de que pudiera aplicarse la nueva legislación para reducir la aplicación preceptiva de la pena de muerte por ciertos delitos, en su mayoría relacionados con drogas.

Benín y Mongolia ratificaron –y Madagascar firmó– un tratado fundamental de la ONU destinado a abolir la pena de muerte. En Estados Unidos, sólo nueve estados llevaron a cabo ejecuciones en 2012 frente a los 13 de 2011.

El número de países en los que se impusieron condenas a muerte descendió de 63 a 58.

Letonia se convirtió en el 97 país del mundo que abolía la pena de muerte para todos los delitos. En todo el mundo, 140 países han abolido la pena capital en su legislación o en la práctica.

Lee el informe