Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

11 julio 2011

Nigeria debe conmutar todas las condenas de muerte, tras resolución del Tribunal Supremo

Nigeria debe conmutar todas las condenas de muerte, tras resolución del Tribunal Supremo

 

Las autoridades nigerianas deben conmutar todas las condenas de muerte e imponer una moratoria oficial de las ejecuciones, ha dicho hoy Amnistía Internacional, tras la confirmación de una condena de muerte por el Tribunal Supremo.

El pasado viernes, el Tribunal Supremo de Abuja confirmó las sentencias de dos tribunales inferiores, que condenaban a la actriz Rabi Ismail por drogar y ahogar a Auwalu Ibrahim en la ciudad septentrional de Kano en diciembre de 2002. La actriz fue condenada a muerte en diciembre de 2004, y, si se llevase a cabo su ejecución, sería la primera en Nigeria desde 2006.

“El presidente Goodluck Jonathan debe mostrar su autoridad y declarar una moratoria oficial de las ejecuciones”, ha expresado Erwin van der Borght, director del Programa Regional para África de Amnistía Internacional.

“Si lo hace, el gobierno de Nigeria estaría actuando conforme a la tendencia mundial hacia la abolición de la pena de muerte.”

Las ejecuciones están envueltas en un velo de secretismo, y no es fácil tener acceso a las estadísticas oficiales. Aunque un representante nigeriano de la ONU afirmó en 2007 que durante los últimos años no se había llevado a cabo ninguna ejecución, Amnistía Internacional pudo confirmar que seis condenados a muerte fueron ejecutados en 2006, sin haber tenido en ningún momento la oportunidad de recurrir sus condenas.

“La flaqueza del sistema de justicia penal en Nigeria se traduce en que cientos de personas condenadas a muerte no han tenido un juicio justo y, por tanto, pueden ser inocentes”, ha dicho Erwin van der Borght.

En la actualidad, en las cárceles de Nigeria hay, aproximadamente, 830 personas condenadas a muerte, entre ellas 8 mujeres, 10 presos de más de 70 años y más de 20 personas que eran menores de edad en el momento de cometer el delito.

Los grupos de expertos creados por el ex presidente Olusegun Obasanjo en 2004 reconocieron que el sistema de justicia penal nigeriano no puede garantizar juicios justos, y recomendaban, por consiguiente, una moratoria de las ejecuciones.

Desde la entrada de la democracia en Nigeria en mayo de 1999, al menos 650 personas han sido condenadas a muerte. Durante este mismo periodo, al menos 22 personas han sido ejecutadas; posiblemente más.

En abril de 2010, los gobernadores estatales de Nigeria, según informes, acordaron la ejecución de personas condenadas a muerte “para reducir el hacinamiento en las cárceles”. Esta misma decisión se confirmó en una reunión del Consejo Nacional Económico en junio de 2010.

No obstante, dos peticiones presentadas por organizaciones nigerianas de derechos humanos obligaron a los 36 estados de Nigeria a no llevar a cabo las ejecuciones.

 

Campañas

Abolish the death penalty  

Tema

Pena de muerte 

País

Nigeria 

Región

África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

04 septiembre 2014

Amnistía Internacional lleva muchos años investigando y documentando el uso de la tortura en México. A continuación, ofrecemos algunos datos alarmantes:

Más »
03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »