Azerbaiyán
Jefe del Estado
Ilham Aliyev
Jefe del gobierno
Artur Rasizade

El gobierno continuó intimidando y encarcelando a personas y grupos que lo criticaban. Se prohibieron las protestas pacíficas en el centro de la ciudad, y la policía las dispersó haciendo un uso excesivo de la fuerza. Se recibieron informes frecuentes de tortura, especialmente bajo custodia policial.

Presos de conciencia

Cuatro presos de conciencia quedaron en libertad el 26 de diciembre gracias a un indulto presidencial: los activistas Vidadi Isgandarov y Shahin Hasanli, detenidos en relación con las protestas de 2011, y Taleh Khasmammadov y Anar Bayramli, ambos condenados por cargos falsos en 2012. El defensor de los derechos humanos Taleh Khasmammadov fue condenado a cuatro años de cárcel por agredir presuntamente a unos agentes de policía en una comisaría poco después de haber publicado varios artículos en los que daba a entender que la policía local participaba en actividades de la delincuencia organizada. Anar Bayramli, periodista de Sahar, canal de televisión con patrocinio iraní y que emitía en azerí, fue detenido el 17 de febrero por posesión de drogas, poco después de deteriorarse las relaciones entre Azerbaiyán e Irán.

Arriba

Libertad de expresión

El gobierno persiguió a periodistas y defensores de los derechos humanos a causa de su trabajo, sometiéndolos a intimidaciones, hostigamiento y detención. En mayo, durante la celebración del Festival de Eurovisión en la capital, Bakú, las autoridades practicaron detenciones y formularon cargos falsos para reprimir las actividades y protestas.

  • El 7 de marzo, Khadija Ismayilova, conocida periodista de investigación de Radio Free Europe (Azadliq Radiosu), recibió una carta amenazante y con fotografías íntimas suyas; previamente habían entrado en su apartamento e instalado una cámara oculta en su habitación. En la carta la amenazaban con “avergonzarla” si no abandonaba su trabajo. Cuando Khadija Ismayilova denunció públicamente el intento de chantaje, se difundió en Internet un vídeo en el que aparecía manteniendo relaciones íntimas.
  • El 8 de abril, Ogtay Gulaliyev, defensor de los derechos humanos de la organización de la sociedad civil Kur, que trabajaba en cuestiones medioambientales, fue detenido por los cargos de vandalismo e “incitación a la violencia”. Quedó en libertad bajo fianza el 13 de junio; al concluir el año no había comenzado el juicio ni se habían retirado los cargos, que conllevaban una condena a tres años de cárcel. El 8 de junio, Ilham Amiraslanov, otro defensor de los derechos humanos de la organización de la sociedad civil Kur, fue detenido por los cargos de tenencia ilegal de un arma y municiones, que, según él, le habían colocado para inculparlo. El 12 de septiembre fue condenado a dos años de prisión tras un juicio injusto. Ogtay Gulaliyev e Ilham Amiraslanov habían ayudado a víctimas de las inundaciones y habían denunciado públicamente a las autoridades locales por malversación de fondos destinados a ayuda. La detención de Ilham Amiraslanov se llevó a cabo días después de una reunión que mantuvo con el ministro para Situaciones de Emergencia en relación con los problemas de las víctimas de las inundaciones.
  • El 18 de abril, varios periodistas fueron objeto de una agresión cuando intentaban filmar la demolición ilegal de casas a las afueras de Bakú. Entre ellos se encontraba Idrak Abbasov, que quedó inconsciente tras ser golpeado por policías y empleados públicos.
  • El 13 de junio se presentaron cargos falsos de vandalismo contra el activista en favor de la democracia Mehman Huseynov, aparentemente como represalia por su trabajo como periodista y sus actividades de campaña previas al Festival de Eurovisión. Quedó en libertad tras permanecer en prisión preventiva, pero seguía siendo objeto de investigación.
  • El 21 de junio, Hilal Mamedov, director del diario Tolyshi sado (“La voz de los talysh”), que se publicaba en una lengua minoritaria, fue detenido por cargos falsos relacionados con drogas. Al día siguiente, un tribunal de Bakú le impuso tres meses de prisión preventiva. El 3 de julio también se presentaron contra él cargos adicionales de traición e incitación al odio religioso y nacional. Al finalizar el año el caso aún no había llegado a los tribunales.
  • El 29 de septiembre, Zaur Gurbanli, activista de la campaña en favor de la democracia y presidente del movimiento juvenil de oposición Nida, fue encarcelado durante 15 días, tras haber publicado un artículo en el que criticaba el nepotismo del gobierno y la inclusión de un poema de la hija del presidente Aliyev como lectura obligatoria en el plan de estudios escolar.
Arriba

Libertad de asociación

Las ONG que defendían los derechos humanos y la democracia sufrieron presiones y hostigamiento y tuvieron dificultades para organizar reuniones y actuar con libertad, especialmente fuera de Bakú.

  • El 7 de febrero, el Centro de Recursos para el Desarrollo de la Democracia y las ONG, organización que llevaba a cabo sus actividades en la República Autónoma de Najicheván, y el Instituto para la Libertad y la Seguridad de los Periodistas recibieron una carta del Ministerio de Asuntos Exteriores en la que se les advertía de que no difundiesen “información incendiaria” en su sitio web Nakhchivan Human Rights and Mass Media Monitoring.
  • Aftandil Mammadov, coordinador de la delegación en Guba del Centro de Seguimiento de las Elecciones y Estudios sobre Democracia, denunció que lo habían citado en la comisaría local el 27 de julio y de nuevo el 27 de agosto y le habían advertido de que no organizase ningún tipo de actividad sin el conocimiento y el permiso de la policía local. Con anterioridad había denunciado que la policía lo seguía continuamente y le impedía organizar reuniones de grupos.
  • La delegación en Bakú de la ONG internacional Human Rights House seguía cerrada desde su clausura por las autoridades, el 7 de marzo de 2011, con el argumento de que no había cumplido los requisitos de inscripción en el registro.
Arriba

Libertad de reunión

Las protestas públicas en el centro de Bakú seguían estando prohibidas. En noviembre, una reforma del Código Penal aumentó la pena máxima para quienes organizasen protestas “no autorizadas” o “prohibidas” o participasen en ellas, que ahora podían ser condenados a tres años de prisión y al pago de una multa de 10.000 dólares estadounidenses.

La policía dispersaba a menudo las reuniones pacíficas haciendo un uso excesivo de la fuerza, y se hostigaba, golpeaba y detenía a quienes intentaban participar en concentraciones pacíficas.

  • En marzo y abril, la policía dispersó violentamente varias protestas pacíficas de grupos juveniles y activistas de la oposición, y golpeó y detuvo a algunos participantes. Los grupos juveniles habían solicitado autorización para celebrar una concentración pacífica en zonas destinadas oficialmente a manifestaciones, pero se les había denegado.
  • El 20 de octubre, la policía dispersó la concentración pacífica de unas 200 personas, que pedían la disolución del Parlamento a raíz de unas grabaciones en vídeo publicadas en Internet que revelaban el alcance de los sobornos y la corrupción política en él. En la protesta resultaron detenidas más de 100 personas, y 13 destacados activistas fueron encarcelados durante periodos que oscilaron entre 7 y 10 días por los cargos de “desobedecer órdenes de la policía” y asistir a una “protesta ilegal”.
  • El 17 de noviembre, el ex preso de conciencia Dayanat Babayev fue detenido por participar en una protesta en el centro de Bakú en la que se pedía la dimisión del presidente y la disolución del Parlamento. Babayev fue condenado a siete días de detención administrativa por presunta desobediencia a la policía. El 24 de noviembre, al finalizar su detención administrativa, se presentaron contra él cargos penales de vandalismo y volvieron a detenerlo como sospechoso en una causa penal. El 26 de noviembre, el tribunal de distrito de Nasimi dejó en libertad a Dayanat Babayev, pero no se retiraron los cargos en su contra.
Arriba

Tortura y otros malos tratos

Las denuncias de tortura y otros malos tratos seguían siendo generalizadas, y reinaba un clima de impunidad.

  • El 17 de marzo, los activistas Jamal Ali y Natig Kamilov denunciaron que habían sido golpeados y sometidos a otros malos tratos bajo custodia policial y posteriormente cuando estuvieron detenidos.
  • El 6 de marzo, los activistas Jabbar Savalan, Dayanat Babayev, Majid Marjanli y Abulfaz Gurbanly denunciaron que habían sido golpeados y sometidos a otros malos tratos mientras estuvieron detenidos, tras dispersar la policía otra protesta pacífica en el centro de Bakú y arrestar a 16 participantes.
  • Hilal Mamedov, director del periódico Tolyshi sado, denunció que había sufrido torturas bajo custodia policial después de ser detenido el 21 de junio. El fiscal del distrito de Nizami inició una investigación tras recibir pruebas fotográficas de las contusiones que Hilal Mamedov presentaba en los pies y los tobillos, pero al concluir el año no se habían publicado los resultados.
Arriba

Ir al apartado de países

África

La crisis que azotaba Malí con creciente crudeza en 2012 reflejaba muchos de los problemas firmemente arraigados de l ...

América

Las violaciones generalizadas de derechos humanos cometidas en el pasado y la falta de rendición de cuentas de sus r ...

Asia y Oceanía

En países de toda Asia y Oceanía, el simple acto de expresar públicamente la propia opinión, en la calle o ...

Europa y Asia Central

Las elecciones parlamentarias de Georgia fueron un raro ejemplo de transición democrática del poder en ...

Oriente Medio y Norte de África

Los levantamientos populares que se propagaron por el Norte de África y Oriente Medio desde ...

Amnistía Internacional en las redes sociales