Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

15 marzo 2013

Las mujeres hacen frente a la oleada de injusticia y violencia en Egipto

Las mujeres hacen frente a la oleada de injusticia y violencia en Egipto
A lo largo y ancho de Egipto las mujeres hacen frente a quienes cometen abusos contra los derechos humanos.

A lo largo y ancho de Egipto las mujeres hacen frente a quienes cometen abusos contra los derechos humanos.

© AFP/Getty Images


Lo más importante para las mujeres es el empoderamiento económico, sin lo cual no pueden escapar de relaciones o situaciones de maltrato. Están atrapadas. Este fue el principal obstáculo al que me enfrenté para dejar a mi esposo.
Fuente: 
Amina Agami, activista egipcia de derechos humanos

Cuando conoció a su esposo, Amina Agami jamás pensó que su hogar se convertiría en un lugar de pesadilla —ni que un día tendría que armarse de valor para abandonarlo—.

Pero hace más de un decenio, y tras años de abusos en el ámbito familiar, la egipcia Amina, que ahora tiene 42 años y es licenciada en letras, cogió a sus dos hijos pequeños y simplemente se fue.

Al poco de abandonar a su esposo, que la maltrataba, Amina se unió a organizaciones locales que trabajaban para poner fin a la violencia ejercida contra las mujeres y proteger los derechos de las trabajadoras del sexo y personas que padecían VIH/sida.

“Lo más importante para las mujeres es el empoderamiento económico, sin lo cual no pueden escapar de relaciones o situaciones de maltrato. Están atrapadas. Este fue el principal obstáculo al que me enfrenté para dejar a mi esposo”, ha asegurado.

Sin embargo, las autoridades egipcias no ven su labor con buenos ojos, y en enero de 2010 la detuvieron mientras entrevistaba a trabajadoras del sexo, la trasladaron a la comisaría de policía de la zona antigua de El Cairo, la desnudaron para registrarla y la mantuvieron toda la noche encerrada en una celda.

Hacer frente a los abusos
A pesar de los riesgos que conlleva, Amina sigue luchando para proteger los derechos de otras personas y está en la primera línea de la lucha por los derechos humanos en Egipto.

Pero no está sola.

A lo largo y ancho de Egipto, las mujeres hacen frente a quienes cometen abusos contra los derechos humanos, demuestran su solidaridad, alzan su voz o crean organizaciones para ayudar a las sobrevivientes de abusos.

Mary Daniel, por ejemplo, cuyo hermano Mena, y otros cristianos coptos, murieron en una protesta el 9 de octubre de 2011 en Maspero, El Cairo, es ahora una conocida activista que pide justicia para los familiares de quienes perdieron la vida durante las protestas.

Azza Hilal Ahmad Suleiman, a quien unos soldados fracturaron el cráneo en diciembre de 2011, actualmente hace campaña para que se haga justicia a las personas que murieron y resultaron heridas a manos de las fuerzas de seguridad egipcias durante la revuelta y posteriormente.

La veterana activista Engy Ghozlan decidió luchar contra la violencia sexual ejercida contra las mujeres mediante la creación de HarassMap, iniciativa a través de Internet que documenta incidentes de esta índole. Manal Tibe, que renunció a su escaño en la Asamblea Constituyente de Egipto porque no protegió los derechos humanos, trabaja para poner fin a los desalojos forzosos en asentamientos informales y promover el derecho a una vivienda adecuada.

Pero en vez de elogiar las inestimables contribuciones de estas mujeres, y otras como ellas, las autoridades egipcias han sido a menudo responsables directos de su represión.

Durante los últimos años, Amnistía Internacional ha documentado una constante de abusos contra las mujeres cometidos por el ejército y las fuerzas de seguridad, entre los que se incluyen la represión de las manifestantes y la violencia sexual —como las “pruebas de virginidad” forzosas—.

Las mujeres sufren también actos generalizados de acoso y violencia sexual en la calle, el lugar de trabajo y el hogar, una cuestión que volvió a estar de actualidad en los últimos meses debido a una serie de horribles agresiones de que fueron víctimas mujeres manifestantes en los alrededores de la Plaza Tahrir. Justamente esta semana la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos ha declarado a las autoridades egipcias responsables de no proteger a las mujeres manifestantes frente a la agresión sexual en relación con unos incidentes que tuvieron lugar en 2005 durante el régimen de Hosni Mubarak.

Ninguno de los responsables de estas agresiones ha comparecido ante la justicia.

El nivel de violencia sexual y por motivos de género es espantoso. Amnistía Internacional ha publicado una lista para combatir la violencia sexual y por motivos de género, y pide a las autoridades egipcias que aborden la violencia sexual y por motivos de género que impide que las mujeres exijan sus derechos humanos.

Indiferencia e inacción
Las autoridades egipcias han anunciado una serie de leyes e iniciativas para proteger a las mujeres, pero siguen sin ser implementadas.

La violencia en el ámbito familiar no está tipificada como delito, sino que se engloba en “agresión”. La violación conyugal tampoco aparece tipificada como delito en el Código Penal.

La nueva Constitución, adoptada en un referéndum celebrado a toda prisa el pasado mes de diciembre, no ha protegido los derechos de las mujeres.

El documento relega a las mujeres al papel de ama de casa y dependiente, y no prohíbe expresamente la discriminación de las mujeres. En cambio, es probable que las autoridades utilicen las disposiciones de la sharia para justificar la discriminación de la mujer.

Los intentos de las autoridades egipcias por abolir los derechos de las mujeres pueden observarse también en su participación en los órganos de la ONU, donde obstaculizan los avances en asuntos como los derechos sexuales y reproductivos y la lucha contra la discriminación por motivos de orientación sexual.

“Actualmente, los derechos de las mujeres en Egipto están amenazados. Más de dos años después de la ‘Revolución del 25 de enero’, las mujeres han sido apartadas por las autoridades de los puestos clave en la toma de decisiones, y siguen sufriendo discriminación en la legislación y en la práctica.”

“Las mujeres tienen menos derechos que los hombres en ámbitos como el matrimonio, el divorcio, la custodia de los hijos y las herencias, y la ley estipula que una mujer debe obedecer a su esposo”, ha señalado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

No obstante, las mujeres egipcias no esperan que las autoridades aborden la discriminación, la violencia sexual y el acoso.

“Dada la situación actual, no espero conseguir justicia individual por la muerte de Mena, pero seguiré luchando para obtener verdadera justicia para él, que sería que Egipto se convierta en el país más justo del mundo —una tierra sin pobreza, represión ni discriminación—”, ha manifestado Mary Daniel, mientras sigue buscando justicia para su hermano.

Tema

Activistas 
Women 

País

Egipto 

Región

Oriente Medio y Norte de África 

Ficha de documento

Egipto: Luchando por la justicia y los derechos humanos. Activistas egipcias cuentas su lucha

Descargar:


Documento disponible en:

Inglés
Árabe

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

27 noviembre 2014

Aquí tienes 15 datos sobre el proceso de restitución de tierras de Colombia.

Más »
10 octubre 2014

Países de todo el mundo siguen condenando a muerte o ejecutando a personas con discapacidad mental e intelectual, en una clara violación de las normas... Más »

09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »