Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

19 abril 2013

Guatemala: Abandonar el juicio por genocidio fortalecería la impunidad

Guatemala: Abandonar el juicio por genocidio fortalecería la impunidad
Ixil indigenous people, survivors of Guatemalan civil war, protest against the court decision.

Ixil indigenous people, survivors of Guatemalan civil war, protest against the court decision.

© JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images


Las consecuencias de esta decisión pueden hacer retroceder el reloj a un momento en que la impunidad era la norma para este tipo de delitos
Fuente: 
Sebastián Elgueta, investigador sobre Guatemala de Amnistía Internacional
Fecha: 
Vie, 19/04/2013

La decisión de anular el juicio por genocidio de los generales Ríos Montt y Rodríguez Sánchez debe ser revocada con urgencia o se corre el riesgo de fortalecer la impunidad y debilitar el estado de derecho en Guatemala, dijo hoy Amnistía Internacional.

De acuerdo con la legislación guatemalteca, la decisión de anular el juicio se mantendrá a menos que se pueda revertir en los próximos 10 días.

"Este juicio representa una esperanza de justicia para las víctimas de crímenes contra la humanidad y crímenes de derecho internacional en Guatemala", dijo Sebastián Elgueta, investigador sobre Guatemala de Amnistía Internacional. "Las consecuencias de esta decisión  pueden hacer retroceder el reloj a un momento en que la impunidad era la norma para este tipo de delitos."

El juicio del general José Efraín Ríos Montt, ex jefe de Estado entre 1982 y 1983, y su ex jefe de la inteligencia, el general Mauricio Rodríguez Sánchez, por los cargos de genocidio y crímenes contra la humanidad se abrió el 19 de marzo de 2013. Más de 100 testigos y peritos ya han testificado ante el tribunal y el juicio se encaminaba hacia su conclusión.

El 18 de abril, un tribunal de la ciudad de Guatemala ordenó la anulación del juicio de los generales –cuyas audiencias se desarrollan en otro tribunal de la ciudad–, una medida que hace retroceder el proceso legal de nuevo a la fase de instrucción.

La decisión de anulación del jueves se tomó en base a un asunto de procedimiento relativo a una petición anterior de los abogados de Ríos Montt para lograr que una serie de testigos prestasen declaración en el juicio. Un juez había denegado la solicitud durante la fase de instrucción con el argumento de que dichos testigos eran irrelevantes.

La juez encargada del juicio, sin embargo, había permitido a la defensa presentar todos los testigos y peritos que había propuesto. Todos los testigos de la defensa que se habían presentado ante el tribunal hasta la fecha habían prestado declaración.

"Los motivos de la decisión de ayer de anular el juicio parecen desafiar la lógica y el debido proceso", dijo Elgueta. "La defensa y la fiscalía han tenido amplia libertad hasta la fecha de presentar testigos, peritos y pruebas. La base de la sentencia de anulación es una petición de hacer algo que ya se ha hecho".

El 19 de abril, la juez encargada del juicio se negó a aceptar la anulación del proceso, pero sí ordenó su suspensión a la espera de que el Tribunal Constitucional -el de más rango del país- emita un fallo al respecto.

Ríos Montt y Sánchez están acusados ​​de ser los autores intelectuales de los asesinatos de 1.771 personas indígenas en su mayoría mayas y el desplazamiento forzado de decenas de miles más de la región del Triángulo Ixil del departamento de Quiché sur de Guatemala en medio de un conflicto armado interno de 1982-1983.

El 3 de abril un testigo declaró que los soldados mataron a sus hijas, abriendo el pecho y sacándoles el corazón. El 8 de abril otro testigo testificó cómo, cuando tenía 12 años de edad, fue llevada a un cuartel del ejército y violada por un sinnúmero de soldados antes de desmayarse.

"Dejar sin efecto las declaraciones de testigos, y obligarles a revivir, una vez más, su testimonio desgarrador, es insensible y cruel", dijo Elgueta. "Esta decisión demuestra el desprecio por los derechos de las víctimas, al hacerles revivir el trauma."

En 1999, una comisión de la verdad respaldada por la ONU concluyó que, durante 36 años de conflicto armado interno en Guatemala (1960-1996) cerca de 200.000 personas - más del 80 por ciento de los cuales eran de ascendencia maya - fueron asesinados o desaparecieron, y que el genocidio había ocurrido.

Tema

Conflictos armados 
Crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra 
Impunity 
Indigenous peoples 
Juicios y sistemas judiciales 

País

Guatemala 

Región

América 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

04 septiembre 2014

Amnistía Internacional lleva muchos años investigando y documentando el uso de la tortura en México. A continuación, ofrecemos algunos datos alarmantes:

Más »
03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »