Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

20 marzo 2013

Diez datos que debería saber sobre la crisis de RDC

Diez datos que debería saber sobre la crisis de RDC
La CPI ha acusado a Bosco Ntaganda de haber cometido crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Ituri, en la zona oriental de RDC, en 2002 y 2003.

La CPI ha acusado a Bosco Ntaganda de haber cometido crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Ituri, en la zona oriental de RDC, en 2002 y 2003.

© AFP/Getty Images


¿En qué consiste exactamente la crisis de República Democrática del Congo (RDC)?

Después de dos guerras sucesivas que devastaron República Democrática del Congo (RDC) entre 1996 y 2003, el gobierno de este país no ha logrado establecer su autoridad en el extenso país, lo que ha propiciado la proliferación de multitud de grupos armados extranjeros y locales, sobre todo en la región oriental. Estos grupos luchan entre sí y contra el ejército congoleño (las FARDC) por el poder, la defensa de sus comunidades y el control de los recursos naturales.

Los enfrentamientos intermitentes entre estos grupos y el ejército nacional de RDC han dado pie a abusos generalizados contra los derechos humanos a manos de todas las partes y que incluyen torturas, desapariciones forzadas, violencia sexual, reclutamiento de niños y niñas soldados, ejecuciones extrajudiciales y detenciones ilegítimas.

Los abusos alcanzaron un nivel alarmante a finales de 2012 y desplazaron internamente a más de 2,4 millones de personas.

Desde mayo de 2012, el ejército nacional combate sobre todo contra el grupo armado M23. A finales de febrero de 2013, las divisiones existentes en el seno del M23 llegaron a su punto culminante y las hostilidades abiertas que estallaron en el grupo desembocaron en la huida a Ruanda de Bosco Ntaganda y de algunas de las personas más allegadas a él.

¿Quién es responsable de esta situación?

Tanto el ejército congoleño como los grupos armados son responsables de abusos generalizados contra la población civil en todo el país. Durante años, los países vecinos también han sido acusados por el Grupo de Expertos de la ONU de apoyar a determinados grupos armados con fondos, material y reclutas. Los países que no respetan el embargo de armas impuesto por la ONU a los grupos armados de RDC también han contribuido al enorme flujo de armas en la región.

Algunos miembros del ejército responsables de abusos graves contra los derechos humanos han sido ascendidos, mientras los grupos armados se integraban en estructuras oficiales sin que existieran los debidos mecanismos de verificación.

¿Qué es el M23?

El Movimiento del 23 de Marzo (M23) fue creado en mayo de 2012 tras la deserción, en abril, de un grupo de soldados pertenecientes en su mayoría al Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), que se había integrado en las FARDC (el ejército nacional de RDC) tras el acuerdo de paz alcanzado el 23 de marzo de 2009 entre el CNDP y el gobierno de RDC.

El M23 tiene una rama política y una rama militar, y entre sus mandos hay varios presuntos autores de abusos graves contra los derechos humanos internacionales y de violaciones del derecho humanitario.

¿Quién es Bosco Ntaganda?

Bosco Ntaganda es miembro del grupo armado M23. Aunque no está claro cuál es su rango dentro de la cadena de mando, en parte debido a las tensiones entre sus seguidores y los miembros leales a Laurent Nkunda, según el Grupo de Expertos en RDC de la ONU, Bosco Ntaganda sigue siendo uno de sus principales jefes.

La Corte Penal Internacional emitió en 2006 una orden de detención contra Bosco Ntaganda por delitos presuntamente cometidos en el distrito de Ituri en 2003, cuando era un supuesto jefe del grupo armado FPLC.

¿Cuáles son los intereses de los grupos armados?
En grados diversos, los grupos armados están impulsados por la lucha por el poder, motivos económicos como el acceso a los minerales y otros recursos naturales, y el saqueo y programas basados en la etnia. Muchos afirman oficialmente que protegen los derechos e intereses de sus comunidades.

¿Es el M23 responsable de abusos contra los derechos humanos?

Sí. Hemos documentado abusos reiterados contra los derechos humanos y crímenes de guerra cometidos por el M23, como violaciones de la obligación de tener en cuenta a la población civil a la hora de lanzar ataques, reclutamiento forzoso de menores que fueron entrenados para participar en las hostilidades u obligados a trabajar para construir posiciones militares, homicidios ilegítimos y actos de violencia sexual.

Amnistía Internacional también ha documentado denuncias de violaciones cometidas por soldados del M23 cuando el grupo ampliaba su control sobre el territorio de Rutshuru. Una mujer de 26 años contó que, tras la huida de las FARDC en julio de 2012, miembros de este grupo entraron en su aldea, en el territorio de Rutshuru. Estaba escondida en su casa cuando irrumpieron en ella varios soldados del M23. Tres hombres armados que hablaban kinyarwanda la violaron y la amenazaron con matarla si no se marchaba. La mujer conoce el caso de otras tres mujeres, sus vecinas, que también fueron violadas por otros soldados del M23 el mismo día. Sus esposos se habían ausentado hacía varios días para comprar y vender productos en otra parte del territorio.

También hemos recibido información verosímil de varias fuentes de la ONU sobre casos confirmados de ejecuciones sumarias o de homicidios ilegítimos de civiles, incluidos líderes comunitarios y presos de las FARDC, cometidos por soldados del M23

¿Qué dice el M23 de estas acusaciones?

Cuando la delegación de Amnistía Internacional se entrevistó con Sultani Makenga y Vianney Kazamara, los portavoces militares del M23, en septiembre de 2012 en Rutshuru, ambos hicieron hincapié en su programa nacional para la buena gobernanza, la democracia y los derechos humanos como razones subyacentes del M23.

Las autoridades del M23 negaron todas las acusaciones de ejecuciones sumarias, reclutamiento de menores, saqueos y extorsión. Sólo reconocieron casos de robos de menor importancia cometidos por sus soldados e insistieron en que los responsables de esos actos recibieron sanciones disciplinarias.

Hasta la fecha ningún soldado del M23 ha rendido cuentas por los abusos documentados por Amnistía Internacional y otras organizaciones. Esta impunidad dominante se ve empeorada por el hecho de que se ha suspendido la actuación de todos los órganos judiciales de las zonas controladas por el M23 en el territorio de Rutshuru. La total ausencia de instituciones judiciales independientes encargadas de investigar y enjuiciar estos delitos sólo puede fomentar que se cometan nuevos abusos en el futuro.

¿Quién apoya al M23?
Amnistía Internacional ha documentado el apoyo ruandés a este grupo armado en forma de suministros de armas, municiones y reclutas.

¿Ha habido intentos de alcanzar la paz en RDC?
Los diversos acuerdos de paz que incluían disposiciones sobre la integración de grupos armados en las FARD han tenido poca repercusión. Muchos grupos armados nunca participaron en estos procesos de integración, algunos que sí lo hicieron siguieron en activo pese a la integración de parte de sus fuerzas, quienes se integraron en el ejército crearon cadenas de mando paralelas, y muchos desertaron poco después de la integración.

¿Y qué hace la ONU?
Bajo la amenaza de los grupos armados y del ejército congoleño, la población civil ha buscado la protección de la misión de mantenimiento de la paz de la ONU, la MONUSCO. El Consejo de Seguridad de la ONU permitió que la MONUSCO empleara la fuerza para proteger a civiles en riesgo inminente de sufrir violencia física. La misión tiene también el mandato de apoyar las operaciones militares dirigidas por el ejército congoleño. La MONUSCO depende en parte del ejército congoleño, cuya debilidad representa una dificultad adicional para su capacidad para cumplir su mandato de protección.

Tema

Conflictos armados 
Armed Groups 
Juicios y sistemas judiciales 

País

República Democrática del Congo 

Región

África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

29 agosto 2014

El gobierno de la República Dominicana debe investigar urgentemente la desaparición de tres personas, presuntamente a manos de la policía y llevar a la justicia a los... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
29 agosto 2014

El activista pacífico Mohamed Bachir Arab está recluido en secreto desde que fue arrestado por las fuerzas de inteligencia sirias el 2 de noviembre de 2011. Es uno de los... Más »