Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

30 agosto 2013

Cinco cosas que deberías saber sobre las desapariciones

Cinco cosas que deberías saber sobre las desapariciones
Madres de personas desaparecidas participan en la segunda Marcha por la Dignidad Nacional en Ciudad de México, 10 de mayo de 2013.

Madres de personas desaparecidas participan en la segunda Marcha por la Dignidad Nacional en Ciudad de México, 10 de mayo de 2013.

© Amnesty International/Ricardo Ramírez Arriola


Todos los años, en decenas de países de todo el mundo, miles de hombres, mujeres, niños y niñas son detenidos sin razón alguna por las autoridades del Estado, y nunca se los vuelve a ver. Son personas “desaparecidas”. Sólo en 2012 Amnistía Internacional documentó casos de este tipo en 31 países. Con ocasión del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, veamos cinco datos que conviene conocer.

Desde el comienzo del levantamiento que condujo al conflicto armado de Siria hace dos años se ha producido un espectacular aumento del uso por parte de las autoridades de las desapariciones forzadas para silenciar a los partidarios de la oposición y amedrentar a sus familiares y amigos. Se ha detenido a millares de personas, muchas de las cuales han sido recluidas en régimen de incomunicación en lugares desconocidos, donde, según la información disponible, la tortura y otros malos tratos son práctica generalizada. A estos casos hay que sumar los de las alrededor de 17.000 personas, en su mayoría islamistas, desaparecidas en el país a finales de la década de 1970 y principios de la de 1980.

En Sri Lanka, desde la década de 1980 se han presentado a la ONU unas 12.000 denuncias de desaparición forzada, pero la cifra real es mucho mayor, pues se tuvo noticia de al menos 30.000 casos hasta 1994 y de millares más posteriormente.

En México se tuvo noticia de más de 26.000 casos de personas en paradero desconocido o desaparecidas entre 2006 y 2012, principalmente en el contexto de la violencia entre los carteles de la droga y las fuerzas de seguridad desplegadas para combatir la delincuencia organizada. Las fuerzas de seguridad son responsables de algunos de ellos, pero en casi todos los casos las investigaciones realizadas son tan deficientes que raras veces se encuentra a las víctimas y prácticamente nunca se hace rendir cuentas a nadie.

Más de la tercera parte de los países donde Amnistía Internacional documentó desapariciones forzadas en 2012 eran del África subsahariana, a saber: Angola, Chad, Costa de Marfil, Eritrea, Gambia, Guinea Ecuatorial, Malí, Mauritania, Nigeria, República Democrática del Congo y Sudán del Sur.

A pesar de las constantes solicitudes de los familiares de las personas en paradero desconocido, la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK), responsable de la investigación y enjuiciamiento de los delitos de derecho internacional, no investigó centenares de las desapariciones forzadas y secuestros cometidos en el conflicto armado de Kosovo de 1998-1999 y en el periodo subsiguiente.

CASOS
Siria
El abogado sirio de derechos humanos Khalil Ma’touq y su amigo y ayudante Mohammad Thatha salieron para la oficina de aquél el 2 de octubre de 2012, pero jamás llegaron. Se cree que fueron detenidos en un control de seguridad del gobierno sirio en algún punto del camino.
En febrero de 2013, en respuesta a la petición de información de un grupo de abogados, un fiscal de Damasco negó que Khalil Ma’touq estuviera detenido. Sin embargo, unas personas que fueron puestas en libertad en ese momento tras haber estado recluidas en la sección 285 de los servicios de Seguridad del Estado, en Kafr Souza, Damasco, dijeron que lo habían visto detenido allí.

En abril, el abogado de Khalil Ma’touq dijo a Amnistía Internacional que un agente de los servicios de Seguridad de Estado le habían informado del traslado de su cliente a una sección de los servicios de inteligencia de la Fuerza Aérea a finales de marzo.

Personas allegadas a ambos hombres han recibido a lo largo del tiempo información extraoficial que indica que Khalil Ma’touq está muy mal de salud: padece una enfermedad pulmonar avanzada y tienen graves problemas respiratorios, por lo que toma medicación periódica y tiene que estar bajo supervisión médica constante.

Khalil Ma’touq lleva años prestando asistencia jurídica a muchas víctimas de abusos contra los derechos humanos en Siria. Ha defendido a centenares de presos políticos, periodistas y presos de conciencia, incluso ante el Tribunal Supremo de Seguridad del Estado, que no cumplía las normas internacionales y fue abolido en 2011.

Angola
Los veteranos de guerra angoleños Silva Alves Kamulingue e Isaías Sebastião Cassule fueron secuestrados en la calle en Luanda, capital de Angola, el 27 y el 29 de mayo de 2012, respectivamente, y no se los ha vuelto a ver ni se ha sabido nada de ellos desde entonces. Sus familias han intentado localizarlos en vano, y las autoridades angoleñas han negado reiteradamente conocer su paradero.

Silva se dirigía a una manifestación que había ayudado a organizar para exigir el pago de pensiones y sueldos que les debían cuando, alrededor de las tres de la tarde, telefoneó a un periodista y le dijo que lo venían siguiendo un grupo de “hombre fornidos”, vestidos de civil y de aspecto similar a los que habían participado en la represión violenta de las manifestaciones en Luanda en los meses anteriores. Dijo que temía por su vida y que se dirigía corriendo a un hotel próximo. Según el periodista, entonces se cortó la comunicación y no pudo restablecer el contacto con Silva, de quien no se ha sabido nada desde entonces.

Isaías desapareció dos días más tarde, el 29 de mayo de 2012, alrededor de las seis y cuarto de la tarde. Cuatro hombres lo secuestraron en el distrito de Cazenga de Luanda, donde había ido a ver a un hombre que afirmaba tener un vídeo del secuestro de Silva. Un amigo suyo que estaba con él ese momento contó que, cuando llevaban 15 minutos con el hombre, llegó un automóvil del que se apearon unos hombres de complexión fuerte que se dirigieron hacia ellos. Él amigo sintió entonces miedo y echó a correr, dejando allí a Isaías, de quien no se ha sabido nada desde entonces.

México
Armando del Bosque, de 33 años, fue detenido por miembros de la Marina mexicana en Nuevo Laredo, estado de Tamaulipas, el 3 de agosto, y no se lo ha vuelto a ver desde entonces.

La Marina niega tenerlo detenido, pero unos testigos presenciales afirman que lo vieron en su automóvil en una localidad situada a unos minutos de Nuevo Laredo, cuando los miembros de la Marina lo obligaron a detenerse, lo sacaron a rastras del automóvil, lo esposaron y se lo llevaron en un vehículo militar.

Lo condujeron a un recinto provisional de la Marina, a las afueras de la localidad. El padre de Armando acudió allí al cabo de unos minutos y un capitán le comunicó que lo habían detenido y lo estaban interrogando. Le prometió tenerle al tanto de la situación de su hijo.

Una hora después, el militar habló otra vez con el padre de Armando, pero negó que éste hubiera sido detenido y no quiso darle más información.

Basándose en las declaraciones de cuatro testigos presenciales, la familia de Armando presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de Derechos Humanos. No hay constancia de que se hayan llevado a cabo una operación efectiva de búsqueda de Armando del Bosque ni una investigación sobre su aparente desaparición forzada.

Kosovo
Petrija Piljević fue secuestrada el 28 de junio de 1999 delante de su apartamento, en Pristina, por tres hombres armados, que vestían el uniforme del Ejército de Liberación de Kosovo. También secuestraron a una persona, serbokosovar, vecina suya que trató de ayudarla. Ambas fueron recluidas inicialmente en otro apartamento del mismo edificio.

Unos vecinos que presenciaron el secuestro llamaron a una patrulla de la Fuerza Internacional de Seguridad en Kosovo (KFOR), pero, como no hablaban inglés, no supieron explicar la situación a los soldados. Si habló, en cambio, con el jefe de la patrulla, un vecino albanokosovar, tras lo cual los soldados se marcharon sin hacer nada. Poco después, los hombres con el uniforme del Ejército de Liberación de Kosovo sacaron a Petrija Piljević y a la otra persona y las subieron a un automóvil. Se oyeron dos disparos, y el vehículo partió en dirección desconocida.

En 2000 se exhumaron los restos de Petrija Piljević y se entregaron a su hijo. No se ha puesto a nadie a disposición judicial.
En 2013, el Grupo Consultivo de Derechos Humanos, establecido por la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK), determinó que la policía internacional de la ONU no había llevado a cabo con prontitud una investigación completa y efectiva sobre el secuestro de Petrija Piljević ni había informado a su hijo cuando suspendió la investigación en 2003.

Your browser does not have the necessary plugin to display this content.

#

Tema

Activistas 
Detención 
Disappearances And Abductions 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

04 septiembre 2014

Amnistía Internacional lleva muchos años investigando y documentando el uso de la tortura en México. A continuación, ofrecemos algunos datos alarmantes:

Más »
03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »