Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo
Todos los artículos en todos los idiomas:EnglishFrançaisEspañolاللغة العربية

 

Amnistía Internacional es el movimiento de derechos humanos más grande del mundo, pues cuenta con una membresía de más de 3 millones de personas en más de 150 países.

Amnistía Internacional trabaja para poner fin a los abusos contra los derechos humanos movilizando a la opinión pública para que presione a gobiernos, grupos políticos armados, empresas y organismos intergubernamentales.

Amnistía Internacional depende únicamente del apoyo de su membresía y del público en general, y es independiente de todo gobierno, ideología política, interés económico o religión.

Amnistía Internacional no apoya ni se opone a ningún gobierno o sistema político, ni tampoco apoya ni se opone necesariamente a las opiniones de las personas cuyos derechos trata de proteger.

 

 

Amnistía Internacional nació en 1961, cuando Peter Benenson, un abogado británico, publicó en el diario The Observer un artículo titulado “The Forgotten Prisoners” (“Los presos olvidados”) en el que protestaba por el trato dispensado a activistas políticos portugueses.

El artículo se reprodujo en periódicos de todo el mundo y sirvió de catalizador para la creación de una “Campaña en Pro de la Amnistía 1961”. En una reunión internacional celebrada el verano de ese año se creó un “movimiento internacional permanente en defensa de la libertad de opinión y de religión” –la actual Amnistía Internacional–.

Desde una pequeña oficina en el bufete londinense de Peter Benenson, el movimiento comenzó a crecer, haciendo campaña por los derechos de “presos de conciencia”, activistas y personas y comunidades de todo el mundo en situación de vulnerabilidad.

En la actualidad, el movimiento de Amnistía Internacional cuenta con una membresía de más de 3 millones de personas en casi todos los países del mundo.

 

 

Amnistía Internacional utiliza una combinación de recursos para trabajar en favor de los derechos humanos. 

Sus equipos de investigación hacen un seguimiento de los acontecimientos que se producen en todo el mundo y recopilan información en viajes de investigación y a través de contactos locales y regionales en los propios países. 

Sus responsables de campañas ponen de manifiesto casos individuales de personas en situación de riesgo y campañas más amplias destinadas a garantizar el reconocimiento y el respeto de los derechos humanos.

Sus responsables de captación de apoyos trabajan con personas y organizaciones nacionales e internacionales –desde funcionarios regionales hasta la ONU– para subrayar la importancia de los derechos de todas las personas.

Y lo que es más importante, la membresía de Amnistía Internacional actúa en la esfera de los derechos humanos mediante el envío de cartas, acciones de campaña a través de Internet o de otros medios, manifestaciones, vigilias, y captación directa de apoyos entre quienes gozan de poder.

 

 

Amnistía Internacional es un movimiento democrático dirigido por su membresía, y son sus miembros en todo el mundo quienes configuran activamente el trabajo que lleva a cabo la organización.

La membresía marca el rumbo del movimiento con la elección de un comité responsable de la gestión global de la organización.

Amnistía Internacional cuenta con 80 oficinas, denominadas “Secciones”, en todo el mundo, y con un Secretariado Internacional en Londres. Estas Secciones realizan actividades y trabajan en torno a las campañas y los temas acordados en común por el movimiento, pero funcionan de modo independiente, lo que les permite reflejar las características de su país y sus comunidades.

 

 

En última instancia, Amnistía Internacional está dirigida por sus 3 millones de miembros. 

La membresía que asiste a las reuniones bienales del Consejo Internacional elige al Comité Ejecutivo Internacional (CEI) de Amnistía Internacional, integrado por nueve personas y responsable de ofrecer orientación y liderazgo y de llevar a cabo la gestión global del movimiento.

El CEI se asegura de que la organización trabaje con eficacia, eficiencia, imparcialidad y transparencia. Supervisa la aplicación de los planes estratégicos, garantiza una gestión económica acertada, y gestiona las Secciones y Estructuras de Amnistía Internacional en todo el mundo.

El CEI adopta decisiones de índole internacional y se asegura de que el alcance del trabajo de la organización sea conforme a los estatutos de Amnistía Internacional.

El CEI también se encarga de nombrar y orientar al secretario general de Amnistía Internacional, responsable de guiar al movimiento. El secretario general es el principal portavoz y asesor político del movimiento, y también el máximo responsable del Secretariado Internacional.

El CEI distribuye al movimiento informes periódicos sobre sus prioridades, deliberaciones y decisiones, incluidos informes económicos y sobre la situación presupuestaria.

 

 

Amnistía Internacional se financia principalmente gracias a la contribución de personas de todo el mundo.

Estas donaciones personales y sin ningún vínculo de afiliación permiten a la organización mantener una total independencia de todo gobierno, ideología política, interés económico o religión.

Amnistía Internacional no solicita ni acepta fondos de gobiernos o partidos políticos, y sólo acepta el apoyo de empresas que han sido investigadas detenidamente.

 

Amnistía Internacional ofrece a menudo puestos de trabajo diversos para personas que desean cambiar realmente las cosas en la lucha por la defensa de los derechos humanos en todo el mundo.

La organización busca continuamente personas entregadas y diligentes interesadas en trabajar para el movimiento, además de personas voluntarias y en prácticas entusiastas y motivadas.

Y, por supuesto, quien lo desee puede unirse a Amnistía Internacional y llevar a cabo la labor más importante de todas, como miembro activo del mayor movimiento de derechos humanos del mundo.

 

Amnistía Internacional tiene oficinas en 80 países de todo el mundo, y hace campaña por los derechos humanos en muchos más.

Para unirte, hacer un donativo u ofrecerte como voluntario/a, selecciona la oficina de tu país de la lista de países que encontrarás al principio de la página.

Si te preocupan cuestiones de derechos humanos en un país concreto, ponte en contacto con el Secretariado Internacional de Amnistía Internacional.

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress