Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

25 enero 2013

Irak: Deben investigarse los disparos de las tropas contra manifestantes contrarios al gobierno

Irak: Deben investigarse los disparos de las tropas contra manifestantes contrarios al gobierno
Decenas de miles de iraquíes, principalmente suníes, se manifiestan desde diciembre de 2012 contra el gobierno.

Decenas de miles de iraquíes, principalmente suníes, se manifiestan desde diciembre de 2012 contra el gobierno.

© AFP/Getty Images


Las autoridades iraquíes deben garantizar que la investigación que han anunciado sobre estas muertes es independiente, imparcial y que los métodos y las conclusiones se hacen públicos. Se debe poner a disposición de la justicia a toda persona responsable de cometer abusos —incluso a quien haya empleado fuerza excesiva contra los manifestantes—.
Fuente: 
Ann Harrison, directora adjunta del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional
Fecha: 
Vie, 25/01/2013

Irak debe investigar de inmediato de acuerdo con las normas internacionales las muertes de unos manifestantes, ha declarado hoy Amnistía Internacional, después de que varias personas murieran cuando las tropas destinadas en la ciudad de Faluya dispararon contra manifestantes contrarios al gobierno que, según los informes, les habían arrojado piedras.


Al parecer, algunas más resultaron gravemente heridas durante la protesta del viernes, la última de la campaña de protestas en gran parte pacífica que está teniendo lugar contra el gobierno y el trato abusivo que dispensa a las personas detenidas.

“Las autoridades iraquíes deben garantizar que la investigación que han anunciado sobre estas muertes es independiente, imparcial y que los métodos y las conclusiones se hacen públicos.  Se debe poner a disposición de la justicia a toda persona responsable de cometer abusos —incluso a quien haya empleado fuerza excesiva contra los manifestantes—”, ha señalado Ann Harrison, directora adjunta del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Las autoridades deben garantizar además que las fuerzas de seguridad han recibido formación y llevan el equipamiento adecuado para realizar tareas de mantenimiento del orden en manifestaciones y otras reuniones de forma respetuosa con los derechos humanos, incluso en las que algunos manifestantes actúan con violencia.”

Se han recibido informes contradictorios sobre lo que motivó que las tropas iraquíes abriesen fuego. Sin embargo, posteriormente estallaron nuevos enfrentamientos y se quemaron vehículos del ejército. Se ha asegurado que también resultaron heridos en el incidente algunos soldados iraquíes. 

Tanto el Código de Conducta de la ONU para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley como los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley establecen con claridad las normas para el mantenimiento del orden en las manifestaciones, así como el uso de armas de fuego, entre otros por las fuerzas armadas.

Desde el pasado mes de diciembre, decenas de miles de iraquíes, en su mayoría musulmanes suníes, han tomado las calles para expresar su descontento con el gobierno del primer ministro Nuri al Maliki, musulmán chií, por su constante discriminación en Irak. Las manifestaciones diarias y en su mayoría pacíficas han tenido lugar principalmente en provincias en las que predominan los musulmanes suníes, como Ambar, Mosul y Salah al Din.

El desencadenante de las protestas fue la detención de varios de los guardaespaldas del ministro de Economía Rafie al Issawi, alto cargo político suní, acusados de terrorismo. Muchos suníes han pensado que esta maniobra obedece a motivos políticos. Preocupa que el aumento de las tensiones sectarias pueda dar lugar a nuevos actos de violencia. 

Grupos armados siguen atentando con bombas contra la población civil con frecuencia. Por ejemplo, a finales del mes pasado murieron decenas de personas que participaban en la festividad chií del Arbaeen. Esta semana varias personas perdieron la vida en atentados con coche bomba cometidos en Badgad y en Tuz Khurmato un atacante suicida mató a más de 20 personas en una mezquita chií.

Los manifestantes siguen pidiendo que se respete el proceso debido y las medidas legislativas —entre las que figuran una ley de amnistía y la revisión de la legislación antiterrorista— y se ponga fin a las violaciones de derechos humanos de las personas presas y detenidas en Irak.


Amnistía Internacional lleva años documentando casos de tortura en los interrogatorios de personas recluidas en régimen de incomunicación, muertes bajo custodia en circunstancias que indican que la causa fue la tortura, detenidos a los que se somete a coacciones para hacerlos “confesar” y juicios sin las debidas garantías, que en ocasiones acarrean pena de muerte.

Unos días antes de que comenzasen las protestas, Amnistía Internacional se puso en contacto con el gobierno iraquí sobre las decenas de casos denunciados de violaciones de derechos humanos de personas detenidas y presas. Sigue sin haber respuesta por parte del gobierno iraquí.

En un caso de 2012, según los informes, cuatro hombres fueron sometidos a tortura durante varias semanas mientras se encontraban recluidos en régimen de incomunicación en la Dirección General de Lucha contra la Delincuencia de Ramadi, provincia de Anbar, antes de su puesta en libertad en abril de 2012. Sus “confesiones” se emitieron luego por una televisión local.

Durante el juicio, estos hombres contaron al Tribunal Penal de Anbar que sus “confesiones” habían sido obtenidas bajo tortura. En el informe médico presentado al tribunal sobre las heridas que sufría uno de los hombres se indicaban hematomas y quemaduras que coincidían con su denuncia. 

“Por lo que sabemos, no hay noticias de que se haya abierto una investigación oficial sobre estas denuncias de tortura”, ha señalado Harrison.

“Es imprescindible que se lleven a cabo con carácter de urgencia las investigaciones sobre este caso —y las decenas de otros casos que hemos expuesto a las autoridades iraquíes—, en especial porque estos hombres han sido condenados a muerte.”

“Es necesario que quienes cometen abusos sepan que deberán afrontar las consecuencias de sus actos, y las víctimas tiene derecho a la verdad, la justicia y la reparación.”

Estos cuatro hombres fueron condenados a muerte el 3 de diciembre de 2012, al ser declarados culpables de delitos tipificados en la legislación antiterrorista de Irak.

Tema

Activistas 
Discriminación 
Libertad de expresión 

País

Irak 

Región

Oriente Medio y Norte de África 

Follow #iraq @amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

04 septiembre 2014

Amnistía Internacional lleva muchos años investigando y documentando el uso de la tortura en México. A continuación, ofrecemos algunos datos alarmantes:

Más »
03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »