Educación en derechos humanos

Amnistía Internacional considera que la educación en derechos humanos es fundamental para abordar las causas subyacentes a las violaciones de derechos humanos, prevenir los abusos contra esos derechos, luchar contra la discriminación, promover la igualdad y aumentar la participación de las personas en los procesos democráticos de toma de decisiones.

¿Qué es la educación en derechos humanos?

Amnistía Internacional define así la educación en derechos humanos:

“La educación en derechos humanos es una práctica deliberada y participativa, destinada a potenciar a los individuos, grupos y comunidades mediante la promoción de conocimientos, habilidades y actitudes coherentes con los principios de derechos humanos internacionalmente reconocidos.”

“Como proceso a medio y largo plazo, la educación en derechos humanos pretende desarrollar e integrar las dimensiones cognitiva, afectiva y actitudinal de las personas, incluido el pensamiento crítico, en relación con los derechos humanos. Su objetivo es la creación de una cultura que promueva el respeto por los derechos humanos y la acción en la defensa y promoción de estos derechos para todos.”

La educación en derechos humanos es un método reconocido internacionalmente de promoción de los derechos humanos en el ámbito mundial, nacional y local y entre numerosas partes interesadas pertenecientes a distintas esferas.

Además, la educación en derechos humanos puede desempeñar una función vital en la creación de estructuras sociales que apoyen las democracias participativas y la resolución de conflictos, y puede ofrecer una idea común de cómo abordar las diferencias políticas y sociales de forma equitativa, además de celebrar la diversidad cultural.

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO