Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

17 diciembre 2009

La investigación sobre la prisión secreta de Lituania debe dar ejemplo

La investigación sobre la prisión secreta de Lituania debe dar ejemplo
El gobierno lituano debe garantizar que su investigación sobre las denuncias de que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) mantuvo una prisión secreta en suelo de Lituania dará ejemplo a Europa sobre la rendición de cuentas por abusos contra los derechos humanos.

Está previsto que la próxima semana se haga público el informe del comité parlamentario que está investigando actualmente estas denuncias.

Antes de darse a conocer el informe, Amnistía Internacional escribió una carta al presidente del Comité Parlamentario de Defensa y Seguridad Nacional encargado de esta investigación. La organización reiteró su llamamiento de que se lleve a cabo una investigación exhaustiva, efectiva, independiente e imparcial sobre las denuncias de un “agujero negro” de la CIA en Lituania y sobre el posible papel que pueden haber desempeñado autoridades lituanas con respecto al funcionamiento de la prisión.

Amnistía Internacional ha afirmado que la investigación en Lituania debe garantizar que, si los indicios apuntan a la existencia de una prisión secreta, “se hará rendir cuentas a las personas responsables de violaciones de derechos humanos”.

“La investigación lituana debe trazar un nuevo rumbo para que se conozca la verdad y se rindan cuentas en Europa con respecto a las violaciones de derechos humanos cometidas en el contexto de la ‘guerra contra el terror’ encabezada por Estados Unidos”, ha declarado Julia Hall, experta de Amnistía Internacional en lucha contra el terrorismo en Europa.

“Los indicios de que existieron prisiones secretas en Europa son convincentes, y los gobiernos en torno a los que giran estas denuncias deben responder investigando de forma efectiva las acusaciones. Instamos a Lituania a que haga frente a este reto”, ha manifestado Julia Hall.

Muchas de las personas detenidas en estos lugares secretos, conocidos como “agujeros negros”, fueron víctimas de entregas extraordinarias ilegales, desaparición forzada, tortura y otros malos tratos por parte de agentes estadounidenses, a menudo con la colaboración y ayuda de gobiernos extranjeros.

El Parlamento Europeo y el Consejo de Europa también han señalado a Polonia y Rumania como países que presuntamente han facilitado centros secretos de detención a la CIA.

“Si Lituania no lleva a cabo esta investigación con rigor, transmitirá a otros gobiernos el mensaje de que realmente pueden hacer caso omiso de las acusaciones de graves abusos contra los derechos humanos”, ha afirmado Julia Hall. “La iniciativa lituana puede y debe sentar un precedente para una verdadera rendición de cuentas en Europa.”

La cadena de televisión estadounidense ABC News fue la primera en denunciar, en agosto, lo ocurrido en Lituania. Según fuentes de la CIA no identificadas citadas en la noticia, Lituania facilitó un centro de detención en las afueras de la capital, Vilna, en donde la CIA mantuvo recluidos e interrogó en secreto a detenidos de “alto valor” hasta diciembre de 2005.

Tras las denuncias de ABC News, Amnistía Internacional escribió a la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, el 8 de septiembre, instándola a garantizar que la investigación sobre las denuncias fuese exhaustiva, imparcial, independiente y se llevase a cabo sin dilación.

La organización señaló que la necesidad de investigar las acusaciones de esos graves abusos contra los derechos humanos constituye una obligación en virtud del derecho internacional e incluye garantizar que se procesa a los responsables, se ofrece resarcimiento a las víctimas y se toman medidas para impedir que en el futuro se cometan violaciones de derechos humanos similares.

En una contestación fechada el 17 de septiembre se afirmaba que las investigaciones preliminares sobre agentes de las fuerzas de seguridad y otros organismos llevadas a cabo por comités parlamentarios apuntaban a que no había existido ningún lugar secreto. En noviembre, el Parlamento lituano ordenó una investigación parlamentaria exhaustiva, señalando que las investigaciones iniciales no habían sido suficientes.

En noviembre, ABC News emitió un reportaje de seguimiento en el que afirmaba que autoridades lituanas no identificadas le habían facilitado documentos sobre una “empresa de fachada de la CIA” en los que se indicaba que había adquirido una antigua escuela de equitación en Antiviliai, en las afueras de Vilna, y que la había utilizado para construir el “agujero negro” en 2004.

Tema

Armed Groups 
Detención 
Prison Conditions 
Tortura y malos tratos 

País

Lituania 

Región

Europa y Asia Central 

Campañas

Seguridad con Derechos Humanos 

@amnestyonline on twitter

Noticias

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

08 abril 2014

Cuando los niños y niñas romaníes de la ciudad de České Budějovice, en el sur de la República Checa, se despiertan asustados en mitad... Más »

07 julio 2014

La condena de un destacado abogado y defensor de los derechos humanos saudí a 15 años de prisión ha asestado un nuevo golpe al activismo pacífico y la libertad de expresión en... Más »