Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

27 septiembre 2013

Egipto: El periodista que será juzgado por un tribunal militar por informar sobre el Sinaí debe quedar en libertad

Un periodista egipcio que se enfrenta a un juicio militar sin garantías por informar sobre los acontecimientos en el Sinaí debe quedar de inmediato en libertad incondicional, ha dicho Amnistía Internacional en vísperas de la vista del caso que se celebrará el domingo.

La organización cree que el galardonado periodista Ahmed Abu Deraa, de 38 años y padre de dos hijos, va a ser juzgado por poner en tela de juicio la versión del ejército sobre sus operaciones en la inestable región del Sinaí del Norte.

“La decisión de las autoridades de juzgar a un periodista civil en un tribunal militar es un duro golpe contra la libertad de prensa y los derechos humanos en Egipto”, ha dicho Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional. “En Egipto, los juicios castrenses son notoriamente injustos y, en todo caso, juzgar a civiles en tribunales militares constituye una violación de las normas internacionales.”

A Ahmed Abu Deraa, corresponsal del periódico egipcio Al-Masry al-Youm, se le acusa de publicar información falsa y entrar sin permiso en una zona militar. El periodista fue detenido el 4 de septiembre en una base costera de la guardia fronteriza a la que acudió para interesarse por la suerte de un familiar herido que había sido detenido en septiembre tras una operación del ejército en el pueblo de Muqat’a.

Ahmed Abu Deraa es una de las pocas voces independientes que informan desde Sinaí del Norte, una zona llena de amenazas de seguridad e inestabilidad. Las fuerzas armadas han llevado a cabo varias operaciones militares desde julio de 2013 contra lo que las autoridades denominan grupos extremistas activos en la región.

Durante una conferencia de prensa celebrada el 15 de septiembre, el portavoz del ejército mantuvo que las fuerzas armadas respetan la libertad de los medios de comunicación y afirmó que Abu Deraa había mentido al decir que las fuerzas armadas habían destruido mezquitas, desalojado a los residentes y atacado a mujeres y niños y niñas durante sus operaciones.   

Desde el derrocamiento del presidente Mohamed Morsi el 3 de julio han aumentado los ataques de extremistas contra controles militares, personal de seguridad y edificios oficiales. Uno de los incidentes más sangrientos se produjo el 19 de agosto, cuando 25 soldados de las Fuerzas de Seguridad Central murieron en una emboscada tendida por de extremistas armados en la carretera.

Un día antes de ser detenido, Ahmed Abu Deraa publicó un mensaje en Facebook informando de que el ejército egipcio había bombardeado los pueblos de Muqat’a y Touma en Sheikh Zaid, Sinaí del Norte, causando daños en seis viviendas y una mezquita. El periodista –que en un mensaje anterior había cuestionado explícitamente la versión que ofrecían el ejército y los medios de comunicación sobre los acontecimientos de Sinaí del Norte– afirmó también que el ejército había detenido a un habitante de la zona herido.

“Los cargos contra Ahmed Abu Deraa deben ser retirados y el periodista debe quedar en libertad inmediatamente”, ha dicho Hassiba Hadj Sahraoui. 

“Detener a un periodista por hacer su trabajo so pretexto de luchar contra el terrorismo infringe las obligaciones internacionales de Egipto y socava el derecho de los egipcios a recibir información. Los periodistas deben poder realizar su actividad profesional sin temor a estar en el punto de mira de las autoridades ni sufrir restricciones arbitrarias a su trabajo. El respeto de las autoridades y las fuerzas armadas egipcias por la libertad de expresión se juzgará por sus actos, no por sus palabras.”

Ahmed Abu Deraa está acusado de difundir información falsa que pone en peligro la “seguridad nacional” y “debilita la confianza en el país” y su “prestigio”. También está acusado de entrar sin permiso en una zona militar prohibida. Si es declarado culpable, podría ser condenado a cinco años de cárcel. 

Según el Código de Justicia Militar, los tribunales militares entienden de delitos cometidos en bases del ejército u otros lugares ocupados por soldados. 

Esta semana, el ministro de Asuntos Exteriores egipcio, Nabil Fahmi, garantizó a su homólogo John Kerry que no habrá juicios militares para los civiles en Egipto. 

Mohamed Sabry, otro periodista independiente radicado en el Sinaí, detenido el 4 de enero, también será juzgado por un tribunal militar por entrar en una zona prohibida sin autorización y grabar imágenes. 

Información complementaria

Juicios militares 

Desde el 3 de julio se ha producido un preocupante aumento en los juicios militares de civiles, especialmente en Suez, donde varios presuntos simpatizantes del depuesto presidente Mohamed Morsi han sido declarados culpables en juicios castrenses injustos. Por ejemplo, el 3 de septiembre el Tribunal Militar de Suez dictó penas de prisión que iban de cinco años a cadena perpetua contra 47 civiles por llevar a cabo actos violentos, y absolvió a más de diez. Los abogados denunciaron haber tenido obstáculos para acceder a sus clientes.

Otros juicios militares recientes no tienen relación con la agitación política. Por ejemplo, el 24 de julio el Tribunal Militar de Suez condenó a Ramadan Ahmed Ismail Mahfouz, de 32 años, natural de Fayoum, y a Mohamed Amin Mohamed, natural de Asuán, a un año de cárcel por insultar y dar puñetazos a un soldado en una pelea con éste en un control.

 Más de 12.000 civiles fueron juzgados sin garantías por tribunales militares durante los 17 meses de régimen militar, de febrero de 2011 a junio de 2012.

Amnistía Internacional se opone a que los civiles sean juzgados por tribunales militares, que en Egipto son fundamentalmente injustos y vulneran varias garantías sobre juicios justos, como el derecho a una vista justa y pública ante un tribunal competente, independiente e imparcial establecido por ley. 

Egipto es Estado Parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que consagra el derecho a un juicio justo.

La suspendida Constitución de 2012, así como la Declaración Constitucional de julio de 2013, permiten que se juzgue a los civiles en tribunales militares. La campaña para poner fin a los juicios militares de civiles en Egipto (No Military Trials for Civilians) y otras ONG y activistas de Egipto han instado a la comisión de 50 miembros que revisa la Constitución a que prohíba explícitamente los juicios de civiles por tribunales militares en cualquier circunstancia.

 

Índice AI: PRE01/505/2013
Región Oriente Medio y Norte de África
País Egipto
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress