Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

13 septiembre 2013

Somalia: Los desalojos forzosos de Mogadiscio exponen a miles de desplazados a un peligro aún mayor

Miles de personas están siendo desalojadas por la fuerza de campamentos provisionales en Mogadiscio, mientras el gobierno sigue adelante con sus planes de limpiar la capital, ha afirmado Amnistía Internacional en un informe publicado hoy. Los desalojos forzosos siguen produciéndose e incluso se han intensificado en los últimos meses a pesar de que las  autoridades no han ofrecido un emplazamiento seguro alternativo.

Es completamente inaceptable que se desaloje por la fuerza a personas que han huido a la capital en busca de protección. Esta medida ha dado lugar a numerosos abusos contra los derechos humanos, y la obligación del gobierno es proteger a este vulnerable sector de la sociedad y garantizar su seguridad”, ha afirmado Gemma Davies, investigadora de Amnistía Internacional sobre Somalia.

Más de 300.000 personas viven en asentamientos de Mogadiscio, donde se han refugiado de los ciclos de sequía, del hambre y de un conflicto armado que se perpetúa desde hace ya más de 20 años y que se ha cobrado cientos de miles de vidas.

Con el fin de facilitar la reconstrucción y la urbanización de Mogadiscio, en enero de este año el gobierno somalí anunció un plan para reasentar en campamentos de las afueras de la ciudad a cientos de miles de personas internamente desplazadas que residían en la capital.

Sin embargo, los planes del gobierno fallaban desde la base, tanto en lo referente al proceso, como en lo relativo al calendario y a las áreas elegidas para el reasentamiento, que no eran seguras.

"Si bien es cierto que la seguridad ha mejorado, en Mogadiscio sigue habiendo grandes áreas extremadamente inseguras, sobre todo aquéllas que el gobierno aún no ha conseguido controlar plenamente, incluida la elegida para el reasentamiento de la población desplazada”, ha manifestado Gemma Davies.

Aunque los trabajos de preparación del lugar seleccionado, Daynille, situado al norte de la capital, se han paralizado por motivos de seguridad, los desalojos forzosos no sólo no han cesado, sino que durante los últimos meses se han intensificado, pese a que las autoridades siguen sin ofrecer otro emplazamiento seguro como alternativa.

A lo largo de las últimas semanas, investigadores de Amnistía Internacional en Mogadiscio han hablado con decenas de personas internamente desplazadas, que han sido desalojadas de los campamentos en los que residían, en el centro de la ciudad, sin haber sido adecuadamente avisadas, y a menudo por la fuerza.

Fatima, una mujer de 60 años que trabaja en el mercado de Bakara, en el centro de Mogadiscio, explicó a Amnistía Internacional:

"Era por la mañana temprano, sobre las ocho, cuando mis hijos me llamaron para avisarme de que habían destruido nuestro refugio, y de que ellos estaban en la calle. Cuando llegué, no quedaba nada: solo había unos cuatro hombres armados por allí y, por lo demás, todo había sido derruido. Me senté en el suelo… No sabía qué hacer. Lo he perdido casi todo. He construido un refugio provisional en la misma zona…. No sé qué hacer. No tengo adónde ir."

En Mogadiscio, la delegación de Amnistía Internacional encontró pruebas de la destrucción de numerosos refugios, como trozos de tela y láminas de plástico de los que se utilizan para construir refugios, esparcidos por la tierra removida.

El 14 de agosto murieron un niño de ocho años y una mujer, madre de nueve hijos, cuando miembros de las fuerzas armadas abrieron fuego en respuesta a un acto de protesta protagonizado por personas que se enfrentaban a un desalojo.

Amnistía Internacional insta al gobierno somalí a detener los desalojos mientras no se garanticen las salvaguardias necesarias, de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos. Si se pretende reasentar a personas internamente desplazadas, es preciso facilitar alternativas seguras y adecuadas.

“Durante decenios, el pueblo somalí se ha visto empujado de un lugar a otro por el conflicto, el hambre y la sequía”, ha explica Gemma Davies.

“Ahora que el país tiene por fin un gobierno central, es hora de buscar una solución a largo plazo para que la población desplazada de Somalia no quede al margen de la reconstrucción del país”.

Índice AI: PRE01/464/2013
Región
País
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress