Bélgica - Informe 2010 Amnistia Internacional

Human Rights in Reino de Bélgica

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Bélgica is now live »

Jefe del Estado
rey Alberto II
Jefe del gobierno
Yves Leterme (sustituyó a Herman Van Rompuy en noviembre)
Pena de muerte
abolicionista para todos los delitos
Población
10,6 millones
Esperanza de vida
79,5 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m)
6/5 por cada 1.000

Tras numerosas protestas públicas, se introdujeron medidas para que algunas personas migrantes en situación irregular pudieran regularizar su condición. La Defensoría del Pueblo Federal criticó las condiciones imperantes en los centros cerrados para migrantes y solicitantes de asilo y pidió su reforma. Un número elevado de solicitantes de asilo vivían en alojamientos inadecuados o no tenían dónde vivir. Bélgica concedió la residencia a un ex detenido de Guantánamo. Siguieron recibiéndose informes de malos tratos y uso excesivo de la fuerza por parte de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Personas refugiadas y solicitantes de asilo

La agencia del gobierno federal responsable de la recepción de solicitantes de asilo (Fedasil) fue censurada en varias ocasiones por tribunales administrativos por no proporcionar alojamiento a solicitantes de asilo. Según cifras de una ONG nacional, en octubre dormían en la calle más de 200 solicitantes de asilo, entre ellos familias con hijos e hijas menores de edad. Según cifras oficiales publicadas en septiembre, en un día cualquiera al menos 1.100 solicitantes de asilo estaban alojados en hoteles y albergues para personas sin techo debido a la falta de plazas de acogida oficiales.

El secretario de Estado de Integración Social anunció en octubre que antes de julio de 2010 se instalarían en los terrenos de los centros de acogida de la Fedasil módulos prefabricados o “contenedores” con capacidad para albergar a 700 solicitantes de asilo. También se anunció que en 2010 se habilitaría un presupuesto adicional de 16 millones de euros para proporcionar alojamiento a solicitantes de asilo.

Por primera vez en más de una década, Bélgica introdujo un programa de reasentamiento para refugiados. Un grupo de 47 refugiadas iraquíes que vivían en Jordania y Siria, algunas de ellas solas y otras acompañadas de sus hijos e hijas, llegó a Bélgica en septiembre.

Detención y reclusión arbitrarias

  • Según la información recibida por Amnistía Internacional, al menos una persona a la que le había sido denegado el asilo podía haber sido víctima de detención arbitraria tras cumplir una condena de prisión. Saber Mohammed, solicitante de asilo iraquí, había sido declarado culpable de delitos relacionados con el terrorismo por el Tribunal de Apelación de Bruselas en 2005. El 27 de octubre de 2007, inmediatamente después de cumplir su condena de prisión, había sido sometido a detención administrativa en espera de su expulsión a Irak. En noviembre de 2000 había presentado una solicitud de asilo, petición denegada en 2005. En noviembre de 2007 había presentado una segunda petición de asilo. En febrero de 2009, la Comisaría General para los Refugiados y Apátridas rechazó la solicitud. Saber Mohammed presentó un recurso de apelación ante el Consejo de lo Contencioso para Extranjeros contra la decisión denegatoria original. El Consejo rechazó el recurso al no reconocerle la condición de refugiado. Sin embargo, en su decisión, el Consejo observó que el solicitante correría riesgo de sufrir tortura y otras graves violaciones de derechos humanos en caso de ser devuelto a Irak. Saber Mohammed fue liberado de la detención administrativa el 5 de marzo de 2009, un día después de presentar su recurso; de inmediato quedó sujeto a una orden del Ministerio de Inmigración y Asilo que lo obligaba a residir en la comuna de Sint-Niklaas y a presentarse ante la policía dos veces al día. Al final del año, su petición de asilo estaba pendiente de la decisión del Consejo del Estado. Saber Mohammed interpuso una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por detención arbitraria y trato inhumano.

Derechos de las personas migrantes

En julio, el gobierno federal dictó una instrucción sobre los procedimientos mediante los cuales podrían regularizar su situación los migrantes que demostrasen su integración en Bélgica y hubiesen esperado su regularización durante un periodo prolongado. La introducción de esta medida estuvo precedida de numerosas protestas públicas, ocupaciones de inmuebles y huelgas de hambre protagonizadas por migrantes en situación irregular.

En julio, la Defensoría del Pueblo Federal publicó los resultados de su investigación sobre los centros cerrados para migrantes en situación irregular y personas a las que se había denegado el asilo. La Defensoría reafirmó que la detención destinada a controlar la migración debía usarse sólo como último recurso e hizo notar que este principio no siempre era respetado en Bélgica. También expresó preocupación por las condiciones de vida en los centros cerrados, destacó graves deficiencias en el sistema de gestión de denuncias individuales y pidió la introducción de servicios de asesoramiento letrado en estos centros. El comisario de derechos humanos del Consejo de Europa también hizo esta recomendación en un informe publicado en junio sobre la visita que realizó a Bélgica en 2008. Asimismo, el comisario instó a las autoridades belgas a que pusiesen fin de inmediato a la detención automática de solicitantes de asilo que presentasen su petición en la frontera y pidió que mejorasen las condiciones de los centros cerrados.

Seguridad y medidas antiterroristas

El 8 de octubre se trasladó a Bélgica a un ex detenido de Guantánamo. Las autoridades belgas confirmaron que el detenido liberado recibiría el estatuto de residente, lo que le permitiría obtener un permiso de trabajo.

Uso excesivo de la fuerza: policía y fuerzas de seguridad

Siguieron recibiéndose informes de malos tratos y uso excesivo de la fuerza por parte de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

  • En marzo, la familia de Ebenizer Sontsa –camerunés al que se había denegado el asilo y que se había suicidado después de un intento de expulsión en el aeropuerto de Bruselas en abril de 2008– presentó una denuncia por tortura y agresiones contra los agentes de policía sospechosos de haberlo maltratado durante el fallido intento de expulsión.

    Cómo puedes ayudar