Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

13 junio 2008

Egipto debe poner fin a los vuelos con destino a la tortura en Eritrea

Egipto debe poner fin a los vuelos con destino a la tortura en Eritrea
Las autoridades egipcias se disponen a devolver a un total de hasta 1.200 solicitantes de asilo a Eritrea. El miércoles, 11 de junio, por la noche expulsaron ya a 200 personas, y el jueves por la noche, a otras 200. Amnistía Internacional teme que esta noche expulsen a 180 más.

Las personas solicitantes de asilo devueltas a Eritrea están expuestas a sufrir tortura y otros malos tratos allí, especialmente si huyeron del país para no cumplir el servicio militar obligatorio. La mayoría son recluidas en régimen de incomunicación y en condiciones inhumanas durante semanas o, a veces, años.

Amnistía Internacional ha instado a las autoridades egipcias a que pongan fin a todas las devoluciones a Eritrea. Asimismo, la organización ha pedido que se proporcione de inmediato a todas las personas solicitantes de asilo acceso a la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Egipto para que evalúe sus solicitudes.

Las 200 personas solicitantes de asilo expulsadas el jueves por la noche fueron embarcadas en un vuelo especial de EgyptAir en el aeropuerto internacional de Asuán. La mayoría llevaban meses detenidas en la comisaría de policía de Nasr al Nuba, cerca de la ciudad de Asuán, de donde las trasladaron a un campo de las fuerzas centrales de seguridad en Shallal, al sur de Asuán, antes de su expulsión. Entre ellas había mujeres y menores.

Cuando supieron que iban a ser devueltas a Eritrea, imploraron a las fuerzas de seguridad que no lo hicieran, y algunas incluso amenazaron con matarse. Entonces las registraron para comprobar que no llevaban ningún objeto con el que pudieran infligirse algún daño. No opusieron resistencia física al ser conducidas al avión, pero no dejaron de llorar e implorar.

Las 200 personas solicitantes de asilo expulsadas el día anterior, miércoles, habían estado detenidas también en un campo de las fuerzas centrales de seguridad en Shallal. Les dijeron que las llevaban a la oficina del ACNUR en la capital egipcia, El Cairo.

Sus abogados trataron de alcanzarlas esa misma noche para darles medicinas y alimentos, pero no lo consiguieron. Las 200 personas fueron conducidas en realidad al aeropuerto internacional de Asuán y embarcadas en un vuelo especial de EgyptAir con destino a Eritrea.

De las 1.200 personas solicitantes de asilo de Eritrea que corren riesgo de expulsión, centenares se encuentran bajo custodia en varias comisarías de policía de las proximidades de Asuán, y varias decenas están recluidas en la prisión de Al Qanater, cerca de El Cairo.

Alrededor de 700 se encuentran detenidas cerca de las localidades de Hurghada y Marsa Alam, en el mar Rojo. Los abogados de las recluidas en Asuán creen que 200 de las que se hallan en Hurghada están siendo trasladadas a Asuán para preparar su devolución.

Desde el final de febrero, numerosas personas solicitantes de asilo de Eritrea han entrado en Egipto por su frontera sur con Sudán o por mar, hasta la zona situada al sur de la localidad de Hurghada. Otras, reconocidas como refugiados por el ACNUR en Sudán, están huyendo de este país para evitar que las autoridades sudanesas las devuelvan a Eritrea.

Centenares de personas solicitantes de asilo de Eritrea detenidas en Asuán fueron acusadas formalmente de entrada ilegal en Egipto y condenadas a un mes de prisión suspendida. Sin embargo, quedaron sometidas a detención administrativa por orden del Ministerio del Interior, conforme a la legislación de excepción vigente en Egipto.

El ACNUR emitió unas directrices para todos los gobiernos en las que se oponía a la devolución a Eritrea de personas solicitantes de asilo de este país rechazadas, debido al historial de graves violaciones de derechos humanos de Eritrea. Estas directrices continúan vigentes.

Se cree que dos personas solicitantes de asilo que fueron devueltas a Eritrea por las autoridades alemanas el 14 de mayo fueron detenidas a su llegada, pues no se las ha vuelto a ver desde entonces. Otra devuelta desde el Reino Unido en noviembre de 2007 estuvo recluida en condiciones inhumanas y sufrió malos tratos antes de ser puesta en libertad.
 
Hay millares de personas recluidas en Eritrea en secreto o indefinidamente, sin cargos ni juicio. Fueron detenidas por su presunta oposición al gobierno, por practicar creencias religiosas de iglesias evangélicas u otras confesiones prohibidas, por eludir el servicio militar o por tratar de huir del país. 

País

Egipto 
Eritrea 

Región

África 

Tema

Refugees, Displaced People And Migrants 

@amnestyonline on twitter

Noticias

03 diciembre 2014

Cuando Magdy el Baghdady, londinense de 30 años, viajó a Sudán en 2011 para abrir un restaurante, poco podía imaginar que sería detenido y torturado. Esta es su increíble... Más »

27 noviembre 2014

Aquí tienes 15 datos sobre el proceso de restitución de tierras de Colombia.

Más »
03 diciembre 2014

Treinta años después siguen sin limpiarse los productos químicos abandonados tras la fuga de gas de Bhopal y el asunto se ha convertido en un tema tóxico. 

 

Más »
09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »