Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

24 septiembre 2008

Se suspende la ejecución de Troy Davis

Se suspende la ejecución de Troy Davis
El martes 23 de septiembre se suspendió en Georgia la ejecución de Troy Davis, menos de dos horas antes del momento en que estaba previsto acabar con su vida mediante inyección letal. Troy Davis lleva 17 años en espera de ejecución por un asesinato que asegura que no cometió.  

La Corte Suprema de Estados Unidos ordenó la suspensión de la ejecución para poder reunirse el lunes 29 de septiembre a considerar si procede admitir a trámite el recurso presentado por Troy Davis contra una resolución que emitió en marzo de 2008 la Corte Suprema de Georgia. Ésta había denegado por cuatro votos a tres la celebración de un nuevo juicio o una vista en la que se pudieran presentar las pruebas que salieron a la luz después de que se dictara la sentencia condenatoria.

El presidente de la Corte Suprema de Georgia, que, junto con otros dos jueces, emitió una opinión discrepante con la resolución, escribió lo siguiente: “En esta causa, casi todos los testigos que, durante el juicio, identificaron a Davis como autor de los disparos han negado posteriormente su capacidad para identificarlo con seguridad. Tres personas han afirmado que Sylvester Coles confesó haber efectuado los disparos”.

“Dos testigos han asegurado que Sylvester Coles, en contra de lo que declaró en el juicio, sí tenía una pistola inmediatamente después del asesinato. La descripción de los hechos por parte de otro testigo apunta a la posibilidad de que Sylvester Coles fuera el autor de los disparos.”

El presidente de la Corte Suprema de Georgia añadió que “si un tribunal diera credibilidad en una vista al conjunto de testimonios que han salido a la luz recientemente en torno al caso Davis, podría darse la situación de que un nuevo jurado encontrase una duda razonable a la culpabilidad de Davis o, al menos, dudas suficientes para decidir no imponer la pena de muerte”.

En 1991, Troy Davis fue declarado culpable del asesinato del agente de 27 años Mark Allen MacPhail, que murió por disparos en el aparcamiento de un restaurante de la cadena Burger King en Savannah (Georgia) en la madrugada del 19 de agosto de 1989. Davis también fue declarado culpable de agredir a Larry Young, un vagabundo que sufrió la agresión momentos antes de la muerte del agente MacPhail.

En el juicio, Troy Davis admitió que había estado en la escena del crimen, pero negó haber agredido a Larry Young y disparado contra el agente MacPhail. No se presentaron pruebas materiales que incriminaran a Troy Davis y nunca llegó a encontrarse el arma con la que se cometió el delito.

Las pruebas incriminatorias presentadas contra Troy Davis consistieron exclusivamente en declaraciones de testigos. Desde que se celebró el juicio, la mayoría de los testigos de cargo se han retractado o han modificado sus testimonios iniciales en sendas declaraciones juradas. Además, testimonios posteriores a la sentencia condenatoria apuntan a otro hombre como autor de los disparos.

La suspensión de la ejecución estará vigente mientras la Corte Suprema de Estados Unidos delibere sobre si admitir el recurso. Si decide no hacerlo, la suspensión “terminará automáticamente” y el Estado de Georgia podría fijar una nueva fecha para la ejecución. Por el contrario, si la Corte decide admitir el recurso, la suspensión seguirá en vigor hasta que la Corte emita una resolución definitiva sobre la petición de Davis.

Tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, varias decenas de miles de personas, así como organismos internacionales, han pedido la concesión del indulto para Troy Davis. Entre ellos están el ex presidente Jimmy Carter, el arzobispo Desmond Tutu, el papa Benedicto XVI, la Unión Europea, el Parlamento Europeo, el secretario general del Consejo de Europa, el ex director del FBI William Sessions, así como miembros y ex miembros del Congreso de Estados Unidos como Bob Barr, Carol Moseley Braun o John Lewis. En la semana anterior a la fecha prevista de la ejecución, la atención de los medios de comunicación sobre el caso se había mantenido en unos niveles elevados.

Las normas internacionales prohíben la ejecución de una persona cuando existan dudas sobre su culpabilidad. Amnistía Internacional se opone incondicionalmente a la ejecución de Troy Davis, con independencia de que sea culpable o inocente, al igual que se opone a todo uso de la pena capital.

Más información

USA: 'Where is the justice for me?': The case of Troy Davis, facing execution in Georgia (Informe, 1 de febrero de 2007)

Tema

Pena de muerte 
Juicios y sistemas judiciales 

País

EE. UU. 

Región

América 

@amnestyonline on twitter

Noticias

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

08 abril 2014

Cuando los niños y niñas romaníes de la ciudad de České Budějovice, en el sur de la República Checa, se despiertan asustados en mitad... Más »

07 julio 2014

La condena de un destacado abogado y defensor de los derechos humanos saudí a 15 años de prisión ha asestado un nuevo golpe al activismo pacífico y la libertad de expresión en... Más »