Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

14 julio 2011

Deben acabar los homicidios a manos de las fuerzas de seguridad en el norte de Nigeria

Deben acabar los homicidios a manos de las fuerzas de seguridad en el norte de Nigeria

Amnistía Internacional y otras destacadas organizaciones nigerianas de derechos humanos han pedido el fin inmediato de los homicidios arbitrarios e injustificados que están llevando a cabo las fuerzas de seguridad de Nigeria en respuesta por los atentados con bomba cometidos por el grupo islamista Boko Haram.

El Comité de Derechos Humanos de la delegación del Colegio de Abogados de Nigeria en Maiduguri, el Consejo de Asistencia Letrada del estado de Borno, ONG nigerianas y Amnistía Internacional han condenado conjuntamente los ataques.

“Desde enero, más de 140 personas han muerto en los atentados con bomba organizados por Boko Haram en el norte del país, entre ellas agentes de policía; pero este hecho no exime al gobierno nigeriano de su responsabilidad de proteger los derechos humanos durante las operaciones de seguridad”, ha afirmado Tawanda Hondora, director adjunto del Programa de Amnistía Internacional para África.

“Amnistía Internacional se opone a estas abominables muertes, tanto las perpetradas por las fuerzas militares de Nigeria como las cometidas por Boko Haram. Todas deben acabar de inmediato.”

En el barrio de Kaleri Ngomari Custain, en Maiduguri, el sábado 9 de julio murieron, al menos, 25 personas, y al menos otras 45 resultaron heridas, entre ellas mujeres, niños y niñas, cuando la Fuerza Especial Conjunta Militar acordonó el lugar donde había estallado una bomba y fue casa por casa disparando y arrestando a las personas que vivían en la zona. Se ha denunciado la desaparición de muchos hombres y niños. Según testigos presenciales, las fuerzas de seguridad prendieron fuego a varias casas, por lo que sus ocupantes se vieron forzados a huir.

Según informes, los agentes de las fuerzas de seguridad han amenazado en repetidas ocasiones con disparar a todos los habitantes de la zona si no les avisan de futuras bombas. Ante esta situación, miles de personas ya han abandonado la ciudad de Maiduguri, y muchas más siguen los pasos de quienes han huido.

Amnistía Internacional pide al gobierno de Nigeria que investigue los homicidios y lleve ante los tribunales a toda persona responsable de estos atroces crímenes. También debe abrirse una investigación sobre las denuncias de violaciones de mujeres y niñas por parte de miembros de la Fuerza Especial Conjunta.

“Nigeria no debe defender la seguridad a costa de los derechos humanos -ha expresado Tawanda Hondora-. Las muertes y detenciones ilegales únicamente sirven para avivar el rencor contra las fuerzas de seguridad y minar la confianza en el sistema de justicia penal y en el gobierno”, ha añadido.

Amnistía Internacional y otras ONG nigerianas piden al presidente Goodluck Jonathan que declare públicamente que se llevará ante los tribunales a toda persona responsable de homicidios causados durante operaciones de seguridad en el norte de Nigeria. Asimismo, el presidente debe hacer público el informe de la comisión de investigación sobre la crisis de Boko Haram en 2009.

En julio de 2009, la semana de enfrentamientos entre los miembros de Boko Haram y las fuerzas de seguridad en los estados de Borno, Kano, Katsina y Yobe se saldó con más de 800 muertos, entre ellos 24 agentes de policía.

En agosto de 2009 se creó un comité para “investigar las circunstancias que desembocaron en la crisis [de 2009]”, incluido el presunto homicidio del dirigente de Boko Haram y la masacre u homicidio de más de 17 agentes de policía. Ni las conclusiones ni las recomendaciones de este informe se han hecho nunca públicas.

El 13 de julio de 2011, seis agentes de policía, presuntos responsables de la ejecución extrajudicial de Muhammad Yusuf, fueron llevados ante los tribunales. Su comparecencia está prevista para el próximo 19 de julio.

Desde julio de 2010, los ataques de Boko Haram, dirigidos contra agentes de policía y funcionarios del gobierno, han ido en aumento. El balance es de más de 250 muertos.

Desde junio de 2011, Boko Haram también ha llevado a cabo ataques en bares y terrazas al aire libre, en los que han muerto numerosos civiles.

Las fuerzas de seguridad nigerianas cuentan en su historial con ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros malos tratos. Existen denuncias sólidas que afirman que el Departamento de Policía de Nigeria ejecuta bajo custodia a personas detenidas y a presuntos atracadores armados, a personas que se niegan a pagar sobornos o a personas a las que paran durante controles en carretera. El ejército nigeriano también suele estar implicado en ejecuciones extrajudiciales.

Tema

Armed Groups 
Extrajudicial Executions And Other Unlawful Killings 

País

Nigeria 

Región

África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

03 diciembre 2014

Cuando Magdy el Baghdady, londinense de 30 años, viajó a Sudán en 2011 para abrir un restaurante, poco podía imaginar que sería detenido y torturado. Esta es su increíble... Más »

27 noviembre 2014

Aquí tienes 15 datos sobre el proceso de restitución de tierras de Colombia.

Más »
03 diciembre 2014

Treinta años después siguen sin limpiarse los productos químicos abandonados tras la fuga de gas de Bhopal y el asunto se ha convertido en un tema tóxico. 

 

Más »
09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »