El documento citado en esta página no está disponible en español.

Estados Unidos debe permitir a los detenidos en Bagram el acceso a tribunales estadounidenses

Prisioneros afganos en el Tribunal Supremo de Afganistán tras abandonar la base estadounidense de Bagram, Kabul, 2005.

Prisioneros afganos en el Tribunal Supremo de Afganistán tras abandonar la base estadounidense de Bagram, Kabul, 2005.

© APGraphicsBank


16 septiembre 2009

El miércoles 16 de septiembre, Amnistía Internacional señaló que Estados Unidos debe permitir a todas las personas que se encuentran bajo custodia estadounidense en la base aérea de Bagram, en Afganistán, el acceso a tribunales estadounidenses y asistencia letrada, ya que los detenidos siguen sin poder impugnar en dicho país la legalidad de su detención ante un tribunal independiente e imparcial.

En un documento jurídico presentado el lunes, el gobierno estadounidense dio a conocer una serie de modificaciones en los procedimientos de revisión administrativa para los detenidos de Bagram, con lo que sigue tratando de impedirles impugnar la legalidad de su detención ante un tribunal estadounidense.

Amnistía Internacional ha instado también al gobierno estadounidense a permitir de inmediato a los detenidos el acceso a familiares, médicos y representantes consulares.

En la actualidad hay en la base unos 600 detenidos, en su mayoría de nacionalidad afgana. Algunos llevan varios años bajo custodia. Los detenidos no tienen acceso a asistencia letrada ni a ningún tribunal. 

La organización ha instado asimismo a Estados Unidos a ayudar al gobierno afgano a establecer mecanismos que garanticen a los detenidos juicios justos. 

Washington y Kabul deben considerar la posibilidad de que las personas detenidas por fuerzas afganas, estadounidenses u otras fuerzas internacionales durante las operaciones de contrainsurgencia sean juzgadas por tribunales mixtos nacionales-internacionales.

Véase:

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO