Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

10 julio 2012

Primera condena de la CPI: 14 años de prisión para Lubanga Dyilo

Primera condena de la CPI: 14 años de prisión para Lubanga Dyilo
Lubanga fue detenido en 2006 por el reclutamiento forzoso de niños y niñas soldados.

Lubanga fue detenido en 2006 por el reclutamiento forzoso de niños y niñas soldados.

© REUTERS/Evert-Jan Daniels


Esta primera condena marca un hito. Transmite el siguiente mensaje al mundo: toda persona que reclute o use niños y niñas como soldados será juzgada y encarcelada.
Fuente: 
Michael Bochenek, director de Derecho Internacional y Política de Amnistía Internacional
Fecha: 
Mar, 10/07/2012

En la primera condena de su historia, la Corte Penal Internacional ha impuesto 14 años de prisión a Thomas Lubanga Dyilo por reclutar y usar a niños y niñas soldados en un conflicto armado. Éste es un momento histórico para la justicia internacional, ha afirmado Amnistía Internacional.

La condena tiene en cuenta que Lubanga lleva bajo custodia desde que fue detenido en 2006. En un principio, la fiscalía había pedido una condena de 30 años de cárcel.

“Esta primera condena marca un hito. Transmite el siguiente mensaje al mundo: toda persona que reclute o use niños y niñas como soldados será juzgada y encarcelada”, declaró Michael Bochenek, director de Derecho Internacional y Política de Amnistía Internacional.  

“La sentencia de hoy demuestra que la Corte Penal Internacional es plenamente operativa.”

Al decidir la acusación limitar los cargos a reclutamiento, alistamiento y uso de niños y niñas soldados, la Corte no ha considerado las denuncias de otros crímenes cometidos por las Fuerzas Patrióticas para la Liberación del Congo (FPLC) bajo el mando de Lubanga Dyilo –entre ellos delitos de violencia sexual– con lo cual posiblemente se esté negando a muchas más víctimas el derecho a recibir justicia y reparación.  

Sin embargo, la Corte sí añadió en marzo estos delitos a la orden de detención ya dictada contra uno de los adjuntos de Lubanga, Bosco Ntaganda, que actualmente lidera el grupo armado M23 en la provincia de Kivu Septentrional, en el este de la República Democrática del Congo.

“Es crucial que los acusados de los próximos juicios se enfrenten a la lista completa de cargos, y no a una reducida por conveniencia”, declaró Michael Bochenek.

La jueza que ha copresidido el tribunal junto con otros dos magistrados ha emitido una carta en la que expresa su opinión discrepante con la decisión mayoritaria que ha fundamentado la condena, pues alega que tal decisión no ha tenido en cuenta el alcance del daño que las víctimas y sus familiares han sufrido ni los castigos sexuales y extremamente violentos impuestos a los niños y niñas reclutados.  

El presidente del tribunal, Adrian Fulford, afirmó que, aunque los delitos eran efectivamente graves, la Corte había tomado en consideración el grado de cooperación que Lubanga había mostrado durante todo el juicio.

Lubanga fue detenido en marzo de 2006 por delitos que cometió entre 2002 y 2003, cuando reclutó por la fuerza a niños y niñas soldados para las FPLC. El inicio del juicio estaba previsto para 2007, pero al final comenzó en 2009, y la sentencia condenatoria se dictó en marzo de 2012.

Thomas Lubanga fue presuntamente el fundador y presidente de la Unión de Patriotas Congoleños (UPC) y comandante en jefe de su brazo armado, las FPLC. Este grupo armado participó en numerosos abusos contra los derechos humanos, como el secuestro y uso de niños y niñas soldados. Grupos armados congoleños y extranjeros siguen reclutando y usando a menores de edad en conflictos armados. Por su parte, el ejército nacional congoleño también ha utilizado a niños y niñas como soldados. Las fuerzas del M23 dirigidas por Bosco Ntaganda siguen reclutando por la fuerza a civiles, entre ellos menores de edad. En varias ocasiones, Amnistía Internacional ha tenido noticia de muertes de civiles que se negaron a ingresar en las filas del M23.

Ahora se iniciará el proceso de reparaciones a las víctimas de estos delitos. No obstante, como la sentencia sólo versa sobre un conjunto relativamente reducido de delitos, el número de víctimas con derecho a reparación es menor que si la lista de delitos hubiese sido más amplia. De hecho, el grupo de víctimas con derecho a reparación es tan sólo una pequeña parte de las personas que realmente sufrieron abusos.  

La fiscalía tampoco ha recuperado los activos vinculados a Lubanga para incluirlos en las indemnizaciones, por lo que la carga del pago de indemnizaciones recaerá en el “Fondo Fiduciario en beneficio de las Víctimas” de la Corte Penal Internacional y a los gobiernos de los Estados.  

En marzo, a raíz de la sentencia condenatoria de Lubanga, el Fondo Fiduciario aumentó su reserva de 158.000 libras esterlinas (200.000 euros) a 951.000 libras esterlinas (1,2 millones de euros) para delitos juzgados por la Corte, pero incluso con ese aumento será difícil hacer frente a las cuantiosas demandas de reparación, sobre todo porque los gobiernos nacionales han reducido sus contribuciones a fondos de esta índole debido a la crisis económica mundial.

Región

África 
África 

Tema

Conflictos armados 
Armed Groups 
Crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra 
Justicia internacional 
Organizaciones internacionales 
Juicios y sistemas judiciales 

País

República del Congo 

Campañas

Justicia internacional 

Follow #ICC @amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

22 agosto 2014

El día que Manuel Eliseo Gutiérrez murió a causa de un disparo de la policía durante una manifestación en la capital chilena la noche del 25 de agosto de 2011, nadie imaginó... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
25 julio 2014

Expertos de Amnistía Internacional responden a algunas cuestiones surgidas en torno al conflicto Israel/Gaza.

Más »