Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

15 junio 2012

Un año después, las mujeres saudíes siguen conquistando su libertad al volante

Un año después, las mujeres saudíes siguen conquistando su libertad al volante
En Arabia Saudí, decenas de valientes mujeres han desafiado la prohibición de conducir que pesa sobre ellas desde hace tiempo.

En Arabia Saudí, decenas de valientes mujeres han desafiado la prohibición de conducir que pesa sobre ellas desde hace tiempo.

© Particular


See video
El rey Abdulá debe conceder a las mujeres, de una vez por todas, los mismos privilegios para sentarse al volante que a los hombres, y garantizar que las autoridades nunca vuelven a detener y castigar a las mujeres sólo por estar tras el volante de un automóvil.
Fuente: 
Philip Luther, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional
Fecha: 
Vie, 15/06/2012

Un año después de que decenas de mujeres empezaran a arriesgarse a ser detenidas y castigadas por tomar las carreteras saudíes desafiando la prohibición de conducir que pesa sobre ellas desde hace tiempo, personas de todo el mundo siguen animándolas en su lucha.

Ante la nueva oleada de protestas prevista para el 17 de junio, Amnistía Internacional ha escrito al rey Abdulá, pidiéndole que anule esta prohibición.

Mientras tanto, en el último año, más de 20.000 simpatizantes de la organización en todo el mundo actuaron en solidaridad con las mujeres saudíes reclamando que se anulase la prohibición. Desde el 17 de junio de 2011, se viene convocando a las mujeres que tienen permisos de conducir internacionales que conduzcan por las carreteras del reino saudí; quienes se han atrevido a hacerlo se han enfrentado a la detención y a amenazas de castigos más duros.

“Resulta profundamente irónico que Arabia Saudí, un país que suministra petróleo a millones de conductores de países de todo el mundo, prohíba conducir a la mitad de su propia población”, ha declarado Philip Luther, director del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“El rey Abdulá debe conceder a las mujeres, de una vez por todas, los mismos privilegios para sentarse al volante que a los hombres, y garantizar que las autoridades nunca vuelven a detener y castigar a las mujeres sólo por estar tras el volante de un automóvil.”

Eliminar las barreras que impiden conducir a las mujeres en Arabia Saudí sería un importante paso para erosionar la profunda discriminación y las duras restricciones que impone este país a muchos aspectos de la vida cotidiana de la mujer. En Arabia Saudí, las mujeres tienen que obtener la autorización de un tutor varón para casarse, viajar, realizar un trabajo remunerado o cursar estudios superiores. Se cree que la violencia doméstica contra la mujer está muy extendida.

Organizadas en parte a través de la campaña online “Women2Drive” (Mujeres al Volante), las activistas que han participado en las protestas conduciendo en diversas partes de Arabia Saudí desde el pasado mes de junio lo hicieron solamente si tenían permisos de conducir expedidos en otros países. Varias mujeres fueron detenidas y obligadas a comprometerse por escrito a no volver a conducir. Algunas fueron juzgadas y una fue condenada a 10 latigazos en septiembre, aunque el castigo fue anulado finalmente en abril.

No era la primera vez que las mujeres se enfrentan a la discriminatoria prohibición de conducir. En 1990, un grupo de unas 40 mujeres organizaron un convoy por las calles de Riad, la capital, para desafiar la prohibición consuetudinaria en vigor hasta entonces. Pero en lugar de relajar la prohibición, su protesta hizo que la máxima autoridad religiosa del país dictara una fetua contra las mujeres conductoras y, desde entonces, el Ministerio del Interior prohibió formalmente conducir a las mujeres.

Amnistía Internacional cree que conceder a la mujer los mismos privilegios al volante que a los hombres sería coherente con las recientes reformas iniciadas por los dirigentes del país. En septiembre de 2011, el rey Abdulá anunció que las mujeres tendrían derecho a votar en las elecciones locales de 2015 y podrían ser nombradas miembros de su Consejo Consultivo.

Posteriormente, el Consejo Consultivo declaró que consideraría la cuestión de las mujeres conductoras si le fuera planteado, lo que desencadenó la presentación de informes tanto a favor como en contra de la eliminación de la prohibición.

“Hace demasiado tiempo que Arabia Saudí trata a las mujeres como a ciudadanos de segunda clase en muchos aspectos importantes de la vida, y el gobierno debe responder a este intento pacífico de igualar las condiciones con un debate nacional serio que propugne la inclusión y el respeto de los derechos humanos de la mujer”, afirmó Philip Luther.

“En todo el mundo hay activistas sentados en el asiento del pasajero, animando a las conductoras saudíes a la victoria.”


Visiten la galería de fotos de Amnistía Internacional enviada en solidaridad con las mujeres saudíes:

Tema

Activistas 
Women 

País

Arabia Saudí 

Región

Oriente Medio y Norte de África 

Campañas

No más violencia contra las mujeres 

Follow #Women2Drive @amnestyonline on twitter

Noticias

07 marzo 2014

La Corte Penal Internacional (CPI) ha declarado a Germain Katanga, líder rebelde de la República Democrática del Congo (RDC), culpable de participar en un despiadado ataque... Más »

01 abril 2014

Venezuela está arriesgando enfrentar una de las peores amenazas al Estado de derecho de las últimas décadas si las diversas fuerzas políticas no se comprometen a respetar los... Más »

14 diciembre 2013

Amnistía Internacional pide a las autoridades de Myanmar la liberación inmediata y sin condiciones del Dr. Tun Aung como parte de su campaña Escribe por los Derechos.

Más »
08 abril 2014

Cuando los niños y niñas romaníes de la ciudad de České Budějovice, en el sur de la República Checa, se despiertan asustados en mitad... Más »

28 marzo 2014

Osama Jamal Abdallah Mahdi, de 32 años y padre de dos hijos, lleva ya más de dos años condenado a muerte en Irak por un delito que afirma que no cometió. Ahora su tío es su ú... Más »