Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

10 mayo 2013

Activista sudanesa en detención incomunicada corre riesgo de tortura

Activista sudanesa en detención incomunicada corre riesgo de tortura
Los estados de Kordofán del Sur y Nilo Azul son escenario de un conflicto armado interno desde 2011.

Los estados de Kordofán del Sur y Nilo Azul son escenario de un conflicto armado interno desde 2011.

© Particular


La detención de Asma Ahmed es un ejemplo más de la determinación de las autoridades sudanesas de sofocar la libertad de asociación y el trabajo de los activistas de derechos humanos en el país.
Fuente: 
Lucy Freeman, directora adjunta del Programa Regional de Amnistía Internacional para África

La detención de una abogada de Sudán, cuyo paradero sigue sin conocerse, es la última acción de la brutal campaña de las autoridades contra activistas de derechos humanos en el contexto del conflicto de los estados de Kordofán del Sur y Nilo Azul, ha afirmado Amnistía Internacional.

Asma Ahmed, abogada y miembro del proscrito partido de oposición Movimiento de Liberación Popular de Sudán-Norte (SPLM-N), fue detenida el 4 de mayo cuando comparecía ante la sede de los Servicios de Seguridad Nacional de Sudán en Jartum.

Dos días antes, agentes de los Servicios de Seguridad Nacional habían ido a su casa para exigirle que se presentase ante la institución.

Asma Ahmed ha estado recluida en régimen de incomunicación desde que la detuvieron sin cargos, por lo que corre un grave peligro de sufrir tortura u otros malos tratos. Es diabética y necesita atención médica y una dieta especial.

“La detención de Asma Ahmed es un ejemplo más de la determinación de las autoridades sudanesas de sofocar la libertad de asociación y el trabajo de los activistas de derechos humanos en el país”, afirmó Lucy Freeman, directora adjunta del Programa Regional de Amnistía Internacional para África.

“Las autoridades deben dar inmediatamente a Asma Ahmed acceso a un abogado y a su familia, y deben también acusarla formalmente de un delito común reconocible o dejarla en libertad sin demora”.

Ésta es la acción más reciente de la oleada de detenciones de personas, entre ellas activistas de derechos humanos, que trabajan en Kordofán del Sur o sobre este estado, así como de otras personas sospechosas de mantener vínculos con el Movimiento Popular de Liberación de Sudán-Norte.

Muchas de ellas han sido recluidas sin cargos y en régimen de incomunicación.

Desde 2011, los estados de Kordofán del Sur y Nilo Azul han sido escenario de un conflicto armado interno entre el gobierno sudanés y el Ejército Popular de Liberación de Sudán-Norte (SPLA-N), brazo armado el Movimiento Popular de Liberación de Sudán-Norte (SPLM-N).

Durante el año pasado, muchas personas sufrieron diversas formas de malos tratos y tortura bajo custodia de los Servicios de Seguridad Nacional, por ejemplo, les propinaban patadas, les golpeaban con palos, mangueras y puños, las obligaban a permanecer de pie varios días seguidos a altísimas temperaturas, les privaban de comida, agua y sueño, o las forzaban a mantenerse en posturas dolorosas.

Amnistía Internacional también ha recibido información de que algunas mujeres detenidas han sido sometidas a violencia sexual, incluso violadas.

La organización no tiene constancia de que ningún miembro de los Servicios de Seguridad Nacional haya rendido cuentas por estas violaciones de derechos humanos.

A finales de 2012 se detuvo y recluyó sin cargos a 32 mujeres en Kadugli, capital de Kordofán del Sur, al parecer por espiar para el SPLM/A-N y colaborar con él. La mayoría eran funcionarias del Estado que trabajaban en diversos ministerios en Kadugli, y a cinco de ellas las detuvieron con sus hijos pequeños, de edades comprendidas entre los 6 y los 18 meses.

El 27 de diciembre, las mujeres y sus hijos fueron transferidos a la prisión de El Obeid en Kordofán del Norte. Según se ha tenido noticia, 14 de las detenidas quedaron en libertad en abril de 2013, pero el resto continúan recluidas en El Obeid. De acuerdo con la información disponible, no se han presentado cargos contra estas mujeres.

El 16 de enero de 2013, los Servicios de Seguridad Nacional de Sudán cerraron el Centro Kuku de Cultura y Patrimonio (KUCCH) y el Centro NINU de Lenguas e Informática, ambos con sede en Jartum. El KUCCH se creó en 1993 con el objetivo de ayudar a la población de Kordofán del Sur a preservar su patrimonio cultural mediante la escritura y el desarrollo de sus lenguas.

En su calidad de abogada, Asma Ahmed ha representado a numerosos activistas y defensores de derechos humanos, entre ellos Jalila Khamis Koko, miembro del SPLM-N y defensora de los derechos de las personas desplazadas de Kordofán del Sur. Jalila Khamis Koko estuvo recluida más de nueve meses sin acceso a la atención médica que necesitaba, antes de quedar en libertad en enero de 2013.

Tema

Activistas 
Libertad de expresión 
Women 

País

Sudán 

Región

África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

10 octubre 2014

Países de todo el mundo siguen condenando a muerte o ejecutando a personas con discapacidad mental e intelectual, en una clara violación de las normas... Más »

10 octubre 2014

Países de todo el mundo siguen condenando a muerte o ejecutando a personas con discapacidad mental e intelectual, en una clara violación de las normas... Más »

09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »