Austria

Human Rights in República de Austria

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Austria is now live »

Jefe del Estado Heinz Fischer
Jefe del gobierno Werner Faymann
(sustituyó a Alfred Gusenbauer en diciembre)

Pena de muerte abolicionista para todos los delitos
Población 8,4 millones
Esperanza de vida 79,4 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 6/5 por cada 1.000

No se registraron avances en la aplicación de salvaguardias contra la tortura y otros malos tratos con arreglo a lo establecido por los órganos de derechos humanos regionales e internacionales. Las autoridades no protegían los derechos de las personas migrantes y solicitantes de asilo.

Tortura y otros malos tratos

  • Al finalizar el año no se había indemnizado ni rehabilitado todavía a Bakary J., víctima de torturas. Tras un intento de expulsión el 7 de abril de 2006, Bakary J. había sido golpeado y sometido a un simulacro de ejecución. En septiembre de 2007, la autoridad disciplinaria encargada de examinar el correspondiente recurso de apelación redujo la cuantía de las multas impuestas originalmente a los cuatro agentes de policía juzgados por este delito, y éstos no fueron apartados de sus puestos. El 18 de septiembre de 2008, un tribunal administrativo decidió que la resolución adoptada por dicha autoridad disciplinaria era ilegal, pues no había tenido en cuenta debidamente la naturaleza «deliberada» y «brutal» del comportamiento de los agentes implicados en el caso.

Policía y fuerzas de seguridad

En febrero, como consecuencia de la preocupación suscitada al respecto, el Ministerio de Justicia suspendió el uso de dispositivos de energía conducida en las cárceles, pero ese mismo mes el Ministerio del Interior anunció que, tras un periodo de pruebas, la policía los utilizaría de forma habitual. En el decreto del Ministerio del Interior sobre el uso de estos dispositivos se los calificaba de inofensivos y no mortíferos y no se abordaban los peligros de su empleo abusivo.

  • El 8 de julio se detuvo en la comisaría de Böheimkirchen al solicitante de asilo checheno Ruslan A. con el propósito de expulsarlo a Polonia junto con su esposa y su hija por haber solicitado asilo en este país antes de su llegada a Austria. Ruslan A. temía que, si lo expulsaban a Polonia, podía correr peligro a manos de agentes de los servicios de información rusos activos en ese país. Sufría un profundo trauma y amenazaba con suicidarse si no le dejaban ver a su psicoterapeuta. Poco después, unos agentes de la policía especial con la cara tapada le dispararon con un dispositivo de energía conducida desde el exterior de su celda, y tuvo que ser trasladado a un hospital. El 28 de julio, el Tribunal de Asilo revocó la decisión de expulsarlo a Polonia junto con su familia y resolvió que Austria tenía que estudiar su solicitud de asilo.

Personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo

Las autoridades siguieron aprovechando algunas lagunas de la legislación y expulsaron a migrantes y solicitantes de asilo sin tener en cuenta debidamente sus vínculos familiares y sus vidas privadas.

En octubre, el Ministerio del Interior redujo de forma notable los fondos destinados al asesoramiento jurídico de los solicitantes de asilo, servicio que proporcionaban sólo algunas ONG.

Sistema de justicia

  • Los abogados de 10 activistas de los derechos de los animales indicaron que no se les había permitido consultar el sumario que necesitaban para impugnar de manera efectiva la orden de aplazamiento del juicio, aún pendiente, contra sus clientes. Los 10 activistas habían sido detenidos y recluidos el 21 de mayo, y acusados formalmente de pertenecer a una organización delictiva que tenía como objetivo atentar contra la propiedad. Los 10 continuaron recluidos hasta el 2 de septiembre, fecha en la que quedaron en libertad a la espera de ser juzgados.

Visitas de Amnistía Internacional

Delegados de Amnistía Internacional visitaron Austria en marzo, abril y mayo.

Cómo puedes ayudar