Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

12 julio 2013

Bradley Manning: Estados Unidos debe retirar el cargo de “ayudar al enemigo”

El gobierno estadounidense debe retirar de inmediato los cargos más graves presentados contra el soldado Bradley Manning, ha declarado hoy Amnistía Internacional tras concluir todas las declaraciones de la causa.

"Ya hemos visto las pruebas presentadas por ambas partes, y está meridianamente claro que el cargo de 'ayudar al enemigo' carece de fundamento.  El gobierno debe retirar este cargo", ha manifestado Widney Brown, directora general del Programa de Política y Derecho Internacional de Amnistía Internacional.

Los representantes letrados de Manning han solicitado al juez, en una petición presentada durante el fin de semana, que retire este y otros cargos.

"La fiscalía debe asimismo examinar con detenimiento todo este proceso y tomar medidas para retirar el resto de cargos infundados a partir de las pruebas presentadas”, ha señalado Widney Brown.

La semana pasada, la fiscalía retiró el cargo según el cual Manning había fitrado información confidencial a un "enemigo clasificado".

Para probar la acusación de que Manning ha "ayudado al enemigo", el gobierno estadounidense debe establecer que procuró a un enemigo información confidencial potencialmente perjudicial, y que lo hizo intencionadamente, con lo que el presidente del tribunal, coronel Denise Lind, denominó "propósito malicioso general".

La fiscalía ha tenido dificultades durante todo el juicio para presentar argumentos convincentes que sustenten este cargo. Sus propios testigos declararon de forma reiterada al tribunal que no habían hallado pruebas de que Manning apoyase a Al Qaeda u otros grupos terroristas, que nunca había expresado deslealtad hacia su país, que no tenían pruebas de su vinculación con un gobierno que no fuese el suyo, y que no tenían motivos para creer que hubiese obtenido dinero a cambio de la información que reveló.

En cambio, los testigos aportados por el gobierno declararon, por ejemplo, que Manning está comprometido con la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transexual y que, en términos políticos, "se encuentra en el ala extrema demócrata".

"Los argumentos del gobierno para acusar a Manning de 'ayudar al enemigo' son absurdos, lo que no resulta sorprendente", ha dicho Widney Brown. "Lo que sí sorprende es que la fiscalía, que tiene el deber de actuar en bien de la justicia, haya propugnado la teoría de que ofrecer información en Internet, ya sea a través de Wikileaks, en una entrada de un blog personal o en el sitio web del New York Times, pueda equivaler a 'ayudar al enemigo'".

En realidad, en ocasiones parecía que la fiscalía juzgaba a Wikileaks, en vez de a Manning. Entre los cargos presentados contra Manning no se incluye el de conspiracón con Wikileaks o cualquier otro actor, de manera que la pertinencia de este aspecto de los argumentos de la fiscalía no estaba claro.

El gobierno tuvo asimismo dificultades para probar cargos de menor gravedad. Manning está acusado, entre otros delitos, de utilizar software no autorizado y otras presuntas violaciones de procedimientos operativos similares. Sin embargo, un agente especial que declaró como testigo de la fiscalía explicó al tribunal que al menos uno de los programas de los que se acusa a Manning de instalar ilegalmente en su ordenador lo usaban en realidad todas las personas que pertenecían a la misma célula de inteligencia que Manning. Otros programas informáticos utilizados por Manning no estaban expresamente prohibidos por los altos mandos, según llegó a informarse al tribunal.

Índice AI: PRE01/346/2013
Región América
País EE. UU.
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress