Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

14 noviembre 2012

Sri Lanka: Los fallos de actuación de la ONU en el conflicto armado srilankés

La ONU, según su propio informe hecho público hoy, no protegió a la población civil durante el conflicto armado de Sri Lanka. Ese reconocimiento ha llevado a Amnistía Internacional a reiterar su llamamiento de que se lleve a cabo una investigación independiente sobre los presuntos crímenes de guerra cometidos por el ejército srilankés y los Tigres de Liberación de Eelam Tamil. 

El informe del grupo de expertos del secretario general de la ONU sobre Sri Lanka, presentado a Ban Ki-moon y hecho público hoy, pone seriamente en tela de juicio la respuesta de la ONU al conflicto armado de ese país.

El informe se centra en un periodo del conflicto de Sri Lanka en el que, según denuncias, se cometieron graves violaciones del derecho internacional, y en el que una acción efectiva de la ONU podría haber evitado algunas de las más graves de esas violaciones. 

En lugar de eso, el texto describe un escenario en el que la ONU falló repetidamente a los civiles cuya protección se le había encomendado, ignorando o restando importancia a las pruebas cada vez más abundantes de crímenes de guerra reunidas por su propio personal mientras trataba de apaciguar la intención de las autoridades srilankesas de restringir el espacio humanitario.

“Por desgracia, este informe confirma las numerosas e inquietantes denuncias sobre fallos de actuación de la ONU que llevamos escuchando desde que, en mayo de 2009, terminó el conflicto”, ha manifestado José Luis Díaz, director de la Oficina de Amnistía Internacional ante la ONU en Nueva York.

“Confiamos en que las enérgicas conclusiones del informe ayuden a mejorar la manera en que la ONU y la comunidad internacional protegen a la población civil en tiempos de conflicto y contribuyan a reformar los erráticos sistemas de ayuda humanitaria.”

El informe debería asimismo ayudar a volver a centrar la atención internacional en el gravísimo problema de la impunidad en Sri Lanka.

Decenas de miles de civiles pueden haber muerto en Sri Lanka a consecuencia de las acciones indiscriminadas de los combatientes.

El grupo de expertos del secretario general Ban Ki-moon sobre Sri Lanka ha considerado dignas de crédito las denuncias de que tanto las fuerzas armadas srilankesas como los Tigres de Liberación de Eelam Tamil cometieron crímenes de guerra, y ha recomendado una investigación internacional independiente.

El informe del grupo de expertos describe vívidamente las condiciones a las que se enfrentaron tanto la población civil como el personal de la ONU.

Expone con detalle cómo se vieron atrapados en la región en conflicto en la que los dos bandos atacaban a la población civil, pero la ONU suprimió información sobre las violaciones del derecho humanitario, especialmente las cometidas por las fuerzas srilankesas.

“Este informe es también una llamada de alarma para los Estados miembros de la ONU que no han exigido con firmeza suficiente una investigación internacional independiente sobre los presuntos crímenes de guerra cometidos tanto por las fuerzas srilankesas como por los Tigres de Liberación en la última etapa de la guerra. El informe ilustra claramente la falta de voluntad del gobierno de Sri Lanka de proteger a la población civil o rendir cuentas de violaciones muy graves. No hay indicios de que esto haya cambiado”, ha manifestado José Luis Díaz.

Los testimonios de supervivientes recopilados por Amnistía Internacional indican que los dos bandos mataron y pusieron en peligro deliberadamente a civiles, y contienen datos sobre desapariciones forzadas de combatientes que se habían rendido al ejército srilankés.

Según testigos presenciales, los Tigres de Liberación utilizaron a civiles como escudos humanos frente al ejército que se acercaba, y dispararon contra civiles que trataban de escapar. A medida que sus fuerzas fueron mermando, los Tigres intensificaron el reclutamiento de niños y niñas soldados.

El gobierno srilankés declaró una “zona de no combate” y dijo a los civiles atrapados en el conflicto que se reasentaran allí.

Según testigos, el ejército bombardeó esa “zona de no combate”, pese a que tanto el ejército de Sri Lanka como los dirigentes políticos sabían que estaba densamente poblada de civiles.

Los bombardeos alcanzaron hospitales, y causaron la muerte y heridas a pacientes y personal.

Más de tres años después, no ha habido ninguna investigación imparcial sobre estos presuntos delitos de derecho internacional, y nadie ha comparecido ante la justicia.

Esta falta de actuación establece un peligroso precedente, y transmite a los Estados que, como Sri Lanka, no han ratificado el Estatuto de Roma el mensaje de que están fuera del alcance de la justicia internacional, y que los delitos cometidos en nombre de la “lucha contra el terrorismo” pueden sencillamente ignorarse.

Índice AI: PRE01/562/2012
Región Asia y Oceanía
País Sri Lanka
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress