Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

21 diciembre 2012

La renovación de la legislación de emergencia deja al sur de Tailandia en un limbo de derechos humanos

Tailandia debe dejar de incumplir sus obligaciones de derechos humanos mientras resuelve la violencia de la insurgencia en el sur, ha dicho Amnistía Internacional tras la renovación de un decreto de emergencia que presenta graves deficiencias.

El 18 de diciembre, el gobierno tailandés renovó por otros tres meses el Decreto de Emergencia para tres provincias del sur, con efecto desde el 20 de diciembre.

Los presuntos insurgentes siguen violando de forma flagrante el derecho internacional al hacer objeto de ataques indiscriminados a la población civil del sur de Tailandia.

El decreto otorga amplios poderes para la detención “preventiva” de hasta 30 días en lugares no definidos, y al mismo tiempo impide que las fuerzas de seguridad rindan cuentas por violaciones de derechos humanos.

Sigue habiendo informes fiables de tortura y otros malos tratos de personas bajo la custodia de las fuerzas de seguridad en el sur.

“En los últimos ocho años de conflicto armado, y en parte gracias al Decreto de Emergencia, los funcionarios públicos han gozado en gran medida de impunidad para cometer graves violaciones de derechos humanos. Esto no puede continuar. El gobierno debe poner a disposición judicial a todos los presuntos perpetradores de estas violaciones, e impedir que se cometan más violaciones, lo cual incluye proteger mejor a las personas detenidas” ha dicho Polly Truscott, directora adjunta del Programa Regional para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional.

“El Decreto de Emergencia legitima de hecho la impunidad estatal para las violaciones de derechos humanos en el sur de Tailandia

“Esta legislación llena de deficiencias, en vigor desde 2005, no ha protegido adecuadamente los derechos humanos de los ciudadanos e incumple las obligaciones de Tailandia con arreglo al derecho internacional.

“Al volver a renovar el Decreto, el gobierno indica que la protección de los derechos humanos durante el conflicto sigue sin tener suficiente prioridad.” 

Información complementaria 

El Decreto de Emergencia autoriza a cualquier autoridad pública a poner en régimen de detención administrativa durante 30 días en un lugar de detención indefinido a cualquier persona, sea o no sospechosa de algún delito. La revisión judicial de las órdenes de detención y de las peticiones para ampliar el plazo de detención es ineficaz o no se hace cumplir, y la vigilancia independiente de los centros de detención es irregular.

El decreto limita también cualquier forma de acción penal, disciplinaria o civil contra los funcionarios que abusen de los poderes de emergencia y cometan violaciones de derechos humanos. Se considera que esto ampara legalmente la inmunidad de los funcionarios públicos e impide que los ciudadanos busquen reparación por las violaciones perpetradas por ellos.

Como Estado Parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y Alta Parte Contratante en los Convenios de Ginebra, Tailandia debe abstenerse de efectuar detenciones arbitrarias, incluidas detenciones en lugares no reconocidos, impedir y detener la tortura y otros malos tratos en todas las circunstancias, poner a disposición judicial a los autores de violaciones y proporcionar reparaciones a las víctimas.

Índice AI: PRE01/634/2012
Región
País
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress