Bélgica - Informe 2008 Amnistia Internacional

Human Rights in Reino de Bélgica

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Bélgica is now live »

Jefe del Estado : rey Alberto II
Jefe del gobierno : Guy Verhofstadt (primer ministro del gobierno provisional)
Pena de muerte : abolicionista para todos los delitos
PoblaciÓn : 10,5 millones
Esperanza de vida : 78,8 años
Mortalidad infantil (<5 años) (h/m) : 6/5 por cada 1.000

Continuaron las denuncias de malos tratos a manos de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. Una nueva ley establecía más restricciones sobre los derechos de las personas solicitantes de asilo. Por primera vez, un tribunal determinó la existencia de motivación racista en un caso de asesinato. En la causa contra siete personas declaradas culpables de delitos relacionados con el terrorismo se ordenó un nuevo juicio debido a la apariencia de parcialidad del juez. Bélgica pasó a ser el primer país en prohibir las armas con uranio empobrecido.

Información general

Aunque las elecciones nacionales se celebraron el 10 de junio, al concluir el año no se había formado un nuevo gobierno. El 23 de diciembre, el Parlamento dio su aprobación a un gobierno provisional presidido por Guy Verhofstadt.

Migración, solicitantes de asilo y personas refugiadas

En junio entró plenamente en vigor una nueva ley en materia de asilo que restringía aún más los derechos de los solicitantes. Los nuevos procedimientos se basaban en recursos por escrito que debían presentarse en un plazo de 15 días a partir de la decisión inicial. Como consecuencia, la necesidad de representación letrada especializada –algo que podía resultar difícil de obtener, especialmente si la persona solicitante estaba recluida en un centro de detención– ahora podía ser mayor para los solicitantes de asilo. La nueva ley, además, ampliaba los motivos por los que se podía mantener bajo custodia a los solicitantes de asilo.  

Salieron a la luz indicios de que personas con problemas de salud mental eran recluidas sistemáticamente en centros cerrados de detención para inmigrantes, donde cabía la posibilidad de que no tuvieran acceso a instalaciones y tratamientos psiquiátricos adecuados.

  • En junio, los miembros de una familia a los que se había denegado la solicitud de asilo fueron presuntamente maltratados por los agentes de policía que intentaban expulsarlos a Albania. Se renunció al intento de expulsión cuando otros pasajeros del vuelo protestaron por la actuación de los agentes. Posteriormente, los miembros de la familia obtuvieron la condición de refugiados en Bélgica. Se presentó una denuncia relacionada con los malos tratos ante la Comisión Permanente de Control de los Servicios de Policía. 
  • Una pareja iraquí obtuvo finalmente el asilo en Bélgica en septiembre, después de reiteradas detenciones en Bélgica y Grecia y expulsiones de ambos países. Llegaron por primera vez a Grecia en diciembre de 2004, donde sus solicitudes de asilo fueron rechazadas y se les ordenó que abandonaran el país sin posibilidad de recurrir la decisión. Viajaron entonces a Bélgica para reunirse con su hijo, que residía legalmente en el país, pero fueron detenidos a su llegada y enviados de nuevo a Grecia con el argumento de que ése era el Estado responsable del examen de sus solicitudes según el Reglamento «Dublín II» de la Unión Europea. En Grecia volvieron a ser detenidos y recibieron la orden de abandonar el país. Regresaron a Bélgica en febrero de 2007, y allí los detuvieron de nuevo antes de que finalmente se les reconociera la condición de refugiados.

Racismo

  • El 11 de octubre, Hans Van Themsche fue declarado culpable del doble asesinato de una mujer negra embarazada y una niña blanca que estaba a su cuidado, así como del intento de asesinato de una mujer de origen turco en mayo de 2006 en Amberes. Se le impuso la pena de cadena perpetua. El Centro para la Igualdad de Oportunidades y la Liga de Derechos Humanos se personaron en los procedimientos como parte civil. Era la primera vez que un tribunal determinaba la existencia de motivación racista en un caso de asesinato.

«Guerra contra el terror»

  • El 19 de abril, el Tribunal Supremo anuló las sentencias condenatorias dictadas en el proceso contra Bahar Kimyongür, Kaya Saz, Musa Asoglu, Sükriye Akar, Fehriye Erdal, Zerin Sari y Dursun Karatas, argumentando que la designación de cierto juez de primera instancia había suscitado sospechas de parcialidad en los procedimientos. En febrero de 2006 se había declarado a todas estas personas culpables de pertenecer o apoyar a una organización terrorista debido a su apoyo al grupo de oposición turco Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular (Devrimci Halk Kurtuluş Partisi/Cephesi, DHKP-C). Se ordenó la celebración de un nuevo juicio, que dio comienzo el 8 de noviembre ante el Tribunal de Apelación de Amberes. Al concluir el año todavía no se había dictado sentencia. 

Los representantes letrados de algunos acusados formularon denuncias en relación con el «régimen especial de detención» aplicado a algunas de las personas detenidas. Ciertos elementos de este sistema podían haber constituido violaciones de derechos humanos, como la excesiva frecuencia de los registros sin ropa, el hecho de que vendaran los ojos a Sükriye Akar durante su traslado al tribunal y los invasivos registros nocturnos llevados a cabo en las celdas de Kaya Saz, Musa Asoglu y Sükriye Akar. 

Comercio de armas

Tras la ley aprobada en 2006 para prohibir las municiones de racimo, el 11 de mayo el Parlamento votó por unanimidad a favor de un proyecto de ley para prohibir el uso, almacenamiento, venta, adquisición y tráfico de armamento y munición que contuviera uranio empobrecido o cualquier otro tipo de uranio de fabricación industrial. Estaba previsto que la ley entrase en vigor en junio de 2009.

Informe de Amnistía Internacional

Cómo puedes ayudar