Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

25 junio 2007

Sina Paymard

Sina Paymard

Sina Paymard –el joven indultado en 2006 por los familiares de una víctima de asesinato después de que tocara la flauta cuando estaba a punto de ser ahorcado– tenía 16 años y era drogadicto en el momento del delito.

En octubre de 2004 había acudido a un parque de Teherán para comprar hachís. Al producirse una pelea entre él y el hombre a quien trataba de comprar la droga, acuchilló a éste con una navaja. Dijo que en ese momento estaba bajo la influencia de las drogas. La Sección 71 del Tribunal Provincial de Teherán lo condenó a qisas por asesinato. La Sección 33 del Tribunal Supremo confirmó la condena.

Según su abogado, el defensor de los derechos humanos Nasrin Sotudeh, un psiquiatra había diagnosticado que Sina Paymard sufría un trastorno bipolar, enfermedad por la que había sido tratado entre 2001 y 2002. El abogado afirma que el tribunal sentenciador no tomó en consideración de manera adecuada las pruebas según las cuales su defendido padecía un trastorno mental, y en noviembre de 2006, tras presentar nuevos documentos al tribunal, solicitó una revisión de la causa.

El padre de Sina Paymard describió así el emotivo día en el que estaba prevista la ejecución de su hijo:

Pedimos […] a los funcionarios que nos permitieran volver a ver a Sina. Nadie nos hizo caso. Entonces un funcionario de prisiones dijo que Sina quería su instrumento. Sina toca la flauta. Se la di […] era su último deseo antes de que lo ahorcaran […] Empezó a tocar y todas las familias nos echamos a llorar […] Una de las mujeres, que al parecer era una de las [representantes de la víctima del asesinato], se acercó al otro grupo de personas y [aceptó el dinero de sangre]. Luego se dirigió al grupo [de familiares de la víctima] […] y éstos la escucharon.

En enero de 2007, el presidente de la Magistratura concedió una suspensión de la ejecución mientras tenían lugar negociaciones sobre la diyat (dinero de sangre) entre los familiares de Sina Paymard y los de la víctima. Éstos pidieron una diyat de más de 160.000 dólares estadounidenses, cantidad que los familiares de Sina Paymard trataron de reunir. En abril de 2007, después de que éstos hubieran conseguido por fin reunir el dinero, los familiares de la víctima, según los informes, se negaron a aceptar el pago.

Sina Paymard permanece condenado a muerte en la prisión de Reja’i Shahr de Karaj.

Más información

Irán sigue condenando a muerte a personas por delitos cometidos cuando eran menores de edad


Tema

Pena de muerte 

País

Irán 

Región

Oriente Medio y Norte de África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
07 julio 2014

La condena de un destacado abogado y defensor de los derechos humanos saudí a 15 años de prisión ha asestado un nuevo golpe al activismo pacífico y la libertad de expresión en... Más »